Falleció un joven que recibió un impacto de posta de goma en un operativo policial

La familia de la víctima dice que un comisario los persigue y los uniformados arguyen que se trató de un hecho desafortunado Los agentes dicen que buscaban a un ladrón y que en el incidente con la familia hicieron disparos al piso y una bala rebotó. Video.

11 Feb 2018

Ángel Alexis Noguera, de 22 años, falleció el domingo 4 de febrero a la noche en el hospital Avellaneda, tras permanecer dos días agonizando. El joven recibió un disparo con posta de goma en la cabeza por parte de la Policía el sábado 3 a la mañana.

Dos historias totalmente diferentes se cuentan en torno a la muerte del joven de Villa Mariano Moreno. Una es la de su familia, quienes culpan a un comisario del barrio, con quien aseguran tener una enemistad desde hace años. La otra, es el relato oficial de la fuerza.

Ángel Noguera, padre del muchacho, dijo a LA GACETA que la disputa con el comisario Gustavo Cisneros comenzó en 2016. “Siempre buscaba una excusa para perseguir y detener a mis hijos; me decía que pague para sacarlos; las primeras veces lo hice, pero después contraté un abogado”, afirmó y agregó que desde ese momento el oficial amenazó en repetidas veces a su familia, e incluso “juró matar a Ángel Alexis”.

El sábado 3 de febrero, dos años desde que empezó el conflicto, Ángel (padre) contó que se encontraba trabajando cuando, cerca de las 10, su hermano lo llamó y le pidió que vuelva a su casa porque “había problemas con la Policía”. El hombre se dirigió a la vivienda ubicada en la esquina de las calles 77 y 8. Sin embargo, llegó cuando ya no había nadie. “Los vecinos me dijeron que se llevaron a uno de mis hijos al hospital y otro, a la comisaría. La puerta de entrada estaba destrozada y ya no había vidrio en las ventanas” dijo.

El hombre explicó que agentes policiales se encontraban por la zona buscando a un chico vestido con una chomba celeste, quien habría sido denunciado por robo y que con esa excusa, intentaron detener a su hijo menor, Patricio Eddy Noguera, de 20 años. “Entraron a mi casa, donde estaban Ángel Alexis, mi esposa, Irene Nieva, y mi hija Selena Noguera, con sus dos hijos, de siete meses y de tres años”, contó.

Selena dijo que tuvo que salir corriendo de su casa ya que “no podía respirar porque los policías habían tirado gas pimienta”.

“Apenas salí me empujaron, a pesar de que yo tenía a mi bebé y a mi hijo en brazos”, aseguró Selena y añadió que los uniformados ingresaron a buscar a Ángel, quien había estado durmiendo antes de la llegada de los efectivos. “Entraron y empezaron a pegarle culatazos en la cabeza, y luego le dispararon; Cisneros veía todo y se reía”.

La mujer dijo que, luego de la golpiza, su hermano caminó unos metros hacia el patio. Allí se cayó y perdió el conocimiento. “Nos dijeron que iban a llamar a una ambulancia, pero terminaron llevándolo ellos al hospital. Todo el tiempo nos decían que nos quedemos tranquilos que iba a estar bien”, finalizó.

Segunda versión

De acuerdo al informe policial, los encargados del operativo fueron de la Patrulla Motorizada de Las Talitas, y el comisario Cisneros se presentó en la casa de los Noguera cuando el chico ya había sido trasladado al hospital.

En el parte policial se indica que cerca de las 10 del sábado, Patricio Eddy Noguera, hermano de Ángel Alexis, había asaltado a una mujer a en ese barrio y luego huyó hacia su domicilio, por lo que los oficiales lo siguieron. Una vez que llegaron a la vivienda, la familia -según el informe policial- comenzó a arrojarles piedras y hubo que pedir refuerzos. Minutos después, a raíz de que la familia no dejaba de atacarlos, empezaron a realizar disparos al aire con postas de goma.

De repente, Patricio “salió del interior con una garrafa y amenazaba con prender fuego a todos”. Luego salió Ángel Alexis, quien “estaba sujetando a su sobrino de 3 años, a quien tomó de rehén, poniéndole un cuchillo en el cuello”.

Siempre de acuerdo al informe, la Policía logró reducirlo y entregar al niño a su madre. Sin embargo, los oficiales dijeron que el mayor de los Noguera comenzó a amenazarlos, y estos “respondieron disparando al suelo con postas de goma. Uno de los disparos rebotó e impactó contra la cabeza del joven”, dejándolo inconsciente. Como no reaccionaba, los uniformados llamaron a una ambulancia del 107, que “demoraba en llegar, y por eso decidieron cargarlo en una patrulla y trasladarlo al hospital”.

Desde fiscalía de turno se ordenó la aprehensión del menor de los Noguera, junto con el secuestro de un cuchillo de cocina con el que habría tomado de rehén a su sobrino, si bien Selena negó a LA GACETA que su hermano Alexis haya puesto en riesgo a su hijo.

El caso se encuentra en manos del fiscal Washington Navarro Dávila.

Comentarios