Alberto: “¡Volvimos, y vamos a ser mejores!” - LA GACETA Tucumán

Alberto: “¡Volvimos, y vamos a ser mejores!”

Recibió la banda presidencial de su antecesor. Le tomó juramento a su equipo y, con Cristina, brindó un discurso de cierre en Plaza de Mayo.

11 Dic 2019
1

EN LA PLAZA. Alberto y Cristina cerraron la noche hablándoles a una multitud. REUTERS

Ya había anochecido. Cristina Fernández de Kirchner, su compañera de fórmula, le había cedido la palabra para cerrar la extensa jornada de eventos protocolares y políticos. Ante la multitud, tras la “Fiesta Popular” en la Plaza de Mayo, el flamante presidente de la Nación, Alberto Ángel Fernández, estaba dando el último discurso del día. Casi al pasar, deslizaba algunas críticas sobre las políticas aplicadas en la gestión de su antecesor, Mauricio Macri. De pronto, un sector del público comenzó a cantar las típicas estrofas en contra del líder del PRO. “¡No! Todo eso ya pasó”, los cortó en seco Alberto. Y agregó: “lo importante es que, en esta plaza, ya está Cristina, estoy yo, y estamos todos decididos a poner a la Argentina de pie”.

La escena, aunque breve, estuvo en línea con uno de los ejes centrales del mensaje de asunción de Fernández: el llamado a dejar atrás la “grieta” y la convocatoria a todos los sectores para lograr el progreso de la Nación.

En el Congreso

Alberto juró cerca del mediodía, ante la Asamblea Legislativa reunida en el recinto de Diputados. Con la permanente compañía de la vicepresidenta, recibió los atributos de manos de Macri, a quien -a diferencia de Cristina- saludó con un cálido abrazo.

Sin tucumanos en los lugares protagónicos -sólo el gobernador Juan Manzur estuvo entre los invitados especiales en el Congreso, junto a otros mandatarios provinciales aliados al Frente de Todos-, Fernández formalizó su asunción como el séptimo jefe de Estado electo desde el regreso a la democracia. En su discurso inicial, llamó a la unidad de los argentinos, mencionó un plan integral para combatir el hambre y el desempleo y anunció una “reforma integral” del Poder Judicial, entre otras medidas.

Cuando salió del Congreso, la “Fiesta Popular” comenzaba. Miles de militantes, organizaciones sociales, gremiales y partidarias se acercaron a los festejos, en un día que registró más de 39°.

De la jura al escenario

A las 17.40, Fernández les tomó juramento a 26 funcionarios de su gabinete. Como a lo largo de toda la jornada, Cristina estuvo con él. Sonriente, incluso haciendo bromas a algunos de sus ministros, Alberto efectivizó de esta manera sus primeros decretos como jefe de Estado nacional.

A las 20.10, el Presidente y la vicepresidenta subieron al escenario montado en la Plaza de Mayo. “Fueron cuatro años muy duros”, dijo Cristina, en primer turno. Tras remarcar que hubo una “persecución” contra un sector de la dirigencia -entre la que se incluyó-, le aconsejó a Alberto que “tenga fe en el pueblo”.

El flamante jefe de Estado cerró la jornada. Recordó con nostalgia a Néstor Kirchner, y agradeció habérselo “cruzado”, al igual que a Cristina. Llamó a “ponerle fin al hambre”. Insistió en sus críticas al Poder Judicial. Y reivindicó la unidad en el peronismo. Por último, recordó cuando, desde el macrismo, les decían que “no vuelven más”. “¡Esta noche volvimos, y vamos a ser mejores!”, cerró Alberto.

En el salón del Bicentenario

De buen ánimo, en el Salón Bicentenario de la Casa Rosada, el presidente les tomó juramento a 26 de los integrantes de su gabinete. Escoltado por la vicepresidenta Cristina Fernández, el jefe de Estado ingresó al auditorio a las 17.30, en medio de cánticos y de una multitud. Tras la lectura del acta labrada por Vanina Leila Capurro, de la Escribanía General de la Nación, Fernández fue recibiendo a sus ministros y secretarios de Estado. ¿Los más aplaudidos? Según se percibió en la transmisión, el ranking estuvo peleado entre Eduardo De Pedro, Ginés González García y Felipe Solá.

Comentarios