La saga del duende bueno que recoge leyendas norteñas

Fabio Pérez Paz muestra que la escuela es la plataforma ideal para desarrollar público lector.

16 May 2018
1

EN SU SALSA. Pérez Paz comparte con los chicos las leyendas del duende. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO.-

> Para agendar
- Hoy, a las 9 y a las 10, Fabio Pérez Paz desarrolla su propuesta “Duende amigo”, en la sala Hynes O’Connor, San Martín 251. Mañana repite el espectáculo, en los mismos horarios. 
-  A las 10, en la sala Orestes Caviglia, David Burzac presenta “Cuentos motores”. 

“¿Ustedes saben por qué tienen sueño por la mañana, al despertar? ¿Por qué cuando se despiertan tienen ese polvito en los ojos?”, les pregunta Fabio Pérez Paz a los chicos de la escuela Juan B. Méndez, que han “invadido” la salita Hynes O’Connor del Ente Cultural. “Porque las lagañitas son el polvillo que les ha dejado el duende. Hay que lavarse la cara para quitarse el sueño”, zanja el misterio. Los chicos aplauden, y la pantalla continúa con las historias que se cuentan en la saga de “El duende amigo”, que se reparte entre el libro, un programa dominical por la TV abierta salteña, videos relacionados con las historias de “la familia duende”, presencia en Facebook y demás redes sociales.

En este mundo en el que “lo local, lo propio”, parece estar dándole batalla a “lo global”, el salteño Fabio Pérez Paz saca pecho. Cuenta que la saga del duende amigo, que comenzó en 2013 con seis títulos en los que se rescatan leyendas del NOA, ya lleva 50.000 libros vendidos. Todo un récord para estos tiempos. ¿Cuál es la clave de este suceso? Fabio, que se define como “un comunicador, editor independiente y autor”, advierte que el lector infantil -los chicos- son un semillero fenomenal. “Los 50.000 libros que llevamos vendidos muestran que los chicos quieren leer”, ejemplifica. Pero también revela que las propuestas editoriales o culturales no escapan a la necesidad de “tener olfato” para encontrar un nicho. Y de saber desarrollar un modelo de negocio. “Los docentes estaban ávidos. La currícula de cuarto y quinto grado estaba pidiendo material de ese tipo para el aula. Y coincidió con nuestro objetivo de introducir a los niños en la lectura por medio de una temática que los apasiona, como las leyendas”, le cuenta Fabio a LA GACETA, mientras un centenar de alumnos bandeños siguen atentos las historias del duende bueno que les devuelve la pantalla.

- ¿Cómo comenzaron con esta propuesta?

- Yo conduzco un programa en Salta, de historias y leyendas, que es muy seguido por los niños. Y también armaba los guiones de los informes. Y los docentes los valoraban mucho. De modo que decidimos llevarlos al formato de un libro: una charla imaginaria entre el autor y un duende, con las distintas narraciones y leyendas. Hay historias de todos los tiempos, de todas las regiones: tratamos de que todos, tanto un lector de la zona andina como de los llanos bajos o de la zona guaraní, traten de estar reflejados en las leyendas que contamos. El libro circula por las escuelas y nuestros grandes cómplices son los docentes. Es el libro de mayor venta en Salta y Jujuy, y mi apoyo son Pablo Castillo, dibujante, y docentes que hacen las actividades didácticas que están al final del libro. En el programa televisivo participan otros autores contando sus leyendas. Yo me presento con el libro, apoyado con dibujos animados íntegramente realizados en Salta. Empezamos en Salta, tenemos una fuerte presencia en Jujuy, el mensaje llegó a Tucumán, y aquí estamos.

- ¿Hay moralejas en las historias de este duende?

- Las leyendas tienen esa magia; siempre hay una moraleja: el cuidado de la naturaleza, los valores humanos... Por eso sirve tanto en la escuela. Personajes como la llorona, contra la discriminación, o la viuda, contra la violencia familiar, el Familiar, la Pachamama... En el libro hay seis personajes que van contando las historias: el duende amigo, las duendecillas, los duendecitos, que son los hijos, el abuelo y la abuela; y luego cada libro desarrolla los personajes protagonistas de las leyendas argentinas.

- ¿Cómo explica que los salteños estén construyendo un mercado editorial?

- Por el esfuerzo de los autores. A mí se me decía que, al dirigirme a los chicos, era muy difícil competir con la tablet y con la industria grande. Pero los 50.000 libros vendidos hasta ahora nos muestran que los niños quieren leer. El semillero de la lectura son los chicos, y en ese sentido creo que los gobiernos deberían tener en cuenta esa voracidad del niño por consumir cultura, lectura. Nosotros no nos queremos pelear con la tecnología; queremos amigarnos; por eso tenemos nuestra plataforma multimedial, nuestra página de Facebook. Queremos defender el libro, pero amigados con las cosas que los chicos manejan hoy.

- ¿Cómo hacen para garantizar la distribución de los libros?

- Es un trabajo de hormiga, personalmente hacemos la distribución vía correo a las librerías. Y donde no hay librerías, buscamos los quioscos de revistas. Viajamos mucho, hacemos contactos. Eso es lo que tiene el duende amigo. Todos los fines de semana está en alguna localidad nuestro espectáculo. Hay un contacto permanente con el lector. Y sabemos que hay pocas librerías en el NOA. Pero siempre va a haber un quiosco de revistas, una santería... Siempre alguien va a querer vender el libro.

Para agendar
n Hoy, a las 9 y a las 10, Fabio Pérez Paz desarrolla su propuesta “Duende amigo”, en la sala Hynes O’Connor, San Martín 251. Mañana repite el espectáculo, en los mismos horarios. 
n A las 10, en la sala Orestes Caviglia, David Burzac presenta “Cuentos motores”. 

Comentarios