Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

06 Abr 2019 Por LA GACETA
1

Cuotas en los colegios privados

La propagación del éxito de las paritarias docentes en la provincia, impactó negativamente en los sufridos bolsillos de los padres de colegios privados. El acuerdo arribado desdobla el aumento en dos partes, marzo y septiembre, con revisiones intermedias para combatir el cáncer inflacionario de nuestro país. Pero la Resolución Nº 31/2019, de la Dirección de Educación Pública de Gestión Privada, resolvió de manera muy liviana permitir aumentos de hasta el 24,55 %, como tope sobre el valor de la cuota mensual, cuando el año pasado habilitó dichos aumentos paralelamente a la paritaria de entonces, es decir, la mitad en marzo y la otra mitad en septiembre. Este vacío interpretativo distorsionó gravemente la aplicación del aumento, con la mayoría de los colegios decidiendo impactar de lleno en la cuota de marzo el 24,55 % de aumento en detrimento de los padres. Muy claro está que aún los colegios privados con subvención estatal pasan directamente los incrementos a los padres sin absorber un centavo de su parte. Muy pocos colegios tuvieron la enorme voluntad económica de aplicar la mitad del aumento, en una clara empatía de acompañar a los padres en la crisis económica vigente, a contramano de la mayoría de los demás colegios privados que, ante los reclamos airados de los padres, se escudan en el polémico decreto para evitar la culpa interna de no solidarizarse con la situación actual. En este caso, es cuando esas instituciones educativas privilegian la faz empresarial por sobre la social. Después de todo, es un negocio educar, pero también enseñar con ejemplos es la parte más invisible que reprobaron la mayoría de los colegios privados, que se aprovecharon de un decreto quizá incorrectamente mal redactado.

Alejandro Báscolo

[email protected]

El parque Avellaneda

Me sorprendió gratamente la recordación del presidente de la Sociedad Amigos del Árbol con motivo del 90 aniversario de la inauguración del Parque Nicolás Avellaneda, que lleva su nombre en homenaje al presidente tucumano. De forma no tan grata, no me sorprendió el olvido municipal, ya que el parque no tiene muchos motivos de festejo. Ese parque  “donde el tarco, la tipa y el lapacho, traídos de nuestros cerros, han sabido unirse en una espléndida armonía,  para dar marco a uno de sus hijos preclaros”, como decía Juan Luis Nougués, intendente de San Miguel de Tucumán (1929). Los espacios verdes han sido desplazados en muchos lugares por cemento, y hasta por mosaicos pseudo artísticos, que representan un pequeño cantero para ahogar un árbol más. Los tarcos caídos por la vereda norte del parque, por la calle San Martín,  frente al cementerio del Oeste, con huecos en la tierra y muñones, son mudos antihomenajes: una afrenta que no se merecen ni el parque, ni el prócer, ni la sociedad tucumana.

René Carlos Roncedo

[email protected]

Reforma política

A propósito de la intervención en el Congreso de la Nación de la diputada Graciela Caamaño, transformo esta carta enviada antes de las Elecciones de 2015, y que ningún miembro del Congreso se hizo eco, ahora está dirigida a la mencionada legisladora nacional para que aproveche y presente un proyecto conforme a su pensamiento. En estos momentos de ebullición electoral en todo el país, deseo elevar a consideración de algún legislador (honesto, que los hay y muchos) para que se haga eco, en forma personal o conjuntamente con el bloque que representa, de mi proyecto de reforma, y modifiquen lo que consideren pertinente. A) El sueldo total y máximo que debe percibir un ciudadano electo debe ser igual al que percibe el empleado público de mayor categoría. B) Desde el cargo de presidente de la Nación y gobernadores, hacia abajo (legisladores, concejales, etcétera), como así también todos aquellos que los poderes designen como ministros, secretarios, etcétera, si al momento de hacerse cargo de sus funciones públicas se encontraban trabajando en empresas privadas o públicas, deberá solicitar licencia en su actividad “sin goce de sueldo” durante el período por el que fueron electos. C) Eliminación de los gastos reservados y todo otro adicional. D) El régimen de trabajo deberá modificarse, eliminando las prolongadas vacaciones (verano e invierno); deben tener las mismas reglas y reglamentos que rigen para todos los trabajadores, como así también el régimen jubilatorio. E) Para ser electos en elecciones libres, o designados en un cargo por el Poder Ejecutivo, el ciudadano debe tener intachables antecedentes personales, no haber tenido juicios o antecedentes policiales, estar capacitado por lo menos con una educación secundaria, y con pleno conocimiento de las funciones a ejercer (las que deberán ser presentadas en carácter de Declaración Jurada antes de asumir el cargo). Estas son algunas de las ideas que, modestamente, puedo aportar. Para que ello sea posible es imprescindible que la dirigencia política actual, deje de priorizar los intereses personales por sobre los intereses del pueblo. Si queremos que la democracia cumpla acabadamente con sus preceptos, por tratarse del mejor sistema, debemos bregar para que la clase política no la desvirtúe y actúe con ética y honestidad, para que el pueblo vuelva a creer y tener esperanza.

Federico Yurcovich

[email protected]

Televisión satelital

Quisiera advertir a los usuarios del sistema de televisión satelital por una penosa situación que tal vez no han advertido. La empresa en cuestión tiene todas las facilidades para suscribir el servicio, pero un verdadero sistema de imposibilitamiento para retirarlo. Solicité la baja en el mes de febrero; según ellos, las comunicaciones son grabadas. Desde entonces llevo acumuladas más de ocho horas en espera telefónica. Me derivan constantemente y el que finalmente atiende nunca puede asentar el pedido. Me han bloqueado el acceso, a través de la aplicación, para ver mi factura digital. Persisten en violentar mi derecho a prescindir de su servicio. Esta empresa es otro ejemplo más de cómo se permite a las grandes corporaciones abusar de los usuarios, que tienen que denunciar estos padecimientos ante las oficinas de Defensa del Consumidor y ante la Justicia para finalmente ser oídos.

Pedro Ottonello

[email protected]

Proscripción de la UCR

Cuando el gobierno del doctor Hipólito Yrigoyen se aprestaba a aprobar la Ley de Nacionalización del Petróleo y los Hidrocarburos, un militar faccioso, José Félix Uriburu, dio un golpe de Estado el 6 de septiembre de 1930, derrocó al Gobierno Constitucional y puso toda la economía al servicio del capitalismo inglés. Así eran algunos vende patria. Todos los dirigentes radicales a la cárcel. Yrigoyen fue confinado a la isla Martín García. No importaron sus 80 años, y sólo salió para venir a morir en Buenos Aires, el 03/07/1935. La picana eléctrica se usó por primera vez en el cuerpo de los patriotas radicales. Ushuaia, en Tierra del Fuego, y la Isla de San Julián, en Santa Cruz, se llenaron de radicales que no se sometían a la dictadura. El 26/01/1933, llegan prisioneros los doctores Honorio Pueyrredón, José F. Tamborini, Carlos Noel y el tucumano Alberto Aybar Augier. En la cárcel fue torturado, pero no pudieron quebrar su espíritu. Desde su juventud abrazó la causa del radicalismo y la defensa de la Soberanía Nacional. El gobierno de facto convoca a elecciones para el 05/04/1931. Con casi todo el radicalismo en prisión, la tenían asegurada. Yrigoyen dice: “participemos pese al fraude”. La elección era para gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Triunfo radical en todo ese territorio. El militar faccioso Uriburu, demostrando su desprecio por la argentinidad, anuló las elecciones y proscribió a la Unión Cívica Radical (UCR). Los héroes del radicalismo, como el doctor Aybar Augier, son el ejemplo que debemos seguir los argentinos para poder reconstruir nuestra Patria, derrotar la corrupción y “forjar una nueva y gloriosa Nación”.

Amado Apud

Lídoro Quinteros 67

San Miguel de Tucumán

Congreso y Crisóstomo Álvarez

Cuando la Municipalidad de San Miguel de Tucumán publicitó la realización de la obra Cruce de las calles Congreso de Tucumán y Crisóstomo Álvarez, promocionó la nivelación de calzadas. Anteriormente había un desnivel, pero existían rampas para quien las necesitara utilizar para la cruzar la calle. Hoy, terminada la obra, hay desbordes notables en el recubrimiento, incómodos y propios de evidentes fallas de nivelación. Ya nos acostumbramos a puentes caídos. Las obras de arquitectura urbanísticas seguirán igual camino.

Rubén Lazarte

Av. Juan B. Justo 2.500

San Miguel de Tucumán

Pobreza, ¿material o espiritual?

Ahora que  estamos en tiempos pre-electorales hay que acordarse de los pobres, “los que  menos tienen”. ¿Por qué? Razones tácticas. La pobreza es campo fértil para cosechar votos. Sólo hay que armar discursos, urdir argumentos, mostrar piedad, bondad, amor y generosidad. También repartir abrazos, besos y regalos. Ellos (los pobres) los necesitan y retribuirán  con votos. Muchos votos. Ahora es el momento propicio para analizar qué tipo de pobreza es la que nos molesta: ¿la material o la espiritual? porque ambas existen, aunque la segunda es muy poco tenida en cuenta, tal vez porque es de naturaleza intelectual e intangible, a pesar de  que es más importante que la material, también llamada “pobreza estructural”, porque se refiere a la carencia de alimentos y componentes básicos para vivir con confort: agua, luz, techo, amoblamiento, etcétera. Cosas que se resuelven con dinero. Pero si optamos por ignorar el cultivo del espíritu a través de una elaborada formación educativa, nunca estaremos en condiciones de alcanzar la vida plena, y entramos en pobreza espiritual. Los valores espirituales son los que abren la amplia puerta a la plena realización del ser humano, mediante las fuerzas del conocimiento, el valor, la dignidad y la certeza de que el bien debe imperar sobre el mal. En otras palabras, estar convencido de que las necesidades materiales serán cubiertas simplemente como corolario del esfuerzo personal. Esto, lamentablemente, no puede regalarnos ningún político que prometa luchar contra la pobreza para “dignificar” a los que “menos tienen”. La pobreza material no existe donde hay riqueza espiritual.

Darío Albornoz

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios