Falta de semáforos y señales viales en la ruta 315 - LA GACETA Tucumán

Falta de semáforos y señales viales en la ruta 315

26 Ago 2019

Una mochila de materias previas llevamos en la espalda los tucumanos desde hace décadas. Con cierta frecuencia alguna de ellas sale a la luz, como recordándonos que no hemos rendido el examen y que sería hora de que, por lo menos, lo intentáramos, aun a riesgo de desaprobar. La inseguridad y las deficiencias en las rutas provinciales son algunas de estas asignaturas.

Hasta la década de 1980, el Camino del Perú atravesaba una vasta geografía de fincas con caña y limón, con muy pocas zonas pobladas; su estado nunca fue de los mejores. Los barrios y countries comenzaron rápidamente a poblar sus flancos, hasta el punto de que en la actualidad es muy poco el verde que queda. Se convirtió entonces en la ruta provincial N° 315 que atraviesa el ex ingenio San José, la Curva de los Vega, Villa Carmela y desemboca en Tafí Viejo.

Un importante caudal de vehículos circula por allí a diario y esa angosta franja de pavimento se ha vuelto insuficiente para soportar ese tráfico. Vecinos del ex ingenio San José han visto con asombro cómo en la cercanía de la Sociedad Rural, donde se desarrollará en los próximos días el Congreso Mundial del Azúcar, se han pintado algunas señalizaciones. Uno de ellos manifestó que justamente la falta de señales del camino ha provocado accidentes durante años y a ninguna autoridad le ha importado. “Entonces no puede ser una casualidad que justo antes de ese congreso se les ocurra pintar”, dijo.

Sin embargo, el titular provincial de Vialidad negó que fuera así y afirmó que hace poco repavimentaron la ruta en toda su extensión y que se hallaban haciendo algunos retoques porque la señalización de ha borrado en algunos sectores. Respecto de las deficiencias de iluminación y semaforización del Camino del Perú, el funcionario se desligó del asunto afirmando que eran asuntos municipales. Los responsables de Obras Públicas de Yerba Buena y de la capital responsabilizaron a Vialidad que es la que debe hacer cargo de toda la ruta por ser provincial.

Pero no solo los vecinos de San José se quejan, también los que viven en Villa Carmela y en otras zonas. Critican las altas velocidades que alcanzan los vehículos, el nulo control de la autoridad, la escasa banquina, la falta de veredas, así como la existencia de un canal que carece de protección y pone en riesgo, especialmente a los chicos que concurren a escuelas y colegios de la zona. Cruzar la autovía puede llevar varios minutos, como consecuencia del intenso tránsito y la ausencia de semáforos.

El julio pasado, cuanto murió un operario aplastado por un terraplén mientras trabajaba debajo del puente del río Muerto, el director de Vialidad había afirmado: “en Tucumán, la falta de inversión en infraestructura es muy grande, y eso nos deja expuestos... nosotros tenemos fondos únicamente para hacer mantenimiento de rutas. Para cualquier obra nueva, tenemos que salir a buscar un crédito”.

Pero se ve que las señalizaciones no están contempladas en todas las carreteras. El 1 de julio, en el cruce de las rutas provincial N° 308 y nacional N° 157, a la altura de La Madrid, un ómnibus que trasladaba a un contingente de jubilados, volcó y murieron 15 personas; una de las causas del siniestro fue la ausencia de señales viales. Sería importante que el Gobierno se ocupara del mantenimiento de la ruta N° 315 en toda su extensión para preservar la vida de los tucumanos que cotidianamente padecen sus deficiencias.

Comentarios