“Hoy estamos aquí, en la conducción, ayer nos sentábamos allí”

El reino árabe era el último Estado del mundo que vedaba que las mujeres manejen autos; ahora se presentaron 120.000 solicitudes

25 Jun 2018
1

CONDUCTORAS. Calculan que, en 2020, serán al menos tres millones. REUTERS

RIAD, Arabia Saudita.- Las mujeres de Arabia Saudita se pusieron ayer al volante y dieron fin a la última prohibición de manejo femenino de autos que quedaba en el mundo, vista desde hace tiempo como un emblema de la represión contra las mujeres en el reino musulmán, profundamente conservador.

“Es un día hermoso”, dijo la empresaria Samah al-Qusaibi, mientras recorría la ciudad de Khobar poco después de la medianoche, ante la mirada de la policía. “Hoy estamos aquí”, dijo desde el asiento de la conductora. “Ayer nos sentábamos allí”, agregó, apuntando hacia atrás.

El fin de la prohibición, ordenado en septiembre por el rey Salman, es parte de las reformas impulsadas por su poderoso hijo, el príncipe heredero Mohammed bin Salman, que trata de transformar la economía del principal exportador de petróleo del mundo y abrir la sociedad.

“Es nuestro derecho y finalmente lo tomamos. Es solo una cuestión de tiempo hasta que la sociedad lo acepte, en general”, dijo Samira al-Ghamdi, una psicóloga de 47 años de edad de Jeddah, mientras manejaba hacia su trabajo.

El levantamiento de la prohibición, que por años atrajo la condena internacional y comparaciones con los talibanes de Afganistán, fue elogiado por los aliados occidentales como una prueba de una nueva tendencia progresista en Arabia Saudita.

Pero ha sido acompañado por una represión sobre los disidentes, incluyendo algunos de los mismos activistas que previamente habían hecho campaña contra la veda. Ahora están encarcelados mientras sus pares salen legalmente a las calles por primera vez.

El número de nuevas conductoras es bajo pues solo se permitió manejar a mujeres con permisos extranjeros que los convirtieron a partir de este mes.

Un portavoz del ministerio del interior se abstuvo de especificar cuántas licencias se habían emitido pero dijo que 120.000 habían presentado solicitudes, de un universo elegible de 9 millones.

La mayoría deberán prepararse en nuevas escuelas dirigidas por el Estado, y se prevé que 3 millones de mujeres estarán en los caminos hacia 2020.

Algunas todavía enfrentan resistencia de familiares conservadores y muchas acostumbradas a tener choferes privados dicen que son reticentes a salir a las ajetreadas autopistas del país.

“Definitivamente no me gustará manejar”, dijo Fayza al-Shammary, una vendedora de 22 años de edad.

“Me gusta ser una princesa con alguien que abra la puerta del auto para mí y me lleve a cualquier parte”. (Reuters)

Comentarios