Ante el G20, Estados Unidos ratificó la guerra comercial

El enviado de Trump dijo que dialogarán con la Unión Europea pero con “reglas claras”. La jefa del FMI admitió que el organismo está preocupado por el impacto de la disputa entre las naciones.

22 Jul 2018
1

PROTAGONISTAS. Kim, presidente del Banco Mundial, conversa con Mnuchin, secretario del Tesoro de EEUU. reuters

BUENOS AIRES.- La primera jornada de la cumbre de Finanzas del Grupo de los Veinte (G20) en Buenos Aires estuvo ayer dominada por un nuevo capítulo de la disputa comercial que mantienen la Unión Europea (UE), China y Estados Unidos, que intentó reducir la tensión entre los actores en discusión.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, afirmó en una rueda de prensa que la administración de Donald Trump está dispuesta a dialogar con la UE sobre la base de reglas que fomenten condiciones comerciales “libres, justas y recíprocas”.

“Nuestro mensaje es claro: comercio libre, justo y recíproco”, dijo Mnuchin horas antes de comenzar su participación en la cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20, que finalizará hoy. “Desde mi primer G20, el comercio está en mi agenda. No soy nuevo en estos temas económicos. Trabajo con el presidente (Donald Trump) sobre este tema desde la campaña (electoral). Nuestro objetivo es asegurar que tengamos comercio libre, justo y recíproco”, insistió Mnuchin.

Estados Unidos y la UE cruzaron en los últimos días amenazas acerca de implementar fuertes aranceles de un lado y otro del Atlántico a diferentes productos. Acerca del conflicto con China, Mnuchin sostuvo que “ambos países necesitan una relación comercial más balanceada”.

Aunque la agenda de temas propuesta por Argentina en la presidencia del G20 incluyó otros asuntos, esta discusión podría abarcar la mayoría del debate en el foro que integran 19 países industrializados y emergentes más la UE.

La Unión Europea anunció la semana pasada posibles represalias contra Estados Unidos si Trump le impone, por ejemplo, nuevos aranceles a la importación de vehículos. Trump ya aplicó nuevos impuestos a la importación de acero y aluminio, a los que la UE respondió con tributos a una serie de productos como el whisky y las motocicletas.

“Las ganancias son mejores cuando cooperamos entre todos”, dijo ayer en Buenos Aires el ministro de Finanzas de Alemania, Olaf Scholz, acerca de la disputa comercial entre la UE y Estados Unidos.

Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, admitió que evalúa el impacto, especialmente negativo, que tendría en el mundo una disputa comercial entre Estados Unidos, China y la UE.

“Identificamos el impacto directo en caso de situaciones hipotéticas de restricciones comerciales resultado de (la aplicación de) aranceles”, dijo Lagarde en conferencia de prensa en Buenos Aires.

Más de 50 delegados de Finanzas de los países miembros del G20 y también invitados participaron ayer de la primera jornada de reuniones del foro para la cooperación económica internacional.

El G20 reúne a la UE y a 19 países industrializados y emergentes: Alemania, Arabia Saudí, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y Argentina, que este año ejerce la presidencia. El Grupo representa dos tercios de la población mundial, el 85% del producto interno bruto (PIB) del planeta y el 75% de todo el comercio internacional.

Buenos Aires será la sede de la cumbre de jefes de Estado los días 30 de noviembre y 1 de diciembre, fueron recorridas hoy por una protesta en contra del G20 y, en especial, del FMI.

Al culminar la primera jornada de reuniones, los delegados posaron para la tradicional foto de familia y luego fueron trasladados al Centro Cultural Kirchner, donde cenaron y disfrutaron de un espectáculo de tango, la música típica de Buenos Aires.

Hoy, en tanto, los ministros y presidentes de bancos centrales sesionarán hasta las 15.30. Luego, el presidente argentino, Mauricio Macri, visitará a los representantes y pronunciará un discurso de cierre antes de que den a conocer las resoluciones de la cumbre.

La reunión del G20 en Buenos Aires se dio en medio de una dramática escalada en la retórica de ambos países. Trump amenazó el viernes con aranceles sobre todas las exportaciones chinas a Estados Unidos, valuadas en 500.000 millones de dólares.

Mnuchin intentará reunir a los aliados del G7 durante el fin de semana para que se sumen a acciones más agresivas contra China, pero podrían ser reacios a cooperar debido a los aranceles impuestos por Estados Unidos sobre el acero y el aluminio importado desde la Unión Europea y Canadá, que llevaron a represalias. (DPA/Reuters/Especial)

comentarios