Miles de fieles desafiaron el frío para poder participar de la misa multitudinaria

La temperatura mínima fue de 9° y la humedad de 97%.

18 Ene 2018

Miles de fieles de Chile, de Argentina y de otros países desafiaron el frío y el cansancio para participar de la misa que se ofició en el aeródromo de Maquehue (Temuco) y estar cerca de Francisco. La temperatura mínima fue de 9° y la humedad de 97%, lo que generó una bruma gélida al amanecer de ayer. Los más previsores había llevado mantas y termos para mate o con bebidas calientes. Algunos, hasta bolsas de dormir. Pero otros habían ido sólo con lo puesto y con poco abrigo. De todos modos, la inclemencia del tiempo no disminuyó el fervor ni la fe. Télam.

La misa también estuvo dedicada a las víctimas de la dictadura de pinochet

“Esta celebración la ofrecemos por todos los que sufrieron y murieron, y por los que cada día llevan sobre sus espaldas el peso de tantas injusticias”, afirmó Francisco durante la misa en Temuco, en una clara alusión a las víctimas de la dictadura militar encabezada por Augusto Pinochet. El Pontífice pidió un minuto de silencio “ante tanto dolor y tanta injusticia”, y recordó que en el aeródromo de Maquehue (donde se ofició el servicio) tuvieron lugar graves violaciones a los derechos humanos. La zona funcionó como un centro clandestino de detención y tortura. Reuters.

Le regalaron al papa la réplica de un moai que pesa 350 kilos

Entre los diferentes regalos que el Papa recibió en Chile hay uno que le será difícil de llevar en el avión a Roma. No por problemas de aduana ni de seguridad sino a causa del “sobrepeso”. Se trata de la escultura que los representantes de la Isla de Pascua le entregaron, que es la réplica de un moai (famosos monolitos de piedra con forma de rostros, característicos de esa isla) que pesa nada menos que 350 kilos (foto). La escultura fue realizada por Pau Hereveri, nativo de la isla, que utilizó basalto y la piedra local “puna pau”. Los ojos son de coral y obsidiana. Mide 1,60 metro. 24horas.cl 

Comentarios