“Los beneficios de la reforma vendrán por la escalera”

15 Abr 2018

La reforma impositiva en materia de cargas patronales, dota de progresividad al sistema, existiendo una nueva alícuota pagada efectivamente (inferior) para sueldos más bajos dentro de una misma región, y la misma va subiendo a medida que aumenta el nivel de ingreso. A la vez, advierte el Iaraf, dota de una ventaja relativa a Ciudad Autónoma y provincia de Buenos Aires, donde está concentrado el consumo, y atenta contra el desarrollo de las economías regionales que tienen mayores costos de transporte hacia la principal salida de los productos al exterior o hacia el principal mercado de consumo del país.

José Urtubey, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, señala a DINERO que, si bien el decreto 814 tendrá un año más de vigencia, “habrá que esperar al menos cinco años para percibir los beneficios de los cambios impositivos”.

El industrial salteño puntualiza que todas las compensaciones que se pueden hacer, en términos de cargas sociales versus el IVA, “en un año no lo vas a poder hacer más”. A su criterio, con estas medidas, “mientras los beneficios que podías tener con el decreto 814 van por el ascensor, los beneficios de la ley impositiva vendrán por la escalera. Y ese es el problema central”.

Urtubey revela que, en oportunidad de un encuentro con el ministro de Trabajo Jorge Triaca, desde el Gobierno se justificó la medida en la necesidad de uniformar el régimen a lo dispuesto por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE). “En mi opinión, tal como están las economías regionales, esta situación no hace más que dejar de lado aquella compensación que se tenía por la falta de infraestructura respecto de zonas centrales del país”, sintetiza el dirigente de la UIA, entidad que ha reclamado la revisión del marco legal para evitar que se profundicen las asimetrías regionales.

Según trascendió, la Casa Rosada evalúa la posibilidad de acelerar los beneficios de la reforma tributaria para que las empresas del interior, especialmente las PyME, no pierdan más competitividad respecto de las instaladas en la zona núcleo de la Argentina.

Comentarios