La Experimental ensaya con portainjertos en limoneros

Dardo Figueroa, técnico de la Sección Fruticultura, explica cómo trabajan y los resultados que obtienen

09 Dic 2017
1

ESTRICTO. Las plantas deben multiplicarse sólo en viveros bajo cubierta.

En el marco del Programa de Mejoramiento Genético de la Eeaoc, la Sección Fruticultura conduce “Ensayos de portainjertos para limoneros en Tucumán”. Estos trabajos son de líneas de portainjertos liberados por la Eeaoc y otras líneas promisorias de 81G (Volkameriana x Cleopatra), 85C, 87B y 88C (Volkameriana x M. Sunki), que están en evaluación, resultado de los cruzamientos realizados en su momento por José Luis Foguet -el experto que falleció días pasados-, comentó Dardo Figueroa, técnico de la Sección Fruticultura.

En un primer ensayo implantado en Lules, en el año 2007, se evalúa el comportamiento de Limonero Lisboa Frost Nuc, sobre los portainjertos Citrumelo 75 A/B, Citrandarin 61 AA 3 y Lemandarin 81 G 2/20, liberados por la Estación Experimental (Eeaoc), juntamente con un Citrange C 35, introducido desde Estados Unidos en 1987, y Citrumelo 4475. Considerando un promedio de los últimos 3 años, la producción estuvo entre 200 y 237 kg de fruta por planta, destacándose Citrumelo 4475, siendo óptimos estos niveles productivos. Al relacionar la “producción por planta” con el “volumen de copa”, obtenemos la “eficiencia productiva de cada portainjerto” expresada en kg de fruta/m³ de copa, donde los otros portainjertos (C 35, 61 AA 3 y 81 G 2/20) se comportaron como los más eficientes con valores de entre 3,5 y 3,8 kg/m³, mientras que Citrumelo 4475 tuvo un valor de 2,5 kg/m³. Este dato no resulta menor, considerando la posibilidad de implantación en marcos más compactos. Seguramente, estos datos serán una herramienta más al momento de aprovechar los potenciales de cada uno: todos presentan un excelente comportamiento.

Por otro lado, en 2012 se implantó en Monte Grande un ensayo de 15 portainjertos de la línea 81 G (Volkameriana x Cleopatra) para Limonero Génova Nucelar, evaluándose, desde 2014 al presente, su comportamiento. Algunas líneas se destacaron por su mayor eficiencia productiva alcanzando valores de entre 4,5 y 5,9 kg/m³. Estos resultados, si bien son muy promisorios, son preliminares ya que son las tres primeras cosechas y la producción aún no está estabilizada.

A nivel mundial, existe una tendencia a realizar plantaciones más compactas en la citricultura como una posible estrategia frente al HLB y para anticipar el retorno de la inversión. La Experimental posee ensayos en este sentido y se encuentran en evaluación.

La adopción de portainjertos más eficientes y marcos de plantación compactos, deben ser acompañados con cambios tecnológicos, relacionados, entre otros, a un parque de maquinarias acorde a los fines de eficientizar las tareas de manejo de malezas, poda, fertilización, sanitarias, etc.

Comentarios