Después del choque mortal, uno de los jóvenes le pidió a una vecina que pusiera música

Un hombre manejaba una moto por Delfín Gallo al 1.300 y murió tras ser embestido por otra moto en la que viajaban dos jóvenes.

15 Nov 2019 Por Julio Marengo

A las 6 de la mañana, una explosión arrancó del sueño a los vecinos de Delfín Gallo al 1.300. Lourdes Manfredi miró por la ventana de su cuarto, que da a la calle, y no vio nada. Intentó volver a dormirse. Pero a los pocos minutos, volvió el sobresalto. "¡Alguien llame una ambulancia!"

"Ahí comenzaron a salir los vecinos. Fue tan fuerte la explosión que vinieron desde las otras calles a ver qué pasaba", cuenta Lourdes.

Al frente de su casa está uno de los paredones de la cárcel, la espalda del penal de Villa Urquiza. Es lo primero que ve cada vez que sale de su vivienda. Pero esta mañana la escena era otra: en la porción de césped junto al paredón, dos jóvenes se tambaleaban, se caían y volvían a levantarse. Uno de ellos estaba irreconocible, con la cara ensangrentada, según describe la joven.

José Luis Masa falleció tendido en el suelo luego de perder una importante cantidad de sangre. José Nuno / LA GACETA

"En la acera de mi casa, estaba tirado en la vereda un hombre. Todavía estaba vivo. Quien gritaba pidiendo auxilio era uno de los repartidores de la panificación de la esquina. En un momento pensé que él había chocado, pero después veo que el accidente era entre las dos motos. El hombre intentó levantarse y el repartidor le dijo que se quedara tranquilo, pero a los pocos minutos comenzó a convulsionar. Era desesperante la situación, porque la ambulancia no llegaba más", detalla Lourdes.

Según la vecina, la unidad de emergencia demoró dos horas. Ya no había qué hacer. José Luis Masa (como lo identificó la Policía) ya había fallecido. Tenía 39 años y según pudieron escuchar los vecinos de boca de su esposa, que llegó al lugar del accidente, se dirigía al hospital Avellaneda a pedir un turno en el médico para una de sus hijas.

Masa conducía una Honda Wave y habría chocado de frente contra la Honda CG en la que transitaban Juan José Olivera y Gabriel Alberto Medina, ambos de 20 años, según informó la Policía. La calle Delfín Gallo es doble mano en esa altura.

"Ponga musiquita, doña"

"Ninguno de los tres llevaba casco. El hombre que falleció tenía la cabeza partida de punta a punta. Los otros dos chicos, uno estaba apenas golpeado y otro estaba todo ensangrentado. Parecían borrachos. De hecho, el que más golpeado estaba, se acercó hasta mi casa, se apoyó en la reja y dejó marcas de sangre, y le preguntó a mi mamá si sabía donde podía comprar 'ala' (cocaína). También le dijo: 'ponga musiquita, doña'". Lourdes y su mamá no podían creer lo que escuchaban.

Las manchas de sangre de uno de los sobrevivientes quedaron en el frente de la casa de una vecina. José Nuno / LA GACETA

"Yo les pregunté de dónde venían y uno me contestó que de bailar. Les pregunté si así, de ojotas, habían ido a bailar. Por supuesto no contestaban. Mi mamá estaba espantada y les decía que se dieran cuenta lo que acababan de hacer", agregó.

Según testimonios de los vecinos, insistieron con el llamado a la ambulancia, porque la demora los sorprendió dado que el lugar del accidente es a pocas cuadras del hospital Avellaneda. "En el 107 nos dijeron que había que esperar, porque las unidades venían desde el parque", contó una vecina.

LA GACETA intentó dar con el repartidor que socorrió a los accidentados, pero no se encontraba en la panadería. De todos modos, según sus compañeras de trabajo, él no llegó a ver el momento del accidente, sino que pasó cuando Masa ya estaba grave en el suelo.

Las manchas de sangre de Masa permanecían en el cordón cuneta hoy a la siesta y también las marcas que dejó uno de los jóvenes en la puerta de la casa de la vecina.

Consigna policial

Según el parte policial, tomó intervención en el hecho la Fiscalía especializada en homicidios a cargo del fiscal Ramón Soria. Los conductores de la Honda CG fueron trasladados al Hospital Padilla, y el fiscal ordenó una consigna policial en ese centro asistencial, en tanto se sustancia la investigación del hecho.

Masa, sin vida, fue trasladado alrededor de las 8.30 a la Morge Judicial, donde se le practicaría una autopsia.

Comentarios