“Hay muchos casos de chicos que sólo asisten a centros de día”

10 Sep 2017

La directora de Educación Especial, Viviana Páez, habló con LA GACETA sobre la realidad de la integración escolar en Tucumán. Dijo que están trabajando para optimizar los recursos y llegar a todos los que necesitan apoyo. No obstante, opinó que muchas veces los padres se niegan a la ayuda del Estado. Además, reconoció que hay muchos casos de chicos discapacitados que no van a ninguna escuela.

- En los últimos años, ¿se ha incrementado la cantidad de chicos con capacidades especiales en las escuelas comunes?

- Sí, a partir de la difusión de la legislación internacional, nacional y jurisdiccional que promueve el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad, especialmente el derecho a la educación, se ha incrementado la demanda de matrícula de alumnos con necesidades educativas derivadas de discapacidad en las escuelas.

- ¿Tienen cifras estimadas acerca de ese aumento, o de la cantidad de chicos integrados en la provincia?

- En el período lectivo 2017 la Dirección de Educación Especial, a través de su Servicio de Integración Escolar -brindado por las Escuelas Especiales y por Equipos Itinerantes e Interdisciplinarios de Apoyo a la Integración Escolar-, atiende aproximadamente a 760 alumnos integrados en escuelas de educación común en los distintos niveles. A esto hay que sumarle los alumnos que están en proceso de integración escolar atendidos por equipos privados, y cuya cantidad no conocemos exactamente.

- ¿Se está aplicando la ley que establece la inserción de las personas con discapacidad? ¿Qué problemas tienen algunos padres?

- En este momento se está trabajando fuerte en la aplicación de las normativas, tratando de concientizar y capacitar a toda la comunidad educativa, principalmente a la educación común. Algunos papás tienen problemas porque no consiguen matricular a sus hijos en las escuelas de educación común, y muchas veces porque tienen resistencia a recibir los servicios que ofrece la Modalidad Educación Especial. Esto se debe a que desconocen la oferta que tiene el Ministerio de Educación respecto a la integración de alumnos con discapacidad. Las denuncias generalmente son referidas a las dificultades que encuentran para la matriculación de sus hijos en escuelas de educación común, lo que se está resolviendo articuladamente, y en forma paulatina con las direcciones de los distintos niveles.

- Algunos papás cuentan que es más difícil integrar a los chicos cuando no tienen recursos económicos o no poseen obra social. ¿Esto es verdad?

- Sí, es cierto. Por Ley 24.901 se regulan las prestaciones de escolaridad para alumnos con discapacidad. En ella se dispone que deben ser cubiertas por las obras sociales. En el caso de no poseerla, debe cubrirlo el Estado, pero muchas veces los papás no están de acuerdo con los servicios que se ofrecen a través de la modalidad de Educación Especial. Si pretenden contratarla de manera privada o particular, es una prestación que exige una erogación importante. En la mayoría de los casos de aquellas familias de escasos recursos, el Ministerio de Educación brinda una respuesta a ese alumno. Estamos optimizando los recursos para llegar a todos esos chicos con discapacidad que no poseen la cobertura de una obra social.

- ¿Cómo trabajan ustedes?

- La Dirección de Educación Especial brinda apoyos a todos los alumnos con necesidades educativas derivadas de discapacidad, tanto en escuelas especiales como en escuelas comunes, a través de los Equipos Interdisciplinarios de apoyo a la integración escolar. Todos los servicios están resignificando su tarea a la luz de los nuevos paradigmas que ponderan el principio de la educación inclusiva.

- ¿Cuántas escuelas especiales hay?

- En la provincia hay 69 escuelas especiales que brindan servicios de educación inicial, educación primaria, servicio de educación integral secundaria especial, educación permanente para jóvenes y adultos con discapacidad, y el Servicio de Integración Escolar. Además cuenta con un Equipo Coordinador Central de Apoyo a la Integración Escolar y 14 Equipos Itinerantes e Interdisciplinarios de apoyo a la Integración Escolar distribuidos en los distintos departamentos. En las zonas más alejadas o de difícil acceso (Valles Calchaquíes, Graneros y Los Ralos) se cuenta con aulas especiales en escuelas de educación común que brindan los mismos servicios.

- ¿Hay en estas escuelas especiales casos de chicos que tranquilamente podrían ir a escuelas comunes?

- No debería haber alumnos que pueden ir a una escuela común, ya que el destinatario de los servicios que brindan las escuelas especiales son aquellos que teniendo necesidades educativas derivadas de discapacidad ingresaron luego de haberse agotado las instancias del Servicio de Integración Escolar.

- ¿Hay casos de chicos con discapacidades que no están en ninguna escuela?

- Sí, muchos casos de niños o jóvenes con discapacidad que en edad obligatoria sólo asisten a centros de día, los cuales son terapéuticos pero no pueden acreditar su trayectoria educativa.

- ¿Puede rechazar una institución privada a un niño discapacitado?

- La resolución 311 del Consejo Federal de Educación, de diciembre de 2016, establece con claridad que no debe rechazarse la matrícula de un alumno por su condición de discapacidad, sean las escuelas estatales o privadas. Pero en muchos casos depende de la cantidad de alumnos que la institución tenga matriculada, del grado o sección para la que solicite inscripción, del número de alumnos con discapacidad que ya tenga inscriptos en esa sección, etcétera.

- Es cierto que a veces los mismos padres de otros alumnos son los que rechazan la integración?

- Sí, muchas veces los mismos papás rechazan la integración de alumnos con discapacidad en la institución a la que concurren sus hijos, porque hay temor y desconocimiento sobre la discapacidad. La diversidad debe ser valorada como un factor de enriquecimiento en la formación de los alumnos, y es en esa diversidad, que tenemos que velar por la equidad y la igualdad de oportunidades.

Comentarios