La meta es seguir bajando el déficit

En 2018, el rojo sería del 5,55% del PBI.

24 Sep 2017

Las proyecciones elaboradas en el marco del presupuesto para el próximo año, reflejan un crecimiento de los ingresos totales del 19% y de solamente el 16,2% para los gastos totales, observa el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). Para 2018 se espera un Resultado Primario deficitario equivalente a 3,2% del PBI y un Resultado Fiscal negativo correspondiente a $6 81.802,9 millones (5,5% PBI), indica la consultora que encabeza el economista Nadin Argañaraz.

El proyecto de presupuesto plantea que en 2017 se logrará superar la meta planteada respecto al resultado primario del sector público nacional, ya que el déficit primario será equivalente a 4% del PBI según las proyecciones oficiales. Para 2018, se plantea una mejora de 0,8% del PBI en el resultado primario, indica el reporte privado.

Para transitar este camino hay que tener en cuenta que en 2018 a diferencia de 2016 y 2017 no se contará con el empuje adicional que brindó el “blanqueo”, y por lo tanto se trabaja con una previsión de caída de los ingresos tributarios de 0,4 puntos porcentuales (p.p.) que son compensadas parcialmente por un crecimiento de las rentas de la propiedad de 0,2 p.p, advierte.

“Para alcanzar la meta aparece como necesaria una reducción del peso del gasto nacional en el Producto de 1 p.p.; esto se lograría, según el presupuesto, principalmente a través de una reducción del peso de los subsidios a energía y transporte (-0,6 p.p.) junto a una caída de 0,5 p.p. de los gastos corrientes (salarios, funcionamiento y otros) y una pequeña reducción de la importancia de las transferencias corrientes a provincias (-0,1 p.p.)”, sostiene el informe. Analizando los gastos corrientes, estas pautas lograrán compensar el único incremento relevante del gasto que es el que se presupuesta para el principal gasto nacional: las prestaciones sociales, que aumentarán 0,2 p.p. del PBI en 2018. El gasto de capital se mantendrá a los mismos niveles relativos al PBL que en 2017.

Teniendo en cuenta el incremento del peso de los intereses de la deuda de 0,14 p.p. del Producto, el resultado fiscal mejorará si se cumple el presupuesto en 0,6 p.p., pasando de un déficit de 6,15% del PBI en 2017 a uno del 5,55% del PBI el próximo año, sostiene el Iaraf.

Comentarios