“De la red vial, la 307 es la que más atención recibió” - LA GACETA Tucumán

“De la red vial, la 307 es la que más atención recibió”

Un ingeniero da pautas sobre cómo debe ser trazada una ruta de alta montaña. Prevención y posibles soluciones a un problema de larga data.

02 Feb 2020 Por Florencia Bringas
1

LA ANGOSTURA, AYER. Así lucía la 307 en el ingreso al valle ayer al mediodía; miles de personas subieron a pasar el fin de semana lejos de la ciudad.

Mucho calor y lluvias insistentes. Así es el verano tucumano, y esa característica condiciona gran parte de nuestras vidas. También genera efectos en las rutas, y quizás esa sea una de las razones por las que en la 307 se han producido sucesivos derrumbes que dejaron incomunicados a tafinistos, veraneantes y turistas. Expertos han analizado su trazado y diagnosticado sus problemas, pero la solución definitiva parece estar demasiado lejos para alcanzarla. En realidad ¿existe una solución definitiva?

El ingeniero civil Miguel Julián, con amplia experiencia en trazado de caminos y asesor de emprendimientos privados, ha escuchado hablar de la ruta que conduce a los Valles desde que era estudiante en la Facultad de Ciencias Exactas e Ingeniería de la UNT.

“En la materia Vías de Comunicación, nuestro profesor, Fernando Bach, la ponía como ejemplo, tanto en el país como en el mundo, de cómo los programas de inversión pueden mejorar una traza con el tiempo”, recuerda Julián durante una entrevista telefónica con LA GACETA.

- ¿Cómo se traza una ruta en los cerros?

- La traza de una ruta depende, en primer lugar, del tipo de la categoría: puede ser de alta montaña o de llanura. Las diferencias están en las pendientes y en las cantidades de tránsito medio anual que puedan  soportar. Esto último va a condicionar las pendientes y el ancho de las trochas. La 307 es de alta montaña, y está muy expuesta a los factores externos, que son altas temperaturas y las filtraciones fluviales. ¿Por qué menciono altas temperaturas? Porque tienen efectos sobre la roca: la dilatación y la contracción hacen que las fisuras se agranden y puedan producir derrumbes. No  sólo las filtraciones generan el 100% de los deslizamientos y los derrumbes en las rutas.

- ¿Cómo es la 307?

- Es de un gran desarrollo, son muchos kilómetros. Y cuando se diseña un tipo de ruta así, se plantea un plan de mejoras, para luego cambiar de traza, hacerla más rectilínea, con puentes para sortear quebradas o alcantarillas... Es que el dibujo planimétrico del camino va copiando las formas de las quebradas de la montaña. Pero con el tiempo podés ir cambiando la traza que copiaba la topografía haciéndola más segura y permitiendo mayor volumen de tráfico y que vehículos de mayor porte de vehículos pueden circularla.

- ¿Fue bien planteada?

- La 307 es nuestro mejor ejemplo de cómo se debe ir mejorando un camino de alta montaña. De entrada es económicamente impracticable plantearla totalmente segura, totalmente a prueba de derrumbes y a prueba de nuestro clima. Lo que debe hacer Vialidad Provincial es tener un plan preventivo; de hecho, lo tiene. Hay dos grandes campamentos y experimentados profesionales, los más fogueados, que trabajan allí permanentemente. Por último, el plan correctivos, de mejoras es muy importante, con proyectos, planes de inversión y análisis de cómo implementarlos.

- ¿Qué está pasando ahora con al ruta?

- Ningún ingeniero y ninguna ruta son infalibles. Pueden suceder situaciones aisladas mínimas o importantes, como en este caso, que -creo- amerita un estudio pormenorizado de ese sector. Resolver cuál puede ser la solución definitiva con un proyecto de Vialidad de la Provincia e implementarlo de la mejor manera. Hay que tomar como aprendizaje, como experiencia, esto que está pasando: es valioso saber cómo se está comportando la montaña en la extensión del camino.

- Justamente, ¿cómo se va comportando la montaña?

- Te diría que muy bien. Podés buscar sobrados ejemplos de caminos de alta montaña con grandes desplazamientos que no sucedieron acá.

- ¿Recibió la ruta el mantenimiento adecuado?

- En comparación con el resto de la red vial de la provincia, es a la que más atención se le dio. De todas formas, el mantenimiento vial va muy de la mano de la situación económica del país. Argentina tuvo muchos altibajos en los últimos años, lo que impactó directamente en el presupuesto de Tucumán para mejorar la red vial de la provincia en general y de la 307 en particular. Tengamos en cuenta que son obras muy caras.

- Mencionó cómo afectan el camino los factores naturales ¿El tránsito influye en su estado?

- Sacando de lado los picos de tránsito típicos de este momento del año, el diseño de la ruta tiene un elevado balance de tránsito. No es un problema eso, sino las situaciones climáticas que hay que atender.

- ¿Se pueden prevenir o advertir los derrumbes?

- Sí se pueden prevenir. Los desagües pluviales mayormente influyen en la durabilidad de una ruta. Pero en este caso fue un deslizamiento muy importante en un sector donde no hubo antecedentes previos (se refiere a la zona de Fin del Mundo). Quiero decir, puede suceder un desplazamiento de alguna ladera superior, fuera del alcance visual, que haya cambiado una quebrada y se haya focalizado en un sector de la ladera. Eso luego puede provocar un derrumbe. Pasa y es difícil advertirlo.

- ¿Hay alternativas a la 307 que sean viables?

- Técnicamente la Quebrada del Portugués es viable, pero económicamente es más viable invertir el presupuesto de la Quebrada en mejorar algo que ya tenemos. Sabemos cuáles son los puntos flojos de la 307 y podemos mejorarlos; y sabemos cómo se comporta la montaña. Soy más partidario de eso, de focalizar más la atención en  lo que tenemos, sobre la base de la experiencia que tenemos.

- ¿Cuáles son los puntos flojos?

- Son dos cuestiones compartidas. Primero, hay que analizar bien los planes de contingencia de Vialidad de la Provincia ante esta situación de corte del camino. El otro punto flojo se refiere  a los usuarios, los conductores de vehículos particulares y de gran tamaño, como camiones  y ómnibus: no disponen de la educación vial necesaria para transitar la ruta. No hablo de los turistas, que no tienen experiencia en la ruta de alta montaña. Los tucumanos no sabemos cómo comportarnos con los otros que van en la ruta. Hay muy poca campaña de educación vial en la provincia, y hay mucha menos información aún sobre la conducción en cerros. Es un punto muy flojo. Hay cuidados mínimos, como el uso de las luces bajas, no desgastar los frenos, cómo circular en caso de tormentas, o con nieve o con granizo...

Comentarios