Bolivia: un diputado del MAS fue elegido presidente de la Cámara de Diputados

"Ya no podemos seguir enfrentándonos", advirtió.

14 Nov 2019
1

TELESUR

El líder de la bancada mayoritaria del Movimiento al Socialismo (MAS), Sergio Choque, fue elegido esta madrugada presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia en medio de la crisis política desatada en el país por la renuncia del presidente Evo Morales en un virtual golpe de Estado.

Choque informó que llegó a un consenso con la diputada Inés López, de la bancada de Unidad Democrática (UD), cuyo voto le permitió obtener el apoyo del pleno para asumir la presidencia de la Cámara por este período legislativo.

En sus primeras declaraciones tras ser ungido titular de la cámara, en una sesión con ausencia de la oposición, llamó a los sectores movilizados a apaciguar los ánimos: "ya no podemos seguir enfrentándonos", advirtió.

Además, criticó la represión policial en contra de los partidarios de Morales, que se encuentra exiliado en México, y anticipó que presentará un proyecto de ley para que el Ejército se repliegue a sus cuarteles.

"Se están vulnerando los derechos fundamentales, el derecho a la libre expresión, a la vida y educación, derechos que han sido vulnerados por este golpe en complicidad con la Policía y las Fuerzas Armadas", denunció el diputado masista, informó Télam.

La sesión se celebró de madrugada, después de que durante el día la policía impidiera a algunos parlamentarios ingresar al Congreso, ubicado en una zona bloqueada por las fuerzas de seguridad.

Choque asume la presidencia de la Cámara después de que su antecesor, Victor Borda, renunciara a su cargo tras la dimisión forzada de Morales, en medio de fuertes presiones de las fuerzas de seguridad y de grupos cívicos que prendieron fuego casas de familiares y dirigentes del MAS.

La elección del presidente del Congreso es significativa porque es el tercero en la línea sucesoria del jefe de Estado, después del vicepresidente, exiliado en México al igual que Morales, y del jefe del Senado.

El martes, la senadora opositora Jeanine Áñez asumió como jefa del Senado y, en una sesión sin quorum, activó la linea sucesoria y se autoproclamó presidente.

La presidenta del Senado y dirigente del MAS Adriana Salvatierra intentó ayer acceder al Parlamento, acompañada por otros dirigentes, pero la policía los empujó, les cerró el paso y hasta llegó a romperle la ropa y generarle moretones en uno de los brazos.

Mientras Salvatierra forcejeaba con la policía para poder ingresar a la Asamblea Legislativa y comenzaban a lanzarse gases lacrimógenos en la zona para evitar que se le sumaran manifestantes, mientras dentro de la sede de gobierno el entorno de Áñez desestimaba el reclamo de la dirigente masista.

"Ya renunció, no tiene nada que hacer allí", señaló un hombre muy cercano a Áñez, en referencia a una declaración televisada de la senadora masista el domingo pasado.

Salvatierra aclaró que renunció a la presidencia del Senado, no a su banca, y explicó que, además, la renuncia "debe ser puesta a consideración del pleno de senadores" y el pleno no solo que no lo hizo "sino que ni siquiera pudo sesionar".

Comentarios