La Policía atrapó a dos jóvenes con armas en Manantial Sur

Para los investigadores, serían motoarrebatadores o “soldaditos”.

26 Jun 2018
1

PRESOS. Capturados cuando intentaban escapar por el fondo de una casa.

Lo primero que vieron los policías que llegaron a la manzana “D” del barrio 23 de Febrero, en Manantial Sur, fue a unas siete personas que descendían de varios vehículos, empuñando armas de fuego e ingresaban a una vivienda ubicada en esa cuadra.

El procedimiento se registró alrededor de las 3.30 de ayer. Los uniformados habían acudido a ese sector de la zona sur de la capital detrás de los sospechosos de haber cometido un motoarrebato momentos antes. Cuando estas personas vieron a los uniformados, corrieron hasta el fondo de la propiedad y huyeron saltando la tapia hacia las casas vecinas.

Dos fueron detenidos. Fueron identificados como “El Gordo Pou” y “Chichí”. Tienen 19 y 20 años, respectivamente. Uno de ellos residiría en la vivienda donde fueron atrapados. Entre sus pertenencias tenían dos armas de fuego de grueso calibre: una pistola 11.25 y un revólver calibre 38. En el lugar fueron incautados seis vehículos: una camioneta Peugeot Partner, un Chevrolet Corsa y tres motos. Ninguno de los rodados tendría pedido de secuestro, señalaron las fuentes consultadas.

“Estamos investigando. Hay gente que estaría prófuga. Es el inicio de la pesquisa. Intentamos saber los motivos por los que tenían ese armamento y por qué intentaron escapar de la Policía”, explicó el comisario Walter Álvarez, jefe de la Unidad Regional Capital de la Policía.

Según trascendió, los investigadores manejan dos hipótesis: o pertenecían a una banda de asaltantes o se trata de “soldaditos” que responden a alguno de los clanes narco que domina la zona. La causa quedó en manos del Fiscal Arnoldo Suasnábar (VII).

Zona roja

En las últimas semanas, esa populosa barriada fue escenario de un crimen que estaría vinculado con la disputa de ese territorio por parte de grupos narcos.

El Gordo”, un adolescente de 17 años, hijo de Mario “El Mono” Reyna -un supuesto líder narco detenido semanas atrás por la Policía Federal-, asesinó de tres tiros a Fabio Sebastián Farías, quien pertenece a una familia que mantiene un viejo enfrentamiento con los Reyna. El crimen puso en evidencia la violencia con la que actúan los grupos narcos en esa zona.

Texto jlasdfj laksjdf ñlaksdjf lñkasdjf lñaksjdf laksjd flñkasjd flkasjd flkajsd flkjasd lfjasdlfkjaslñdfkja sdlñkfj asldñkfj asldkfj alsdkjf alñskdjf lñaskdjf laskjd flkasj dfñlkasdf

Comentarios