Los mejores snacks para comer en el recreo

Especialistas recomiendan darles a los chicos frutos secos, yogures firmes, pasas de ciruelas o pelones y frutas frescas o deshidratadas

23 Feb 2018
1

El regreso de los chicos a clases supone, entre otras cosas, que caigan en la irresistible tentación del “picoteo” entre comidas. El alfajor, los chupetines o caramelos de vuelto junto a las bolsas de papas fritas y las botellas de gaseosa pueden convertirse en un enemigo para la salud de nuestros hijos si su consumo se torna un habito entre las actividades extracurriculares o con cada sonido del timbre para salir al recreo.

Según detalló a Telám el pediatra Diego Montes de Oca, “ocho de cada 10 niños comen un snack todos los días y seis de ellos ingieren uno de muy mala calidad”. Es inevitable que los chicos recurran a algún snack para hacerle frente al apetito que despiertan sus jornadas o compren en los quioscos y cantinas de las instituciones educativas productos industrializados pero si podemos controlar desde nuestros hogares la calidad nutricional de los alimentos que ingieren.

“La alimentación es fundamental y en la edad escolar es clave porque no sólo influye en su crecimiento y desarrollo sino también en su rendimiento escolar” - recalcó Montes de Oca- “Debemos prestarle mucha atención al snack o consumo fugaz entre comidas; al típico ‘mamá, tengo hambre’ de media mañana o media tarde, ya que en esos momentos los chicos deben tener a mano algo sano que ingerir”.

¿La solución? Preparar viandas o colaciones saludables, con vitaminas y minerales, que puedan ser transportadas con facilidad en la mochila y les permitan a los chicos mantener la energía necesaria para continuar con sus actividades.

En esta línea, Montes de Oca destacó el grupo de las proteínas, fibras y las vitaminas A, D y B12, sumado al ácido fólico, el hierro, el calcio y el zinc como elementos esenciales a incorporar en una dieta balanceada.

Los lácteos firmes, frutas frescas, frutos secos, verduras y los cereales integrales son algunas de las alternativas que cumplen con estos requisitos. Además, entre las verduras, se destacan las ramitas de apio y los trozos o rodajas de zanahoria, frutas secas, cereales integrales y galletas de arroz. Montes de Oca explicó que los nutrientes presentes en estos alimentos impactan sobre la vitamina A, que es clave para la piel, las defensas y la visión, sobre la vitamina D que previene el raquitismo y es la que ayuda a absorber el calcio, y sobre el hierro, que es fundamental en el transporte de oxígeno, la producción de la sangre, la defensa de enfermedades y el desarrollo cognitivo.

En cuanto a las recetas, se puede colocar en algún recipiente de plástico o lonchera porciones de queso, barras de cereales, trozos de frutas como manzana, pera y frutillas (tanto frescas como deshidratadas y no abrillantadas) o frutos secos. Finalmente, en lo que a bebidas se refiere, el pediatra afirmó que la mejor alternativa es el agua, pese a que muchas veces es desplazada por otras opciones menos saludables como refrescos endulzados artificialmente y jugos con alto contenido de azúcar.

Comentarios