Nueva tensión en Cataluña por unas obras de arte

Hubo incidentes entre separatistas y policías

12 Dic 2017
1

LÉRIDA, España.- El traslado de un conjunto de obras de arte sacro desde Cataluña a la vecina región de Aragón provocó altercados entre separatistas catalanes y agentes de Policía, en medio de la campaña de los comicios catalanes del 21 de este mes.

Las llamadas “obras de Sijena”, procedentes del monasterio aragonés de Santa María de Sijena (Huesca), son objeto de un pleito que dura décadas entre Cataluña y Aragón. El Gobierno de esta última región las reclamó y un tribunal aragonés le dio la razón.

Entre las 44 piezas hay varios sepulcros de madera policromada del siglo XV, relieves de alabastro, tablas de retablo y pinturas de temas religiosos.

Ahora, el litigio explota en plena campaña electoral catalana y después de que el Gobierno español de Mariano Rajoy asumiera las funciones del Ejecutivo de Cataluña en el marco de la aplicación del artículo 155 de la Constitución española, activado para frenar el desafío independentista en la región.

En virtud de un requerimiento judicial, el ministro de Cultura español, Íñigo Méndez de Vigo, dio la orden el 29 de noviembre de trasladar las obras de Sijena desde el Museo de Lérida, situado en esta ciudad catalana, hasta su emplazamiento original, en Aragón.

La decisión provocó indignación en las filas independentistas, que acusaron al Estado español de “expolio” y “humillación”.

Horas después del plazo para cumplir la orden voluntariamente, el domingo a la noche, unas 300 personas se congregaron ante el Museo de Lérida para tratar de impedir la salida de las piezas.

Los agentes desalojaron a un centenar de manifestantes por la fuerza, lo que provocó escenas de violencia. Las obras salieron en un camión entre gritos de “ladrones”. A la marcha acudieron directores de varios museos de Cataluña.

El asunto tuvo una gran repercusión y políticos de diferentes partidos se pronunciaron, en la recta final de la campaña de los comicios convocados para el día 21, que se celebra en una situación excepcional por el encarcelamiento y la salida de España de algunos candidatos independentistas.

El partido separatista y antisistema CUP calificó a las obras de Sijena como un “botín de guerra” para Madrid, mientras que el ex jefe del “Govern” catalán Carles Puigdemont habló de “nocturnidad” y de “golpe de Estado”.

“Con nocturnidad y usando una policía militarizada, como siempre, aprovechando un golpe de Estado para expoliar Cataluña con absoluta impunidad”, expresó el líder independentista Twitter.

El pleito por los bienes de Sijena arrancó en 1970, cuando las monjas del monasterio aragonés se trasladaron a otro en Cataluña y se llevaron consigo 97 obras. Éstas fueron depositadas en la región del noreste de España: 44 en el Museo de Lérida y 53 en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

El Gobierno catalán las compró, pero la Justicia declaró nulas las ventas, por lo que se ordenó el retorno de las piezas.

En julio de 2016 se devolvieron las 51 conservadas en el MNAC y quedó pendiente el traslado de las 44 que se exhibían en el Museo de Lérida, que ahora volvieron a la localidad de Villanueva de Sijena hoy mismo. (DPA)

comentarios