Sociedad

Parir en tiempos de coronavirus: “mi hija tiene 10 días y no la conoce nadie”

Parir en tiempos de coronavirus: “mi hija tiene 10 días y no la conoce nadie”

Mamás tucumanas cuentan la experiencia de traer un bebé al mundo en medio de la cuarentena. Miedos, recomendaciones y la palabra de profesionales.

01 Abr 2020 Por Camila Carceller

Traer un bebé al mundo conlleva per se grandes incertidumbres para los papás. Es una experiencia distinta, en la que no importa si es el primer hijo, el segundo o el último de cuatro o cinco. Esas dudas, ya comunes, en este tiempo de aislamiento se acrecientan y hasta nacen nuevas producto de la misma desazón.

“Me costó el hecho de que no podamos tener a la familia cerca en el momento del parto, que estemos con mi pareja, los dos solos”, contó a LA GACETA María González Lelong, una tucumana que parió en la madrugada misma en que comenzó el aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno. Amelia, su bebé, nació por parto normal el viernes 20, a la 1.07.  

La mujer contó que si bien el parto no fue “tan traumático” porque recién empezaba la cuarentena, cumplir con las responsabilidades post parto les está costando: “tenemos miedo de sacar de casa a nuestra bebé pero hay que hacerle los estudios que a ella le corresponden. Los trámites con la obra social los estamos haciendo por teléfono, pero todavía nos faltan algunos papeles de ella”.

titulo

10 DÍAS. Amelia llegó al mundo el día que comenzó la cuarentena.

“Amelia tiene 10 días y no la conoce nadie”, dijo María al graficar lo que es nacer en medio de un aislamiento.

A una de las que sí las sorprendió el parto luego de días de cuarentena, fue a Adelaida Patriraca. Según recuerda, pasó al menos dos de los controles vehiculares dispuestos por el aislamiento, antes de llegar al sanatorio donde nació José Ignacio algunas horas después. 

"Si tenía algunos miedos, sobre todo cuando comenzó el aislamiento, pero de a poco me fui relajando y haciendo lo que debía hacer para cuidarme. Tanto en la transición como en el trabajo de parto, el acompañamiento de los profesionales de la salud y de mi familia fue crucial", dijo "Ade". 

El parto fue el sábado 28 de marzo a la mañana, un día antes de que el Presidente anunciase la extensión del aislamiento obligatorio. 

Una de las primeras medidas que tomaron los sanatorios, hospitales y centros de salud fue limitar el ingreso de gente a sus habitaciones, por lo tanto las mamás reciben a sus hijos solamente en compañía de los papás. Esa decisión les costó mucho a algunas familias, que tuvieron que modificar sus planes para adaptarse a la situación.

“Contábamos con que mi mamá -que es mayor de 70 años- nos acompañe, pero al final no va a ser posible. Mi mamá se bajoneó y todavía sigue buscando formas de estar presente en el momento, pero más allá de que las cosas no son como habíamos planeado y que traer a alguien al mundo bajo estas circunstancias es pura incertidumbre, confiamos en que será el mejor de los mundos posibles”, comentó Romina del Carmen, una tucumana que está cursando la semana 38 de su embarazo y dará a luz en poco tiempo.

titulo

SEMANA 38. Romina y su marido esperan a su bebé para los próximos días.

Según la profesora de filosofía, sus emociones fueron cambiando con el correr de los días y hoy se siente más tranquila con respecto al parto. “A lo largo de mi embarazo nos fuimos informando y preparando con mi marido. Se nos pasó por la cabeza tener al bebé en casa -antes del coronavirus-, pero con todo esto decidimos que lo mejor era el sanatorio. Al principio estaba escéptica con la enfermedad, creí que no iba a llegar nunca acá. Después pasó todo lo que pasó y entramos en cuarentena y creo que fue la decisión más acertada”, opinó.

Romina tendrá a su hijo en el sanatorio, por medio de un parto respetado en el que estará acompañada por la doctora Eugenia Longo) y su partera Inés Díaz.

El lado positivo

Pero en la cuarentena no todo es negativo. Estar solos en casa y aprovechando cada minuto de esa nueva vida es un privilegio que, en tiempos corrientes, estos papás no se podrían haber dado. “Es un beneficio enorme tener este tiempo los tres solos. Aprender a ser papás de esta forma, únicamente nosotros tres sin que nadie te dé consejos, se meta o te diga cómo tenés que hacer las cosas. Es todo nuevo, si te da mucho miedo, pero es buenísimo”, considera María.  

titulo

JUNTAS. Juli y Kali, en su casa.

"Las primeras semanas del bebe son duras, se presenta todo un nuevo sistema de vida. Es entrega pura. Yo trato de ver el lado positivo: con o sin la pandemia son semanas de conexión madre e hija", dijo Juliana Moreno, quien recibió a su hija Kali, a las 00.58 del 19 de marzo.

"Juli" también tuvo un parto respetado y estuvo acompañada por su mamá. Vive junto a la pequeña Kali y su familia en Yerba Buena: "la cuarentena la estamos haciendo con mis papás y hermanos. Ya tendremos tiempo para que los demás la conozcan". 

Traer una vida al mundo lo más rápido y con menos gente posible

Los centros de salud del país y del mundo limitaron de todas las formas posibles el ingreso de gente a sus instalaciones para estar libres ante cualquier contingencia. Eso quiere decir que solo las urgencias y cirugías programadas del carácter de los partos o de las intervenciones oncológicas, se llevan a cabo. Mientras tanto, lo demás debe esperar.

La Maternidad, por caso, dividió los accesos para que las pacientes con diferentes patologías, no se crucen entre sí. Además construyó un box de consultas en la entrada para filtrar las consultas antes del ingreso al edificio. Así lo comentó Daniel Amado, subdirector del hospital. 

titulo

EN FAMILIA. Aislamiento en casa con nueva integrante.

Amado aseguró que todavía no se presentó ninguna embarazada con síntomas de covid-19, y resaltó la importancia de extremar las medidas de higiene personal y de superficies en casa. "Es muy importante el lavado de manos y el uso de alcohol en gel, además de la desinfección de las superficies", explicó.

Armando Pérez de Nucci es obstetra y desde la declaración del aislamiento obligatorio tuvo solo dos cesáreas. “El sanatorio extremó medidas de protección tanto en el quirófano como fuera de él. Los partos pasaron de ser algo social a ser algo rápido”, dijo. Y agregó: “las mujeres pueden estar acompañadas por sus esposos únicamente. Ya no entra la familia y los amigos a conocer al bebé”.

El especialista comentó que para mantener las medidas de prevención y seguridad, optó por hacer internaciones más cortas. Esto quiere decir que, si todo está en orden y la mamá y el bebé se encuentran bien, en menos de 24 horas se van a casa. En la Maternidad aún no se implementó eso. Amado manifestó que la institución continúa cumpliendo con las 48 horas de internación para cesáreas. 

Pérez de Nucci limitó su atención en consultorio también. Ahora se comunica con sus pacientes a través del teléfono, por llamadas o videollamadas, y los visita personalmente en sus casas. “Yo puedo salir así que puedo revisarlos y ver que estén bien en sus propias casas. Los pacientes no pueden salir y tampoco es aconsejable que lo hagan”, expresó.

Recomendaciones para las mamás

“En el post parto las mujeres quedan con las defensas bajas por eso es muy importante, sobre todo en este momento, que se aíslen completamente”, dijo el cirujano.

Según el especialista, los recién nacidos no corren riesgo de contraer el virus pero sus madres sí. Por eso recomendó que extremen los cuidados personales y que no reciban visitas de nadie: “tienen que cuidarse mucho de los contactos externos”.

“El principal riesgo hoy, es la visita”, finalizó.

El subdirector de la Maternidad volvió a pedir que los pacientes extremen las medidas de higiene para evitar la circulación del virus en el hogar: "ventilar ambientes, usar alcohol en gel, limpiar bien las superficies y, obviamente, no fumar". 

Temas

Coronavirus
comentarios