Terraplanistas tucumanos: quiénes son los defensores de estas insólitas teorías

Se trata de un movimiento que sostiene que la Tierra es plana. Afirman que la gravedad es una mentira y creen que estamos rodeados de conspiraciones que buscan engañarnos.

22 Nov 2019

Vivimos en una tierra plana, pero circular, rodeada por una gran muralla de hielo que vendría a ser la Antártida. La NASA nos miente, es un engaño y publica videos con errores tan ridículos que cualquier ojo no entrenado puede notarlos. Tampoco hay fotos de satélites, sino imágenes hechas por computadoras. La gravedad no existe, no ha sido comprobada, es una justificación para respaldar el modelo heliocéntrico (que sitúa al Sol en el centro del Sistema Solar, y a los planetas que giran a su alrededor). Hay un complot mundial.

Esos son algunos de los argumentos de los terraplanistas. Se trata de un movimiento -nada nuevo, por cierto, aunque en los últimos años tomó más notoriedad gracias a internet- que respaldan la idea de que la Tierra es como un disco plano. Sus teorías, ideas y planteos son refutados por los científicos (ver “No es teoría científica..”)

En Tucumán hay quienes se sumaron a estas filas de negadores. Uno de ellos es Gerónimo González, de 27 años, que empezó a interesarse en el tema hace algunos años, cuando sintió dudas sobre la veracidad de los videos y las fotos del espacio que proporciona la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos).

“Entonces me preguntaron: ¿sos terraplanista? No los conocía. Yo sólo estaba convencido del fraude del espacio exterior. Y me puse a investigar. Había una movida armada, con polémica, y justo en un discurso estaba Barack Obama hablando sobre el tema”, contó González, en una entrevista hecha por Vibrá, el equipo de redes de LA GACETA.

Según las llamativas teorías en las que cree este joven instructor de calistenia, la tierra plana está limitada por la ionósfera, que no puede ser atravesada; la Antártida constituye un anillo externo que rodea el plano y que tampoco se puede atravesar. Los terraplanistas creen que las temperaturas son extremadamente bajas y que hasta el combustible de los aviones se puede congelar.

Esa gran muralla de hielo -agregó González-, está custodiada por bases militares y es muy difícil que una persona común y corriente pueda ingresar a la zona. “Para abajo tenemos la tierra y la máxima profundidad que se llegó a excavar son 12 kilómetros. También está la fosa de las Marianas (en el océano Pacífico) que tiene una profundidad de 11.000 metros. Pero no se sabe de alguna exploración ocurrida allí abajo”, sostuvo el joven tucumano.

Si todo esto que plantea González ya suena extraño, las opiniones de los terraplanistas sobre la gravedad sorprenden aún más. El instructor de calistenia sostiene que es una mentira y que su finalidad es desinformar. Lo que existe -según él- es una fuerza o algo que nos atrae hacia abajo y que, aparentemente, es nuestro propio peso.

“Todas las teorías de la gravedad no son más que eso, teorías y no están comprobadas. Lo que dicen Henry Cavendish (fue un físico y químico británico) o Isaac Newton (que formuló la Ley de Gravitación Universal y se lo considera el padre de la física moderna) nos generan dudas hasta matemáticas”, detalló.

Pero si la tierra fuera plana, ¿cómo se puede explicar que no se caiga el agua o que se pueda dar una vuelta al mundo en barco? Con respecto al primer interrogante, González opinó que el agua no puede estar adherida sobre la superficie de una esfera. Sobre la vuelta al mundo, ellos creen que, en realidad, se da la vuelta en círculo alrededor del plano.

La rotación

Facundo Almazán, de 31 años, dice que se replanteó lo que sabía sobre el espacio con unas fotos que hizo de un ocaso una compañera de la carrera de Arquitectura de la UNT. No entendía cómo el Sol podía iluminar los costados de las nubes que lo rodeaban. “Entonces pensé: ¿pero que no era que el Sol era una estrella superultragigante ubicada a miles de kilómetros de la Tierra? Quizás fue un efecto. Pero busqué en internet y encontré muchas fotos que mostraban lo mismo. En esa búsqueda encontré mucha gente que, sin ser terraplanista, criticaba el modelo heliocéntrico. Inclusive, algunas eran del ambiente científico”, relató este tatuador tucumano.

Al igual que González, Almazán asegura que la NASA muestra cosas que son falsas. Agrega que, a su entender, las imágenes están hechas con pantallas verdes o azules, y luego trabajadas con computadoras; que la gravedad es una mentira cuestionada, según él, hasta por científicos. Lo mismo dice sobre la rotación de la Tierra: “¿cómo te pueden decir que rotás a 1.700 kilómetros por hora y no sólo no lo sentís, sino que vos prendés fuego y el humo sube y no se mueve? Giramos de este a oeste y, sin embargo, vos andando de oeste a este deberías ir más lento”. Y las brújulas -teorizó- comprueban que no hay un sur: siempre marcan el norte.

“Te dicen muchas cosas del Polo Sur que nadie comprueba. Sin embargo, ese muro de hielo que le da la vuelta a todo lo que conocemos es más real. Se puede ver este mapa en el mismo logo de la ONU. Es muy similar al mapa que se plantea en el terraplanismo”, añadió.

Por último, expresó: “no me crean a mí. No le crean a uno que sube videos a YouTube. Simplemente hagan investigación propia y personal. Si tenés una mínima duda de esto, investigá. Te vas a dar cuenta de que hay muchas cosas que no cuadran”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios