La Casa Blanca habría pedido un plan de ataque contra Irán

Durante el otoño boreal pasado, se solicitó al Pentágono alternativas de acción En medio de la gira de Pompeo por Medio Oriente, The Wall Street Journal destapó las intenciones de Norteamérica.

14 Ene 2019
1

UNA DENUNCIA QUE INCOMODA. Según un diario, la gestión republicana planteó una invasión militar. reuters

Según reportó The Wall Street Journal, citando responsables actuales y ex funcionarios, el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca (CSN) solicitó al Pentágono el año pasado un plan para lanzar un ataque militar contra Irán.

La solicitud del consejo -liderada por el asesor de seguridad nacional, John Bolton- de buscar alternativas para atacar a Irán se produjo después de que se informara que milicias alineadas con Irán dispararon tres morteros en septiembre contra el distrito diplomático donde se ubica la Embajada de Estados Unidos en Bagdad, Irak. La ex asesora adjunta de Seguridad Nacional, Mira Ricardel, describió los ataques en Irak como “un acto de guerra” y avisó de que Estados Unidos debía responder en consecuencia aún cuando los misiles cayeron en un espacio abierto donde nadie resultó herido.

La solicitud fue recibida con preocupación, tanto por el Pentágono como por el Departamento de Estado. Un ex responsable de la Administración aseguró que la solicitud causó “estupefacción” entre el personal. Sin embargo, el Pentágono obedeció la solicitud del CSN. Se desconoce si estos planes acabaron concretándose en un informe, o si se entregaron a la Casa Blanca, o si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, conocía su existencia.

El secretario del Departamento de Estado, Mike Pompeo, quien actualmente se encuentra en una gira por Medio Oriente, no comentó sobre la nota cuando los periodistas le preguntaron sobre ella. En respuesta, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Garrett Marquis, ha explicado ayer que “el CSN coordina la gestión política y aporta al Presidente opciones para anticiparse y responder a una variedad de amenazas” y seguirá considerando “todo el abanico de opciones”.

“Enorme coalición”

Durante su visita a Qatar, Pompeo, instó a construir una “enorme coalición” para obligar a Irán a “comportarse como un país normal”.

Pompeo también aprovechó su paso por Qatar para firmar un memorando de entendimiento para expandir la base militar de Al Udeid, la más grande de Estados Unidos en Medio Oriente. El Pentágono tiene cerca de 13.000 militares en esa base, que además representa un punto estratégico que ha permitido repetidos despliegues rápidos en Medio Oriente. Pese a este vínculo central para Washington, el gobierno de Trump se ubicó del lado de Arabia Saudita cuando esta poderosa monarquía intentó a aislar a Qatar. Esto implicó que Doha se acercara a Teherán.

El 13 y 14 de febrero, ministros de Relaciones Exteriores de países África, Asia, Europa y Medio Oriente se reunirán en Varsovia, Polonia, en una cumbre presidida por Norteamérica para buscar maneras de ayudar a “la estabilidad y la paz en Medio Oriente”. Desde Doha, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos adelantó que uno de los temas centrales de la agenda de esa cita será la República Islámica de Irán.

“Es un movimiento hostil de Estados Unidos contra la República Islámica y se espera que Polonia se abstenga de colaborar con Estados Unidos en la celebración de una conferencia de este tipo”, exigió la Cancillería iraní en un comunicado oficial. El encargado de negocios polaco en Irán, Wojciech Unolt, reaccionó de inmediato con otro comunicado en el que aclaró que su país no tiene la misma posición de Estados Unidos ante la conferencia internacional.

Qatar es la quinta escala en la gira de Pompeo por nueve países árabes de Medio Oriente, en la que el secretario de Estado está explicando a sus socios cómo será la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, un país en guerra desde 2011 y un terreno de disputa utilizado por las potencias regionales e internacionales. (Europa Press-Reuters-Télam)

Comentarios