“No me importa”, el mensaje escrito en la chaqueta de Melania Trump

La primera dama visitó a niños inmigrantes.

23 Jun 2018
1

DISEÑO. La campera de la primera dama es de la marca española Zara. reuters

MCALLEN, Estados Unidos.- La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, vistió ayer una campera con la leyenda “realmente no me importa, ¿y a ti?” para ir a visitar uno de los centros de detención migratorios ubicados en la frontera con México, lo que desató una polémica en los medios estadounidenses.

La primera dama y ex modelo llevaba puesta esa campera al subir al avión en la base aérea Andrews, en las afueras de Washington, pero ya no la lucía cuando aterrizó en el estado sureño de Texas, según la cadena CNN.

Volvió a ser vista con la prenda, un diseño de la marca española Zara, que cuesta 39 dólares, cuando se bajó el avión al regresar a Washington D.C. más tarde en la noche.

La visita al centro donde están alojados niños inmigrantes separados de sus padres se dio unos días después de la polémica por la decisión del gobierno que encabeza su esposo, Donald Trump, de endurecer la política migratoria y considerar criminales a los inmigrantes ilegales.

“Sólo es una campera, no hay mensaje oculto”, dijo a los periodistas Stephanie Grisham, portavoz de Melania Trump, y agregó: “después de la importante visita a Texas, espero que los medios no elijan concentrarse en su vestuario”.

Trump, defendió la elección de la chaqueta de su esposa, culpó a los medios, y tuiteó: “Realmente no me importa, ¿a ti?, escrito en la parte posterior de la chaqueta de Melania, se refiere a los Medios de Noticias Falsas ¡Melania ha aprendido cuán deshonestos son, y realmente ya no le importa!”

El viaje a Texas fue la aparición pública más destacada que Melania Trump había realizado desde que se sometió a un procedimiento quirúrgico por una afección renal el 14 de mayo.

La primera dama, a veces recibe información sobre decisiones de vestuario de su consejero de moda, Herve Pierre, pero claramente esta vez necesitaba una opinión más política que de moda. La reacción fue rápida y furiosa en Twitter, y amenazó con socavar la visita al refugio.

Durante horas, los medios estadounidenses debatieron en torno a la vestimenta elegida por la primera dama para visitar uno de los albergues donde más de 2.300 niños fueron encerrados en estos últimos meses, un tema sensible que tuvo esta semana un fuerte impacto en el país y en el mundo.

Los medios estadounidenses han puesto en duda, en reiteradas ocasiones, la relación del magnate republicano con su esposa, quien prefiere mantener un perfil bajo y no siempre lo acompaña en eventos. (Télam)

Comentarios