De hincha a ayudante: "Fuentecito", el "decano" de 90 años que no abandona al club

El ex enfermero de 89 años, se levanta temprano a diario para viajar desde El Colmenar hasta Ojo de Agua.

27 Ago 2019 Por Camila Carceller

Utileros, ayudantes, cocineros, médicos, nutricionistas, cancheros, porteros y aguateros. Ese grupo de trabajadores que suele desarrollar sus tareas sin llamar la atención de los hinchas, forma parte de la imagen y la esencia de cada club. Ellos están en los detalles, en los pedidos individuales de cada jugador, en los cuidados que necesitan, en las derrotas, los empates y triunfos. Y son, sobre todo, hinchas del equipo en el que prestan servicio, como César Alberto Fuentes.

"Fuentecito", como lo conocen todos en Atlético, lleva los colores en la sangre. Tiene 89 años y en diciembre cumple sus nueve décadas. Llegó al club cuando era muy chico; fue hace tanto que ni él recuerda en qué año. 

FUENTECITO. Va a diario a Ojo de Agua a ayudar a los jugadores en sus entrenamientos. CAPTURA DE VIDEO

"En aquella época, los jugadores terminaban de entrenar y llevaban su ropa a lavar. Un amigo le agarró la ropa a uno y me la dio para que me dejen pasar al club. Así pasé y nunca más me fui", recordó. 

César estudió enfermería y desarrolló su profesión en el Sanatorio Modelo y en el Centro de Salud. Médicos con los que trabajó en ese tiempo lo llevaron al club y lo ayudaron a comenzar a trabajar como enfermero allí: "lo primero que hice fue hacerme socio".

"Corría de un lado para el otro para llegar a todos los trabajos", agregó.

CÉSAR ALBERTO FUENTES. El ex enfermero de Atlético que sigue trabajando en el club, a sus 89 años. CAPTURA DE VIDEO

"Fuentecito" vive en El Colmenar y viaja -una hora de ida y una de vuelta-, todas las semanas para llegar a Ojo de Agua, donde se ubica el Complejo José Salmoiraghi. "Lo hago porque me gusta. Mi mujer me reta porque me levanto temprano para venir aunque haga frío", contó sonriente. 

El ex enfermero comentó que está jubilado del Modelo y del Centro de Salud, pero que no cobra sueldo en Atlético: "vengo sólo por la emoción de estar acá. Atlético es toda mi vida, está en mi mente y en mis cosas todo el tiempo".

CON EL CAPTURA DE VIDEO

Conocido por todos, su pasión lo transformó en un "histórico" del "deca". Ese amor por los colores también se lo transmitió a su familia, con quienes comparte los partidos y va a la cancha algunas veces. 

"Atlético es mi segunda casa. Es mi vida. Vengo por el corazón".

Hoy, todos los años que le entregó al club de 25 de Mayo y Chile, regresan a él como expresiones de respeto y de cariño por parte de cada uno de sus integrantes.

Comentarios