Fútbol

¿Por qué (o por quiénes) Atlético atraviesa este mal momento?

DEBERÁ DAR VARIAS MÁS. Zielinski en plena indicación ante Vélez. foto de ignacio izaguirre (especial para la gaceta)

¿Por qué (o por quiénes) Atlético atraviesa este mal momento?

¿Cuándo fue la última vez que pasó por una racha tan negativa jugando como visitante? LG Deportiva intenta acercar respuestas a estas malas seis primeras fechas.

18 Sep 2019 Por Nicolás Iriarte

¿Quién debería responsabilizarse en Atlético por el flojísimo arranque de temporada? Si los culpables fueran verduras (suena ridículo y no tienen porqué serlo pero pido paciencia para llegar al punto), no podríamos elegir una sola. Como en cualquier deporte, lo bueno y lo malo, llega servido en una ensalada variada de razones que saben a éxitos o fracasos.

Primero, vale decir que la temporada 2019/20 de Atlético aún no es un fracaso. Todavía no está cerca de serlo ya que se jugaron apenas seis de 23 partidos que tiene la actual Superliga. Poco más del 25% del torneo completado, con tres cuartos todavía por disputarse. Los dos empates en la Copa Argentina no alteran demasiado el análisis.

El arranque sí lo es. El equipo fue superado en la mayoría de sus seis primeros partidos (en nivel de juego y marcador) y apenas consiguió dos ajustadísimas victorias ante el modesto Godoy Cruz y el recién ascendido Arsenal, curiosamente uno de los animadores.

El nivel del equipo ha oscilado entre regular, malo y muy malo. Su pico fue muy eventualmente “bueno” en sus victorias pero sin llegar a algo sólido. Aquí es donde comenzamos a agregar los ingredientes de nuestra ensalada.

En primer lugar, y como todo equipo de los no denominados grandes, tuvo problemas para conseguir todos sus refuerzos a tiempo. El plantel estuvo completo días antes del inicio del torneo. No sorprendió que lo más flojo del equipo se viera en los dos primeros partidos. Los dirigentes sorprendieron temprano en el mercado con cuatro refuerzos pero luego todo se estancó.

En segundo lugar, Zielinski no encontró el equipo. Esta parte del análisis es complicada porque, según varios de los hinchas, el entrenador está “enceguecido y empecinado con varios jugadores”. Lo cierto es que no repitió jamás un equipo en alguno de los ocho partidos. Las lesiones y las suspensiones tuvieron que ver pero también hubo decisiones. Hasta el 0-1 con Vélez siguió confiando en jugadores que no levantaban su nivel y habrá que ver qué hace ahora.

Los jugadores claramente también son parte de esta ensalada. Cuesta encontrar un jugador que se haya destacado en estos ocho partidos. Quizás Javier Toledo pero no principalmente por su nivel sino por sus oportunos goles en los partidos y en las series de penales. Ramiro Carrera parece haber hecho méritos para jugar de arranque. Y allí paramos de contar.

Son pocos partidos pero vale el pequeño balance. No debería ofrecer conclusiones tajantes aunque el hincha pida esto y aquello. La temporada es joven y pese a que Atlético mostró lo más flojo de su repertorio, todavía está a tiempo de darlo vuelta.