El Banco Central intervino pero el dólar se disparó igual y roza los $ 40

La divisa norteamericana sumó su segundo avance consecutivo tras los anuncios económicos de Mauricio Macri y cerró en $ 39,69.

05 Sep 2018
1

El peso argentino volvió ayer a devaluarse frente al dólar, con una variación del tipo de cambio de 3,9%, en medio de la tensión de los mercados a la espera del resultado de la reunión de autoridades argentinas con el FMI para renegociar el rescate financiero.

La cotización del dólar cerró ayer a $ 39,50 en el Banco Nación, $ 1,50 por encima del valor del lunes, luego de que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) vendió U$S 358 millones en el mercado de divisas para calmar la demanda. La entidad monetaria informó que la cotización del cierre del dólar minorista fue, en promedio, de $ 39,69.

Así las cosas, la moneda argentina no logró estabilizarse tras el anuncio el lunes del plan del Gobierno de Mauricio Macri para aspirar a un déficit cero en 2019, que incluye la aplicación de aranceles a las exportaciones hasta el año 2020 para incrementar la recaudación fiscal.

El peso acumula desde enero una variación del tipo de cambio del 110% respecto del dólar, en un proceso que se aceleró a partir de fines de abril, cuando comenzaron las presiones sobre la divisa argentina por una combinación de factores externos, como la subida de los tipos de interés de Estados Unidos, e internos.

Las medidas

Los mercados estadounidenses estuvieron cerrados el lunes por el feriado del Día del Trabajo, por lo que recién reaccionaron ayer a los anuncios para afrontar la crisis financiera que atraviesa Argentina.

Macri redujo a la mitad su gabinete de ministros, degradando a secretarías a varias carteras, aunque sin que se informaran recortes de gastos ni despidos. Aplicó además derechos a la exportación del 12% a todas las exportaciones, con un tope de tres pesos por dólar en el caso de productos del sector primario y de cuatro pesos para el resto.

Más confianza

“Resulta urgente que las autoridades busquen impulsar un ‘shock de confianza’, a nivel económico a través de la rápida y eficiente renegociación del acuerdo con el FMI -y adicionales líneas de contingencia internacional- para despejar dudas sobre el programa financiero, aún en escenarios de menor ‘roll-over’, así como puedan definir las herramientas disponibles para alcanzar una mayor estabilización de la plaza cambiaria”, señaló a LA GACETA el economista Gustavo Ber, del Estudio Ber.

En simultáneo, la moneda norteamericana subió en el mundo ampliando su racha ganadora, ya que los temores a una posible escalada en el conflicto comercial entre Estados Unidos y China llevaron a los inversores a desechar monedas de mercados emergentes.

En el mercado de dinero entre bancos, el “call money” se operó ayer a un promedio del 60%. En “swaps” cambiarios se pactaron U$S 23 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para el miércoles y jueves. Las tasas de Lebac en el circuito secundario mantuvieron sus rendimientos, operándose la de 15 días al 63%.

En el Rofex, donde se operaron U$S 571 millones, más del 70% se pactó para septiembre y octubre con precios finales a $ 40,25 y $ 42,05 a una tasa del 22,6% y 33,8% TNA, respectivamente.

En el mercado informal, mientras tanto, el blue ascendió un 3,3% a $ 40, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño.

Señales confusas

El ex secretario de Finanzas de la Nación y actual director de la consultora Quantum Finanzas, Daniel Marx, indicó: “el Gobierno empeoró esta crisis del dólar, porque brindó señales confusas al mercado”.

El analista Nery Persichini de la consultora GMA afirmó en un informe que seguir atribuyendo a las condiciones internacionales el origen de todos los problemas es un error.

“La postura no sólo peca de simplista, sino que carece de la autocrítica necesaria para torcer la realidad que efectivamente depende de Argentina”, señaló.

Comentarios