Los jóvenes prefieren trabajar en su propio emprendimiento

Tres de cada 10 argentinos consultados por Randstad optarían por ejercer sus actividades en una gran corporación.

20 Jul 2019
1

¿Dónde prefieren trabajar los argentinos? Sólo el 32% de los argentinos prefiere trabajar en una gran corporación, dato que da cuenta del creciente interés de los trabajadores, en especial los más jóvenes, por el emprendimiento propio, el trabajo en las organizaciones del tercer sector o el desarrollo de una carrera como profesional independiente. Eso se desprende del Randstad Employer Brand Research 2019, el estudio sobre employer branding más completo e inclusivo realizado en base a la opinión de más de 200.000 encuestados en 32 países y en el que participaron 3.970 argentinos.

Al consultar sobre el principal motivo que define las preferencias, aquellos que optaron por una multinacional o start-up se centraron en las oportunidades de desarrollo profesional que ofrecen este tipo de compañías; los que se inclinaron por el emprendimiento propio, la PyME o la empresa familiar, basaron su elección en el equilibrio entre la vida familiar y profesional; mientras que los que prefirieron un organismo gubernamental o sin fines de lucro, justificaron su elección en base a la percepción sobre la seguridad laboral que este tipo de organizaciones proveen.

La industria automotriz, software y tecnología de la información y banca & finanzas, se impusieron como los sectores preferidos por los trabajadores argentinos, seguidos por los sectores de transporte y logística, indumentaria y consumo masivo. El ranking de los sectores preferidos para trabajar por los argentinos se conforma a partir del cruce entre un alto conocimiento de marca y un grado de atracción importante generado por las marcas empleadoras más representativas de cada sector.

“Los candidatos eligen compañías exitosas, con buena reputación, pero principalmente optan por aquellas que tienen una propuesta de valor consistente, anclada en la cultura y valores organizacionales y que les ofrecen un trabajo con propósito, donde tienen la posibilidad de desarrollar todo su potencial y sentir que su aporte hace la diferencia”, sostuvo Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay.

El 49% de los encuestados respondió, en tanto, que la seguridad laboral es hoy la principal razón para permanecer en un empleo. “La consolidación de la seguridad laboral en lo más alto de las razones para conservar el trabajo actual puede explicarse a partir de una coyuntura en la que al no haber crecimiento del empleo, se genera una menor movilidad laboral”, afirmó Ávila.

Para poner en perspectiva el valor asignado hoy a la seguridad laboral, el estudio profundiza sobre las medidas que estarían dispuestos a tomar los argentinos a cambio de una mayor seguridad laboral. Así, el 34% de los encuestados sostuvo estar dispuesto a resignar entre el 1% y 10% de su salario para tener un trabajo más estable; un 24% afirmó que estaría dispuesto a resignar más del 10% de su sueldo a cambio de mayor seguridad, mientras que el 26% indicó no estar dispuesto a resignar salario en favor de una mayor estabilidad laboral. Por su parte, un 16% respondió no saber qué hacer frente a este interrogante.

En orden de importancia, completan el top 5 de razones para permanecer en un empleo según los argentinos: salario y beneficios atractivos (42%); ambiente de trabajo agradable (40%); equilibrio entre vida familiar y profesional (40%) y, por último, oportunidades de desarrollo profesional (39%).

Al ser indagados sobre los factores determinantes para irse de un empleo, los argentinos consultados pusieron en un claro primer lugar una compensación demasiado baja (54%). Le siguen la falta de oportunidades de desarrollo profesional (46%) y falta de reconocimiento/recompensas (34%). “Es muy interesante el contraste entre las razones que hacen que los trabajadores permanezcan en un empleo y las que hacen que decidan ir por un cambio. Por ejemplo, el intangible “reconocimiento” no aparece entre las principales razones para permanecer en un trabajo, pero si surge como uno de los principales expulsores cuando los colaboradores no perciben el reconocimiento por parte de sus jefes. Algo similar sucede con las oportunidades de desarrollo profesional, que se sitúan en el segundo lugar entre las razones para irse de un empleo, pero a la hora de optar por quedarse aparecen en quinto lugar”, indicó la CEO de Randstad.

En Esta Nota

UruguayArgentina
Comentarios