Análisis de al reforma: faltan huevos por romper

05 Jul 2018

El oficialismo legislativo ejecutó ayer una de las tantas frases campechanas atribuidas a Perón: para hacer una tortilla, siempre hay que romper un par de huevos. Los “huevos” que desaparecieron fueron los partidos municipales y comunales que, al decir de Ruiz Olivares, sólo alcanzaron a cubrir un poco más del 10% de las bancas de concejales en juego en 2015. Una “pérdida mínima” a los ojos del proyecto aprobado. ¿Cuál sería la apuesta de máxima?: fortalecer las 70 estructuras provinciales existentes como alternativas electorales con la excusa de que habrá cientos de acoples menos. Es cierto; aunque podría mejorarse todavía más la propuesta para reducir la oferta de boletas en el cuarto oscuro. ¿Cómo?: deteniéndose en las planillas de afiliados de los partidos en pie. Porque puede haber una doble afiliación; es decir, gente que está asociada a uno provincial y a otro nacional a la vez (como el PJ o la UCR). Si se pudiese impedir esta doble afiliación algunas de las 70 organizaciones podrían caer porque no llegarían a cumplir con el requisito legal de tener la cantidad de afiliados correspondiente al cuatro por mil del padrón electoral, que en el caso de Tucumán es de 4.000. De hecho, 21 de esas 70 estructuras no cumplen con ese mínimo. O sea, menos partidos, menos acoples, partidos más fuertes, más representatividad. Pero esa es otra tortilla, con más huevos por romper.

En Esta Nota

Reforma política
Comentarios