Amenazas de cesantías causaron malestar en Concepción

La intendencia culpa a ediles de la oposición de aprobar parcialmente el Pacto Social. “Es inentendible lo que hicieron los concejales”, dijo el jefe municipal respecto de la decisión de quitarle ciertas facultades.

06 May 2018
1

EN EL SUR. El secretario de Gobierno, Julio Herrera (centro), explica la situación a los obreros afectados. twitter @sobretablasOK

Una tensa mañana se vivió ayer en el microcentro de Concepción. Cientos de trabajadores contratados se concentraron frente a la Intendencia para protestar ante la posibilidad de quedar sin trabajo. Iniciaron un paro de actividades por tiempo indeterminado

La protesta ocurrió luego de que el intendente, Roberto Sánchez (Cambiemos), adelantara la posibilidad de que 800 empleados que no son de la planta de permanentes sean cesanteados. Esto podría darse a partir de la decisión del Concejo Deliberante de aprobarle el Pacto Social, pero facultando al jefe comunal solo a recibir de la Provincia el monto correspondiente al pago de sueldo del personal efectivo. Lo desautorizaron, en cambio, a acreditar lo previsto para obras públicas.

“Si no recibimos lo destinado a pagar los trabajos que realizamos en las calles para mejorar el municipio, nos vemos obligados a paralizar esas obras. Cientos de trabajadores se quedan sin su fuente laboral. Consideramos que es irresponsable lo que hicieron los ediles al aprobar parcialmente el Pacto Social” dijo molesto Julio César Herrera, secretario de Gobierno de la municipalidad.

Veto

El intendente recibió finalmente a un grupo de los trabajadores y les adelantó que, en el afán de frenar la embestida de los concejales de la oposición y garantizar la continuidad de los trabajos en ejecución, va a proceder a vetar la ordenanza que lo desautoriza a percibir en el Pacto Social lo destinado a obras públicas. “Es inentendible lo que hicieron los ediles. Mientras la Provincia está dispuesta a mantener el Pacto Social con nuestro municipio, éstos hacen lo imposible para evitar que recibamos esa asistencia que apunta a mantener la paz social”, sostuvo Sánchez.

La ampliación del Pacto Social por un año más había sido aprobada parcialmente el mes pasado por nueve votos, seis del peronismo y tres de los radicales disidentes. A través del acuerdo -que renueva el municipio con la Provincia hace 15 años-, la intendencia cede los recursos coparticipables y el Poder Ejecutivo le garantiza el pago de sueldos y un monto para obras públicas. En total suman alrededor de $31 millones mensuales.

“Si Sánchez quiere dinero para obras públicas tiene que elevar al Concejo el proyecto y el presupuesto correspondiente. Entonces se lo autorizará a percibir el dinero que solicite”, aclaró Sergio Castillo, presidente del Concejo. “Aquí no estamos limitando ninguna obra. Sólo ponemos condiciones de manejo de los recursos frente al manejo incierto que practica el intendente. A nosotros no nos rinde cuenta”, remarcó el edil.

Comentarios