El emotivo mensaje de la madre del joven asesinado por su novia

Describió a su hijo como un "ser de luz". La acusada quedó detenida tras confesar el crimen.

01 Ene 2018
1

Fernando Pastorizzo tenía 21 años y fue asesinado de dos balazos. Su novia de 19 años confesó el crimen. FOTO TOMADA DE CLARÍN.

Tras el homicidio de Fernando Pastorizzo, el joven de 21 años que apareció con dos balazos tirado a la vera de una ruta y que horas después confesó su novia de 19 años, su mamá publicó un emotivo mensaje de despedida en Facebook.

Fernando Pastorizzo apareció muerto de dos balazos en la madrugada del viernes. El cuerpo estaba tirado al lado de su moto, en la calle General Paz al 300, en Gualeguaychú, con dos impactos de bala de una pistola calibre 9 milímetros, según informó Clarín.

“Hasta luego mi amor!!!! ya nos encontraremos en algún lugar para compartir nuestras charlas, mates amargo de por medio. Siempre fuiste un ser sensible y hermosa persona. Y tuve la inmensa dicha y honor de poder disfrutarte como madre. Llegabas al corazón de toda persona que conocías y en estos momentos uno realmente se da cuenta del ser de luz que eras y todo el amor que despertaste!!! Te amo con todo mi corazón y…hasta luego vida!!!”, dice el mensaje que escribió Silvia Mantegazza en su muro de Facebook.

Horas después, la novia de Pastorizzo, Nahir Galarza, de 19 años, se presentó a declarar como testigo acompañada por su padre, policía y propietario del arma. Allí manifestó “fui yo, quítenle responsabilidad a mi padre y a mi familia”, según relató el abogado de la joven, Víctor Rebossio.

La justicia imputó a Nahir Galarza por el "homicidio agravado por el vínculo" en perjuicio de Fernando Pastorizzo (21), que prevé prisión perpetua, indicaron las fuentes.

De acuerdo con las pericias, la vaina servida hallada en la escena del crimen coincide con la pistola calibre 9 milímetros del padre de la chica, lo cual reforzó la hipótesis de que haya sido la autora del crimen.

La joven permanece en una sala de salud mental del hospital Centenario de Gualeguaychú, aunque está allí como medida preventiva, y no por cuestiones psiquiátricas.

Según los primeros datos de investigación, el joven recibió dos disparos efectuados con una pistola calibre 9 milímetros, uno de los cuales ingresó en la zona del corazón con orificio de salida en la espalda.

Además, se encontró una vaina servida y un proyectil sin utilizar pertenecientes a esa arma, mientras que se confirmó que los disparos fueron efectuados a corta distancia.


Comentarios