“Triunfó la justicia sobre las mentiras y las difamaciones”, dijo Milani tras ser absuelto

El ex jefe del Ejército celebró la decisión adoptada, por unanimidad, por el Tribunal Federal Oral respecto del caso Ledo. En tanto, el ex capitán Esteban Sanguinetti fue condenado a cumplir 14 años de prisión (lo hará en su domicilio).

30 Nov 2019 Por Martín Soto
1

SATISFACCIÓN. El ex jefe del Ejército César Milani celebró con un abrazo con el defensor público, Adolfo Bertini. la gaceta / foto de hector peralta

De un lado de la sala, aplausos, abrazos, sonrisas y gritos y llanto de felicidad; del otro, bronca, desazón, cánticos de desaprobación e insultos. El Tribunal Oral Federal (TOF), por unanimidad, decidió ayer absolver a César Milani y condenar a 14 años de prisión a Esteban Sanguinetti, en el juicio que se desarrolló en Tucumán por la desaparición en Monteros del soldado conscripto Alberto Ledo, en 1976.

El fallo de los camaristas federales Gabriel Casas (presidente), Carlos Enrique Jiménez Montilla y Enrique Lilljedahl golpeó con fuerza al sector más numeroso de la sala, donde se encontraban parientes de la víctima, allegados y representantes políticos y de organizaciones de derechos humanos. Graciela Ledo, hermana del soldado riojano, escuchó la sentencia con la mirada desolada mientras sostenía un afiche con la imagen de su madre, Marcela Antonia Brizuela de Ledo, junto a un retrato de su hermano.

Luego de escuchar el veredicto, Milani se puso de pie y abandonó el banquillo que lo tuvo como acusado durante un mes y medio. Con una enorme sonrisa dibujada en su rostro, se abrazó en primera instancia con el abogado público Adolfo Bertini, quien estuvo a cargo de su defensa; luego Vanessa Lucero, representante de Sanguinetti (el condenado siguió la audiencia final desde Buenos Aires, vía videoconferencia); y finalmente con sus hijos.

“¡Triunfó la justicia sobre las mentiras, las calumnias, las difamaciones que se han plantado en La Rioja, acá y sobre todas las causas armadas que me han hecho por ser jefe del Ejército del Gobierno anterior!”, expresó Milani en rueda de prensa mientras, algunos de los asistentes manifestaban su disconformidad con cánticos e insultos. Antes de abandonar la sala de audiencias, el teniente general retirado insistió con que la imputación se trató de una operación política en su contra.

Este es el segundo juicio por delitos de Lesa Humanidad en el que Milani resulta absuelto, el anterior tuvo lugar en La Rioja por el secuestro y las torturas sufridas por Pedro Olivera y su hijo Ramón, durante la última dictadura militar

Puertas afueras del tribunal, la lectura del veredicto fue seguida por militantes de organizaciones sociales, representantes de partidos políticos y de derechos humanos, que repudiaron la absolución del ex jefe del Ejército.

Un pedido que no fue

Milani se retiró de los tribunales unos 45 minutos después de la lectura del veredicto. Se subió caminando a una camioneta que se estacionó en el acceso del estacionamiento, junto a sus hijos y su nieta. Algunos manifestantes lanzaron insultos mientras se alejaba, pero no hubo incidentes.

El ex jefe del Ejército del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner llegó a este juicio acusado de cometer los delitos de encubrimiento y falsificación ideológica del instrumento público. Se lo acusaba de haber confeccionado y firmado un acta sobre la presunta “deserción” del soldado Ledo, quien fue visto por última vez en la noche del 17 de junio de 1976 en un campamento militar de Monteros.

Las abogadas querellantes Adriana Mercado Luna y Viviana Reinoso, como los representantes de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y los fiscales federales Pablo Camuña y Agustín Chit habían solicitado una pena de seis años de prisión.

Voto en disidencia

El principal acusado por la desaparición del soldado riojano, el ex capitán Sanguinetti, fue condenado a 14 años de prisión domiciliaria (con voto en disidencia del magistrado Lilljedahl) por ser responsable de los delitos de la privación ilegítima de la libertad y el homicidio agravado de Ledo. Durante los alegatos, las querellas habían pedido al TOF la prisión perpetua.

El secretario de Cámara, Mariano García Zavalía, informó en la sala que la lectura de los fundamentos de la sentencia se realizará el 5 de diciembre a las 18.

Sanguinetti, de casi 78 años, tenía a cargo el Batallón de Ingenieros de Construcción 141 de La Rioja, donde revistaba el conscripto, mientras Milani era subteniente de ese cuerpo.

Alegatos

Durante la mañana, al pedir la condena, Camuña había apuntado contra ambos imputados. Había argumentado que Ledo era un “blanco predilecto y esencial” para el Estado terrorista debido a su activa participación política y sindical. “Todo el entorno de Ledo fue perseguido y exterminado. Salvo por su familia, que también fue perseguida, todos fueron perseguidos y eliminados, tanto en el ámbito de militancia de La Rioja y de Tucumán”, había expresado.

Ledo nació en La Rioja, era estudiante de la carrera de Historia y militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Tenía 20 años cuando desapareció en la ciudad de Monteros.

Comentarios