Buscan a los asaltantes de una docente jubilada

Hombres disfrazados de fumigadores entraron a la casa, ataron a la dueña y desmayaron de un golpe a una amiga durante el ataque. Los ladrones se llevaron dólares, euros y pesos. Allanaron la casa de vecinos y en una encontraron $100.000

22 Nov 2017
1

EN PLENO OPERATIVO. Los policías realizaron allanamientos en el vecindario donde fueron atacadas la mujer y su amiga. Aún no hay detenidos. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll

En dos allanamientos que realizaron ayer, la policía sumó importantes pruebas para tratar de esclarecer el violento asalto que sufrió una docente jubilada en su casa de Concepción el viernes pasado el mediodía. Según confiaron fuentes cercanas a la investigación, en los procedimientos encontraron elementos que les permitirían identificar a los atacantes.

Uno de los operativos, ordenado por el fiscal Edgardo Sánchez se practicó en la vivienda de una mujer que tenía en su poder más de $100.000 en efectivo. El inmueble está ubicado en la calle Italia, cerca de donde vive la víctima.

María del Valle Moreno, de 59 años, ex docente viuda, fue sorprendida por dos hombres que simulaban ser fumigadores. La dueña de casa, en esos momentos, se encontraba acompañada por Verónica Miranda. El atraco, cometido cerca de las 13.30, fue a mano armada y los delincuentes se llevaron una caja fuerte metálica en la que había una suma importante de dólares, euros y pesos argentinos. Además, se apoderaron de una billetera con varias tarjetas de crédito.

Incidente con un vecino

“La señora quedó muy afectada por la experiencia que vivió, pero no tiene daños físicos”, dijo una allegada a Moreno.

La víctima no quiso hablar con el periodismo cuando fue abordada en la puerta de su vivienda al regresar de hacer trámites vinculados con el asalto. “La cifra de lo que se llevaron si bien es importante, no es millonaria, como se dijo”, fue lo único que aclaró la mujer. Otro allanamiento se practicó a la par del inmueble de la víctima. Su propietario, visiblemente ofuscado, al llegar Moreno a su casa, la encaró para recriminarle que lo haya involucrado en el hecho. “Esto me hace pasar un momento muy malo cuando no tengo nada que ver con lo ocurrido”, se quejó el vecino, que no quiso dar más detalles de lo sucedido.

El asalto se cometió cuando la docente jubilada y su amiga conversaban en la cocina. Los delincuentes, según consta en la denuncia policial, lograron ingresar sin problemas por la puerta del frente, que estaba sin traba. Uno de ellos llevaba un arma de fuego y, de acuerdo a la misma versión, luego de forcejear con Moreno la redujo para enseguida atarle con precintos manos y pies. También le taparon el rostro con una tela para que no los identificara.

Miranda, en tanto, fue golpeada con un arma y cayó al suelo desmayada. Mientras uno de los delincuentes vigilaba a las mujeres, otro se dirigió a la habitación de Moreno. Esta, cuando se despertó, liberó a su amiga. Ahí se dieron cuenta de que los asaltantes habían permanecido en la vivienda unos 40 minutos.

Dejaron las joyas

Las mujeres descubrieron en medio del desorden de la habitación que los delincuentes se habían llevado una caja fuerte de metal de 50x50 centímetros en la que guardaba euros, dólares y pesos.

Una segunda caja fuerte quedó tirada y abierta sobre una cama. Tenía joyas que los ladrones decidieron dejar. En cambio se llevaron una billetera con varias tarjetas de crédito.

“Confiamos que las pistas y los otros elementos reunidos en el caso nos van a conducir a los asaltantes”, dijo el comisario Raúl Cornejo, jefe de la comisaría de Concepción.

Comentarios