Cartas de lectores

22 Nov 2017
1

Inversión en rutas provinciales

En la carta titulada “Nula inversión en rutas” (20/11), el señor José Pablo Alejandro Vega, usuario de nuestra red de caminos y contribuyente, hace una directa alusión a las autoridades de la Dirección Provincial de Vialidad, por lo que como administrador de la repartición me siento con el compromiso de responderle. Es innegable el deterioro de nuestra red de caminos, que obviamente tiene como principal motivo la falta de inversión, consecuencia de una política vial a nivel nacional que se repite con los gobiernos. Como el lector sabrá, los recursos con los que cuentan las vialidades de provincias provienen del Impuesto a los Combustibles Líquidos. Lo que seguramente no sabe es que del total de esos impuestos se distribuye entre las vialidades sólo el 6%. Eso significó en 2016 una distribución de $ 4.500 millones en 23 vialidades provinciales. Como comparación de lo que dicho monto significa, y sólo como ejemplo, el soterramiento del tren Sarmiento en Buenos Aires tiene un presupuesto cercano a los $ 45.000 millones. Desde el Consejo Vial Federal se calculó que para poner en condiciones todas las redes provinciales del país, es necesaria una inversión de $ 90.000 millones. Como verá, estamos muy alejados de aquello. De todas maneras, y más allá de todos estos números, quiero que los usuarios de nuestros caminos sepan que desde la DPV se trabaja en la optimización de los recursos disponibles. En ese sentido, en el tiempo que llevamos de gestión en esta repartición, con gran esfuerzo presupuestario pusimos en marcha un plan de reacondicionamiento integral del parque vial para encarar obras por administración, como así también la compra de nuevos equipamientos. Estamos comprometidos a mejorar el estado de la red vial y en ese sentido venimos trabajando. Tanto es así que en los últimos dos años se mejoró la transitabilidad de aproximadamente 600 km de caminos de nuestra red enripiada; actualmente, con obras por contrato, se están mejorando caminos terciarios del sur de la provincia. También hemos mejorado los tramos más conflictivos de la red pavimentada (turismo y producción), que por cuestiones de espacio no es posible detallar. Además, en prevención para la época estival, se encauzaron en zona de puentes aproximadamente el 85% de los ríos conflictivos, lo que si bien no garantiza la estabilidad de las obras, sí disminuye las probabilidades de ocurrencia.

Ricardo Abad

[email protected]


Opinólogos y submarinistas

Todos estos días en mi recorrida por diferentes ámbitos, me di cuenta de que además de directores técnicos de fútbol y economistas también somos submarinistas. Algunos medios, con tal de acaparar la audiencia, colaboran en difundir noticias que sólo confunden a la gente; no contribuyen en nada a preservar la tranquilidad de los familiares, amigos y a la familia naval. He escuchado miles de disparates. Como siempre todos tienen la precisa o alguna comunicación directa con el San Juan. Les rogaría que hagan sus aportes técnicos e información a la base donde se coordina la búsqueda, así evitamos los radiogramas. En todos los programas invitan a dar opiniones a cualquier persona que se precie de ser “hombre de mar”. También tratan de confrontar a los voceros de la Armada descalificando lo que dice uno u otro; a ver en qué se equivocan para que difieran las opiniones y “poder hablar” de inoperancia. En este tipo de “mala información” somos incorregibles. Incluso decían que había cuatro gendarmes a bordo; cierto o no, lo preocupante y fehaciente es que hay 44 seres humanos en situación de peligro, por una situación que no está clara y eso angustia y entristece a sus familiares que no saben si volverán a ver a sus seres queridos. En la superficie, con la seguridad de pisar la tierra, 44 millones de compatriotas esperan el regreso de toda la tripulación, sana y a salvo.

Roberto Rubén Sánchez

Corrientes 1.735

San Miguel de Tucumán


El parque 9 de Julio

Por ley provincial nº 1.646 (año 1936) se autoriza a la Caja de Ahorros a transferir al Gobierno de la Provincia la finca “La Florida”, ubicada en Monteros. La propiedad será destinada exclusivamente a servir como parque provincial y de reserva de fauna y flora. Dicha propiedad, el Parque Aconquija, y las que la Provincia adquiera con idénticos fines serán administradas por una comisión denominada “administradora de parques provinciales”. Exceptúase de esta disposición al Parque 9 de Julio. La Ley 1.948 (año 1946) modifica a la 1.646 y expresa que la propiedad adquirida por la presente Ley será destinada a parque provincial reserva de “fauna y flora y colonización”. Dicha propiedad, el Parque Aconquija, el Parque Centenario 9 de Julio y las que la Provincia adquiera “con idénticos fines, será administrada y dirigida “por la Dirección de Industrias y Fomento Agrícola”. Por Ley nº 3.541 del año 1968 (Ley No General Vigente, según el Digesto Jurídico), se ratifica el convenio suscripto entre el Gobierno de la Provincia y la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, para la cesión del dominio y de los bienes que integran el parque centenario 9 de julio, de la Provincia a la Municipalidad. Sin embargo por Ley 8.240 (sancionada 2009) se consolida también la Ley 1.646 con la salvedad de que serán administradas y dirigidas por la Dirección de Flora, Fauna y Suelos (sic), desconociendo o contraponiéndose a la ley nº 3.541. En un mismo acto dos cosas opuestas. Nunca hubo quejas de ningún funcionario municipal de esa época. Claro que los que estaban de un lado ahora están de otro. Este año se promulgó la Ley nº 8.991, de aplicación a los árboles ubicados en áreas de jurisdicción provincial, municipal y comunal, que no sean considerados bosques de producción susceptibles de explotación racional o estuvieren sujetos a los regímenes especiales de las leyes N° 6.292 y N° 8.304 y sus modificatorias. Es decir también el Parque 9 de Julio, pero se extendía al Guillermina, al Avellaneda, plazas, calles, rutas, etcétera. La autoridad de Aplicación es la Secretaría de Medio Ambiente. No se reglamentó esta ley. No escuché quejas. Para acrecentar el fárrago normativo, los mismos que sancionaron la ley nº 8.991 quieren provincializar el parque 9 de Julio, creándose un Consejo de Protección Integral específico para que administre, mantenga y restaure ese espacio, en lugar de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán.

Héctor Francisco

[email protected]


EL PROTAGONISMO DE LA BICICLETA

Quién podría imaginarse que en esta época de grandes motorizaciones de la industria automotriz, la antigua bicicleta no pierda protagonismo. Si bien se trata de un transporte que se usaba para ir al trabajo o para pasear en el barrio, hoy se lo utiliza como parte de los ejercicios físicos en los gimnasios, en paseos cortos, bicicleteadas benéficas y en distintas competencias (pistas, rutas, mountain bike, triatlón). Viene al caso recordar que antes las bicicletas se clasificaban como “rodado 28, para varones, y rodado 26, para mujeres”. Las había de paseo, sport, media carrera y de carrera, la mayoría equipadas con luz a dínamo, timbre manual, inflador y una carterita colgada en la silleta con herramientas para algún arreglo imprevisto. Las bicicletas para damas traían una redecilla “cubre-polleras” en la rueda de atrás, y a otras les agregaban la posibilidad de usar el “piñón fijo” para casos de emergencia. La primera bicicleta novedosa para la época fue la “Lagonda” (hoy playera), que apareció con la incipiente industria nacional del gobierno peronista. Hoy se ha divulgado tanto la necesidad de pedalear como actividad física, que se inventaron las bicicletas fijas y hasta servicios de alquiler por horas. Mientras tanto, algunos gobiernos municipales, ante la demanda de los vecinos proyectaron y construyeron bicisendas. En cuanto a lo personal, el uso de la bicicleta me beneficia en lo económico porque puedo efectuar varios trámites y mandados en menor tiempo. No realizo gastos por el transporte, y esta situación me permite mantenerme físicamente bien, como le haría cualquier persona y a cualquier edad, que busca mantener controlada su buena salud. El hecho de andar en bicicleta desde hace 65 años me permitió conocer la capital tucumana y todos sus lugares aledaños. ¡Y casi me olvido! Los acróbatas de los circos también usan la bicicletas, desde siempre, en números atractivos, como las que “se parten en dos” cuando suben los payasos, o la que usan los equilibristas para cruzar la pista a través de un cable a más de 20 metros de altura; o el famoso monociclo, en el que andan hasta animalitos domesticados.

Ysmael Díaz

Mario Bravo 247

Banda del Río Salí


Bebederos en mal estado

Con respecto a la nota que publicó LA GACETA sobre el estado de los bebederos, quisiera agregar que el que está ubicado en el parque Guillermina, en el sector de los aparatos para hacer gimnasia, se encuentra en muy mal estado. Esta situación perjudica el entorno y lo convirtió en un foco infeccioso, por la cantidad de agua que pierde continuamente sin que cuente con un buen drenaje. Sería conveniente que la repartición responsable del mantenimiento del paseo público se haga cargo de solucionar este inconveniente, ya que concurre gran cantidad de gente al parque a realizar actividades recreativas.

Cristina Alonso

[email protected]

Comentarios