!-- /1418175/lgt_nota_topbanner -->

Aconsejan el uso del refugio estructurado para retrasar la resistencia del “Cogollero” al maíz BT

En la Argentina detectaron casos en que el S. Frugiperda aguanta la toxina Cry1F.

28 Dic 2019

El cogollero del maíz, Spodoptera frugiperda (Smith) (Lep.: Noctuidae) es la plaga más importante de este cultivo en diferentes países de la región neotropical. Ataca con niveles de densidad variables, pero siempre poniendo en riesgo la productividad. Actualmente, la herramienta principal para su control es el uso de híbridos de maíz genéticamente modificados, que expresan proteínas insecticidas de Bacillus thuringiensis (BT). Sin embargo, la resistencia de esta especie a la toxina Cry1F en maíz ya fue detectada en la Argentina, Puerto Rico, EEUU y Brasil.

Las estrategias para extender la durabilidad de los cultivos BT deben ser una prioridad. El uso de un refugio estructurado -un bloque de 10% de maíz no BT sembrado con 90% de maíz BT- se considera la estrategia más eficiente. El refugio permite la generación de individuos susceptibles, cuyo objetivo es el de retrasar la ocurrencia de la resistencia de S. frugiperda al maíz BT.

Mediante estudios, el equipo de trabajo liderado por Gabriela Murúa (Itanoa-Eeaoc-Conicet), detectó diferencias entre poblaciones de S. frugiperda resistentes a Cry1F cuando se criaron en maíces BT. Todas las larvas recolectadas en los diferentes híbridos BT presentaron alelos de resistencia a Cry1F; y cuando fueron alimentadas con estos híbridos, cerca de la mitad pudo completar su desarrollo y generar una descendencia fértil.

Por otro lado, cuando la población resistente fue comparada con una susceptible, que nunca tuvo contacto con maíz BT, se observaron efectos negativos en los parámetros biológicos y reproductivos. La población susceptible tuvo un ciclo de vida más corto en comparación a las resistentes, porque la duración del estado larval fue más larga. Este retraso en el desarrollo de las larvas provocará una aparición asincrónica de los adultos de las poblaciones susceptibles y resistentes.

IMPORTANCIA. El maíz es un eslabón clave en el sistema productivo de granos del Noroeste Argentino.

Según los datos obtenidos, los adultos susceptibles emergieron 13 a 23 días antes que los de las poblaciones resistentes. Por lo tanto, si esta situación se desarrollara en el campo, en condiciones naturales, los adultos susceptibles probablemente no se encontrarían ni se aparearían con los adultos emergentes de las poblaciones resistentes. Este comportamiento afectaría el apareamiento aleatorio entre los adultos que emergen de un cultivo BT y del refugio.

Los resultados obtenidos por el grupo, apoyan la existencia de alelos de resistencia a Cry1F en poblaciones de campo de S. frugiperda en la Argentina, mostrando que la proteína Cry1F puede tener una eficacia reducida en el país.

El trabajo completo puede ser consultado en Journal of Insect Science, doi: 10.1093/jisesa/iez110.

Importancia del Maíz

En la región NOA, el maíz es un eslabon fundamental en la rotacion de cultivos. Este sistema consiste en la alternancia de diferentes cultivos en el tiempo y en el espacio; es decir, cambiar diferentes especies vegetales en un mismo lote a través de los años.

La rotación permite cultivar diferentes especies a la vez, en distintos lotes de un establecimiento productivo, durante la misma campaña. La rotación de cultivos en la producción de granos del NOA resulta vital, ya que su adecuada aplicación otorga ventajas agronómicas muy importantes e interesantes.

Los beneficios que provocan al suelo tienen que ver con mejoras en la fertilidad física y química de estos, con la provisión de una adecuada cobertura de rastrojos, y con la disminución de plagas, de enfermedades y de malezas, entre otros.

En nuestra región y en nuestra provincia existen diversos ejemplos, como la rotación de soja con maíz u otra gramínea en verano, o la de trigo y garbanzo, en el invierno.

Además, la rotación de cultivos presenta ventajas desde el punto de vista empresarial. El sólo hecho de incorporar otros cultivos permite al productor diversificar riesgos productivos y económicos, ya que las condiciones ambientales pueden tener diferente impacto en los distintos cultivos integrantes de la rotación.

Por todo ello resulta importante que en el NOA se sostenga y se impulse un mayor uso de este sistema de cultivo, para mejorar la producción, algo que se va logrando año tras año. A modo de ejemplo, el cultivo de maíz va en aumento permanente al conocer sus buenos resultados como eslabón fundamental en la rotación.

Comentarios