La canasta alimentaria tucumana no promueve una dieta saludable, según una especialista - LA GACETA Tucumán

La canasta alimentaria tucumana no promueve una dieta saludable, según una especialista

27 Ene 2020
1

1. Calorías y edades

La Canasta Básica Alimentaria que propone el gobierno de Tucumán no sería consecuente con una alimentación saludable. Así lo afirmó la nutricionista Pamela Peyrel

“Si bien posee las calorías necesarias, entendidas como la energía que una persona necesita por día, su composición nutricional no sería la adecuada para una población como la de nuestra provincia, que registra un porcentaje cada vez más alto de obesidad y sobrepeso así como patologías asociadas al consumo inadecuado de alimentos”, sostuvo Peyrel.

La especialista explicó que para calcular la canasta alimentaria, la Dirección de Estadísticas toma el listado elaborado por el Ministerio de Salud (Siprosa) para un adulto varón de 25 a 60 años, y luego disminuye la cantidad de calorías según sean mujeres o niños, lo cual es correcto en términos calóricos pero no en los alimentos que componen esa ingesta. “Aunque la cantidad de calorías esté bien, no se puede pretender que lo que consuma un niño sea lo mismo que un adulto, pero en menos cantidades”, afirmó la nutricionista, miembro del Centro Regional de Obesidad (CREO).

2. Pocas frutas y verduras

Peyrel puntualiza que, de acuerdo con las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA), elaboradas por el Ministerio de Salud de la Nación, deberían consumirse al menos cinco porciones de frutas y de verduras por día. En cambio, la profesional encontró que con los 4,5 kilos de fruta y los 5 kilos de verdura mensuales de la Canasta Básica Alimentaria de Tucumán, se puede cubrir una tan sólo una ración de verduras y una de frutas diariamente.

La nutricionista resaltó la importancia de incluir hortalizas y mayor cantidad de frutas en una dieta, ya que estos alimentos aportan altos niveles de fibra y ayudan a prevenir el sobrepeso y el cáncer de colon, y disminuyen el colesterol, entre otras patologías.

Complementariamente, Peyrel también encontró que la canasta alimentaria local establece cantidades que representan un 40% menos de la ingesta diaria de frutas y verduras que la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

3. Harinas de más

La Canasta Básica Alimentaria tucumana incluye más de 13 kilos de harinas, que aportan sobre todo hidratos de carbono. Esa gran cantidad de pastas, galletas y pan supera en un 12% los hidratos necesarios, según los cálculos de Peyrel.

”Son alimentos más baratos, pero altamente calóricos. Cuando se consumen por encima de lo recomendado, generan sobrepeso y obesidad”, recalcó.

La cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo reveló que el exceso de peso en la población adulta aumentó del 49% al 61,6% entre 2005 y 2018; y que el 30% de los niños en nuestro país son obesos. Quién se refirió a la cuestión recientemente fue el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo. “No me extrañaría que todos los chicos en la Argentina y en Tucumán que no han tenido la oportunidad de comer bien vayan a ser chicos más petisitos y más gorditos”, aseveró. Basándose en ese diagnóstico, Peyrel entiende que la canasta alimentaria tucumana no aporta a reducir la problemática expuesta por el ministro.

4. Lácteos y de carnes

Luego de analizar la selección de carnes que contiene el listado elaborado por el Ministerio de Salud provincial, la nutricionista concluyó que las proteínas que esos cortes aportan son altas en grasas. Reparó, a la vez, en que hay una baja cantidad de carnes blancas: menos de 80 gramos por día. “Para que se entienda: la porción de carnes blancas es equivalente a un bife muy pequeño”, graficó Peyrel.

La especialista observó lo mismo respecto de los lácteos. “Se deben incluir por lo menos tres porciones de lácteos al día, pero la canasta (de Tucumán) sólo cubre un vaso de leche por día, cinco porciones de queso por mes y tan sólo dos porciones de yogurt en 30 días” consignó. Como ya precisó LA GACETA en informes anteriores, la Canasta Básica Alimentaria local incluye tres litros de leche fluida, 310 gramos de queso y 465 centímetros cúbicos de yogurt mensuales.

5. Contradicciones

“¿Por qué no agregar más legumbres?”, se pregunta Peyrel. “La canasta incluye una escasa cantidad de lentejas, cuando en Argentina somos productores de gran variedad de porotos y de legumbres. Se deberían promover los beneficios y su consumo”, reflexionó la nutricionista.

La especialista resaltó que otro mensaje de las Guías Alimentarias para la Población Argentina es cocinar sin sal y eliminar el salero de la mesa, mientras que en la canasta básica se incluye a la sal en el listado. Peyrel destacó que disminuir el consumo de sal previene la hipertensión, enfermedades cardiovasculares y renales. “Resulta contradictorio que desde una institución como el Ministerio de Salud, que lleva adelante programas para prevención de la diabetes, la obesidad, y el plan ‘Menos sal, más vida’, se elabore un listado de alimentos como el de la canasta básica”, concluyó.

Comentarios