El Gobierno “oxigena” a la obra pública

El ministro Garvich ofreció una serie de medidas a contratistas de la Vivienda

02 Jun 2018
1

EDUARDO GARVICH. El ministro de Economía de la Provincia. la gaceta / foto de archivo

Una reunión en el Ministerio de Economía de la Provincia abrió la posibilidad de destrabar el reclamo económico que mantienen las empresas constructoras que interactúan con el Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu o IPV). El ministro Eduardo Garvich aprobó un paquete de medidas que permitirá descomprimir la crisis en el corto plazo, según informó Noemí Ferrioli, interventora del IPV. Jorge Garber, que participó del encuentro en su condición de secretario general de la Cámara Tucumana de la Construcción, anticipó su beneplácito con la reacción del Gobierno de Juan Manzur y comentó que los constructores analizarán la propuesta el lunes. Ese día definirán si mantienen o no la promesa de paralizar las obras por las deudas acumuladas desde enero.

Ferrioli explicó que Garvich ofreció cuatro medidas: 1) gestionar personalmente el desembolso de $ 150 millones existentes en el Ministerio de Hacienda de la Nación; 2) licitar de inmediato 200 módulos habitacionales destinados al Gran San Miguel de Tucumán y 3) adquirir terrenos reservados por las empresas para la edificación de 400 viviendas y cederles la custodia, y 4) agilizar los trámites de pago, en el ámbito provincial, de los certificados de obra emitidos de diciembre a la fecha. “La propuesta será transmitida a los empresarios, pero entendemos que son adecuadas para desbloquear la situación”, opinó Ferrioli.

Al paquete descrito, Garber añadió una quinta columna: la designación de un técnico del Ministerio de Economía para que actualice las sumas adeudadas en función de la inflación. “Hubo una muy buena acogida por parte del Gobierno y una excelente predisposición para atender nuestro planteo. En este sentido, disentimos con el diagnóstico que hizo Daniel Mafud, de la Confederación Argentina de Pymes de la Construcción (se informa por separado). Con esta batería de medidas lograríamos cobrar el 50% de lo que se debe en certificados de obra -el monto total asciende a $ 450 millones- y, además, daríamos continuidad al empleo de los obreros. Pero el lunes nos reuniremos en la Cámara a analizar la oferta”, dijo Garber.

Comentarios