El “túnel de cama profunda” ayuda a engordar cerdos en Burruyacu

Técnicos de Agricultura Familiar trabajan con 17 productores de “El Once”

24 Mar 2018
1

RESULTADO. El “túnel de cama” favorece la circulación del aire bajo la cubierta, bajando la temperatura y colaborando con el confort de los animales.

El equipo técnico de la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial (Safcydt), junto a 17 productores de la Asociación Campesina de Tucumán visitaron al Grupo El Once, en el este tucumano (Burruyacu), implementaron la tecnología que posibilita un buen manejo de los cerdos y sortear las altas temperaturas de la zona en verano.

A través del proyecto formulado por los técnicos de la Safcydt y financiado por UCAR-Idemi se implementó la tecnología “Túnel de cama profunda”, mediante la construcción de seis estructuras de hierro con cubierta plástica, cuya función es favorecer la corriente de aire dentro, permitiendo el control de la temperatura, factor clave en la producción porcina del NOA” comentó el técnico de la Safcydt, ingeniero zootecnista Javier Paz.

Además, se utiliza una cama de paja para permitir el comportamiento natural de exploración y hozado del animal, y retener la humedad de las heces durante el período de engorde. Cada túnel está preparado para recibir en forma mensual hasta 55 lechones de destete, de 35 días de lactancia y de entre 10 y 12 kilos de peso.

“Por suerte nos está yendo muy bien, siempre hemos criado cerdos, pero estamos aprendiendo con esta nueva tecnología”, afirmó Cristian Suárez, uno de los integrantes del grupo de agricultores familiares.

El trabajo técnico, además, consistió en el acompañamiento y capacitación en la nueva forma productiva para la zona, como la aplicación de novedosos sistemas de control, atención a la bioseguridad, organización de las tareas en conjunto y organización de la piara, para lograr la mayor homogeneidad posible entre los animales para disminuir la competencia entre ellos y obtener un engorde parejo del lote.

El equipo técnico de la Secretaría de Agricultura Familiar en la zona está conformado por el ingeniero Javier Paz, el técnico Gonzalo Luna y veterinario Ramiro Rosa.

De la experiencia se destacan aspectos como la capacidad para que los animales soporten las altas temperaturas de la zona, la no emisión de olores, el poco espacio utilizado y la comodidad para el trabajo cotidiano en las instalaciones.

Además, los materiales o deshechos de las “camas” pueden ser utilizados como abono para la producción de maíz, que luego se destinará a la elaboración del alimento que consumirán los cerdos que integran las piaras.

Comentarios