Variedades y productores mundiales

Un informe elaborado entre el INTA y la Facultad de Ciencias Agrarias de Mar del Plata habla de la papa.

14 Oct 2017

La papa es el tercer cultivo alimenticio luego del arroz y del trigo (Faostat, 2009). El tubérculo de papa es importante fuente de carbohidratos (almidón), proteínas de alta calidad, vitamina C y minerales. La papa es un alimento tradicional de la dieta de los argentinos: se consumen 60 kg/cápita/año.

La papa cultivada en las principales regiones productoras de la Argentina pertenece a la especie Solanum tuberosum ssp. tuberosum (L.). Asimismo, en las regiones andinas de Latinoamérica se cultivan S. tuberosum ssp. andigena (papas andinas o criollas), S. phureja (yema de huevo) y otras. Además, existen 150 especies tuberíferas dentro del género Solanum.

Los alrededores del lago Titicaca (Perú y Bolivia) concentran la mayor diversidad genética de papas cultivadas, por lo cual se considera a esta región como el centro de origen de esta especie y de su domesticación. Su nombre deriva del quechua y tiene otras denominaciones en lenguas diversas (patata, batata, pomme de terre, potato, aardappel, kartofel, etc).

La papa es una especie que requiere fotoperíodos, acortándose más allá de un umbral de horas diarias para tuberizar; dicho umbral depende de la especie y de las variedades. Las variedades tuberosum pueden tuberizar con fotoperíodos más largos que las variedades andigena. Por ello, las primeras se cultivan en altas latitudes y las andígenas en los países andinos a menores latitudes. Las variedades andígenas no tuberizan en los veranos de días largos de los países más septentrionales, y las variedades tuberosum se inducen bajos los días cortos de los países tropicales bajando su rendimiento.

Los principales países productores son China, Rusia e India. Los de mayor nivel tecnológico son EEUU, Canadá y la Comunidad Europea. La producción mundial es de 325 millones tn. En Latinoamérica, Argentina se destaca por sus altos rindes (35 t/ha en promedio), la calidad de la “semilla” y el porcentaje de producción a industria (25%).

Comentarios