Los iraníes toman las calles para pedir reformas

La violencia en las manifestaciones ha ido en aumento; murieron al menos 10 personas y varias ciudades estuvieron tomadas El presidente Rohani dijo que el pueblo pide más libertades, en el país gobernado por el clero. Se esperan más protestas

02 Ene 2018
1

CRÍTICAS AL RÉGIMEN. Las protestas que empezaron el jueves en distintas zonas del país, llegaron a Teherán. reuters

TEHERÁN, Irán.- Al menos 10 manifestantes han muerto en la oleada de protestas críticas con el Gobierno de Irán que están sacudiendo el país, informó la televisión estatal, que también señaló que en varias ciudades manifestantes armados atacaron instalaciones estatales.

Los ataques se dirigieron a comisarías y cuarteles militares y las fuerzas de seguridad los repelieron, según señaló la televisión estatal, que no dio más detalles.

Además otras dos personas, un hombre mayor y un niño, murieron durante un accidente registrado durante las protestas en Dorud, en el oeste del país.

El Parlamento en Teherán celebró una sesión de crisis en la que participaron el presidente Hassan Rohani y miembros de la Comisión de Seguridad.

Rohani afirmó que es un error considerar las protestas que sacuden el país desde hace días como una mera conspiración extranjera. “Los problemas de la gente no son sólo de naturaleza económica. Están pidiendo más libertades”, dijo el mandatario, cuyas palabras iban dirigidas a quienes se oponen a sus intentos de emprender reformas culturales y políticas.

“Este Gobierno no tiene todo bajo su control”, señaló Rohani, en alusión a que la autoridad definitiva en muchos asuntos clave sigue siendo el clero.

También en su primera reacción a las protestas, Rohani se mostró conciliador con críticos y manifestantes al señalar que estaban en su derecho a protestar, pero a su vez advirtió en contra de disturbios que puedan poner en peligro la seguridad del país.

Desde el jueves se están registrando en Irán fuertes protestas que en un principio estaban dirigidas en contra de la política económica y exterior del Gobierno, pero cada vez son más críticas con el régimen en su conjunto.

El sábado, las protestas llegaron a la capital, Teherán. A pesar de las palabras de Rohani continuaron, según señalan los medios iraníes y las redes sociales.

Ayer a la madrugada, miles de personas protestaron en Teherán y otras ciudades. La policía intervino con cañones de agua y gases lacrimógenos. Se espera que las protestas prosigan hoy.

El diputado iraní Hoyatolá Jademi habló de dos manifestantes muertos en la ciudad de Iseh, en el suroeste de Irán. Indicó que hubo heridos y detenciones.

Además, las autoridades se incautaron también de armas, munición y explosivos. Según informaciones en las redes sociales, Iseh llegó a estar ocupada por críticos con el régimen. Otras dos personas murieron en Dorud, y tres en el centro del país. Además, hay cientos de detenidos.

Ayer a la mañana, Internet funcionaba con normalidad de nuevo en Irán, después de haber estado interrumpida durante varias horas. Como los medios iraníes casi no informan sobre las protestas, las novedades se difunden a través de Interntet. Contrastar la información sobre los acontecimientos de forma neutral resulta casi imposible, aseguran periodistas en la zona.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprovechó las protestas para criticar el país, y aseguró que el pueblo iraní no iba a seguir soportando que se saqueara su dinero.

Cuando Rohani lo trató de hipócrita, Trump escribió en Twitter que el “gran pueblo iraní” ha estado reprimido durante años y concluyó su mensaje: “Es momento de cambiar”. (DPA)

El recuerdo de 2009.- Las protestas de 2009 en la República Islámica de 80 millones de habitantes cuestionaban la reelección del entonces presidente Mahmud Ahmadineyad. El líder de la oposición y sus seguidores acusaron al Gobierno de fraude electoral. La brutal represión dejó más de 30 muertos, aunque la oposición señaló que la cifra de víctimas mortales ascendió a más de 80.

LAS DIFERENCIAS.- En las protestas actuales, la situación tiene diferentes aristas. Al principio, estaban dirigidas contra la política económica y exterior del Gobierno, pero luego dirigieron contra el régimen en general. El presidente Hassan Rohani habló de falta de transparencia del sistema político, ya que los seguidores de la línea dura obstaculizan sus esfuerzos reformistas. Las redes sociales están desempeñando un papel mucho mayor que en 2009.

La influencia geopolítica.- Tras los levantamientos en el mundo árabe en 2011, en la región se desató la lucha por el poder. Los más influyentes, aunque rivales, son Arabia Saudí (sunita) e Irán (chiita). Arabia Saudí intenta frenar el avance de Irán en el mundo árabe. El heredero saudí, Mohammed bin Salman, calificó al ayatolá Alí Jamenei, máxima autoridad de Irán, como “el nuevo Hitler de Medio Oriente”.

Los aliados de Teherán.- A Irán se le acusa de querer impulsar un eje chiita de Teherán a Líbano y Siria, pasando por Irak. En Líbano apoya al movimiento islamista Hezbollah. En Siria, Hezbollah es aliado del presidente Al Assad. También apoya a las milicias chiitas hutíes que conquistaron el norte de Yemen. Qatar vive de las buenas relaciones con Irán, con la que comparte un enorme yacimiento de gas.

¿Quién manda?.- El máximo líder tiene la última palabra en los asuntos políticos, jurídicos y militares. Desde 1989 el ayatolá Ali Jamenei ocupa ese cargo vitalicio. El Consejo de Expertos, integrado por 86 clérigos -elegidos cada ocho años- designa al máximo líder y supervisa su labor. El presidente -también elegido por el pueblo- es Hassan Rohani, jefe de Gobierno pero no jefe de Estado.

El acuerdo nuclear con Occidente.- En julio de 2015 Irán llegó a un acuerdo en Viena con las naciones con derecho a veto en la ONU (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido) y Alemania sobre su programa nuclear. Teherán renunciaba a desarrollar armas nucleares y a cambio se levantarían las sanciones. Donald Trump cuestiona ese pacto, aunque el Organismo Internacional de Energía Atómica ha certificado que Teherán cumple lo acordado.

En Esta Nota

Donald Trump
Comentarios