Cartas de lectores

07 Sep 2017

Declaraciones juradas

El lector Williams Fanlo, que respondió el 2/9 a mi carta relativa a las declaraciones juradas, está equivocado. Lo que quiso es blanquear a los funcionarios de la UNT. La declaración jurada que presentaron funcionarios nacionales y municipales son truchadas. Si dichos funcionarios compraron inmuebles y pagaron 2, 3, 5 millones de pesos reales, no podemos hacer figurar la valuación fiscal, porque estamos subestimando a nuestra sociedad y engañando a su representado, que es el pueblo. Cuando se hace una valuación fiscal de un inmueble es para eludir los impuestos correspondientes que se tienen que pagar. Si un político o funcionario compró una casa en un country o en pleno centro, pagaría más de tres millones de pesos, y no puede hacer figurar $ 180.000, como informaron en sus declaraciones juradas. No podemos ser hipócritas y mentirosos a la vez, porque ningún inmueble puede valer $ 120.000, ni mucho menos una propiedad en el centro. No pueden tener medio millón de dólares en un plazo fijo y hacer figurar la compra de un inmueble en $ 130.000. Nadie puede creer esto. Por ello, el señor fiscal de turno tiene la obligación de investigar por qué falsearon la verdad. Porque la mentira en una declaración jurada es un delito.

Gumersindo Parajón

Entre Ríos 196

San Miguel de Tucumán


La sociedad excluyente

Aprovecho este espacio brindado gentilmente por LA GACETA para dar mi adhesión a la carta publicada a la lectora Andrea Guraiib (6/9) referente a los niños que padecen el síndrome de Asperger, y que son excluidos de manera ignorante por la sociedad en la que vivimos. Cuando hablamos de sociedad, hago referencia a las instituciones oficiales y privadas que la constituyen, a saber: escuelas, obras sociales, nosocomios, clínicas privadas, Policía, centros de rehabilitación, etcétera. La sociedad debe aprender que el cuidado y esmero de los niños afectados por dicho síndrome requiere un gasto de energía extra, no solamente lo que representa el cuidado del niño en sí, sino también, por ejemplo, las idas y venidas de las obras sociales, los problemas educacionales, la ignorancia de la sociedad, los disgustos, el no cumplimiento de las normas establecidas, etcétera. Las leyes que amparan a las personas con diferentes grados de discapacidad -24.901, 22.431 y 23.661- deben cumplirse en beneficio de tales personas y el infractor debe ser condenado a prisión. Esto ayudará a recomponer a nuestra sociedad que hoy en día presenta grandes grietas (carta del lector Víctor Molina del 3/9: Las leyes existen, pero no se cumplen.

Jacinto Barrionuevo

[email protected]


La sociedad que da esperanza

Cuando la Distrofia Muscular (Duchenne/Becker) se asomó a nuestra familia fue un verdadero cimbronazo. La historia cruda de la enfermedad presenta un pronóstico desalentador. Sin embargo, asoman algunas luces de esperanza: es una de las enfermedades genéticas que actualmente está siendo más investigada, los tratamientos propuestos en los últimos 20 años han cambiado notablemente su historia y existen algunos casos donde con terapia génica se consiguió reducir su expresión. Al enfrentarnos con esta rara enfermedad pensamos que residir en Tucumán fuese desventajoso para el tratamiento de nuestro hijo. Sin embargo, llegamos al Equipo Terapéutico Tucumano de Enfermedades Neuromusculares (Etten), en el Servicio de Rehabilitación del Hospital Avellaneda, y percibimos que allí la historia de la enfermedad era otra. Nos encontramos con un equipo interdisciplinario de fisiatras, kinesiólogos, psicólogos, fonoaudiólogos, terapistas ocupacionales, asistentes sociales y médicos de otras especialidades, que se entregan al tratamiento integral de nuestros niños con esta patología, y cuentan con el asesoramiento de especialistas reconocidos a nivel internacional. Tienen acceso directo a especialistas de la Unidad de Enfermedades Neuromusculares del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, y con la ayuda del Siprosa y la gestión de la Fundación para el Tratamiento de las Enfermedades Neuromusculares (Funten), cuentan con la visita trimestral de la doctora Lilia Mesa, médica neuróloga infantil de esa unidad, que en el Hospital Avellaneda atiende a niños con distrofia muscular de todo el NOA, mientras va guiando a los miembros del equipo Etten en su diagnóstico y tratamiento. Este tipo de acciones hacen una verdadera e importante diferencia en la vida de nuestros niños. Particularmente, el equipo Etten actúa fiel al manifiesto “incurable no significa intratable”, brindando un servicio de primer nivel, precioso y necesario para nuestros niños con distrofia. Hoy, 7 de septiembre, es el día mundial de concientización sobre Duchenne, una excelente oportunidad para poner en evidencia la actividad de este grupo que silenciosamente trabaja por un futuro mejor para nuestros niños y jóvenes con distrofia.

Viviana B. Lencina

[email protected]


Violencia

La violencia no es solo un hecho armado, o agresión hacia otros sino también toda discriminación. La corrupción provocada, junto a la pobreza, la miseria, el hambre, la degradación del otro, son también violencias. La violencia es social cuando no se respetan los derechos humanos a vivir dignamente. Es grande y los poderosos la ignoran para no perder puntos. Se podría añadir más, pero con los: ”negro sucio, vago, ignorante”, valen los ejemplos. La degradación del otro se convierte en una útil herramienta política, como se intenta políticamente contra el populismo. Ni hablar de una violencia económica que permite que los grandes poseedores exploten al mundo, degradándolo en destructivas formas. Siempre que no se “trate a los demás como se quiere ser tratado”, el acto, se convierte en violencia psicológica. La crisis avanza y nos muestra la verdadera realidad en la que estamos sumergidos, y de la cual debemos salir, positiva o negativamente, hacia una nueva forma de relación que nos contemple a todos con una “verdadera justicia”, humana, que trate a todos los seres humanos como valor principal.

Javier Astigarraga

[email protected]


Corea del Norte

Resulta incomprensible que en la actualidad aún existan seres humanos dispuestos a poner en riesgo a toda la humanidad. Así lo demuestra la nueva carrera armamentista que parece haber iniciado Corea del Norte, un pequeño país con millones de inmigrantes recibidos indiscriminadamente en diversos países del mundo, que hizo estallar una bomba atómica de poder similar a la que hizo desaparecer Nagasaki. Este demencial acto autodestructivo debe ser condenado por todos los países del Mundo e inmediatamente sancionado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Miguel Angel Sáez

Muñecas 616

San Miguel de Tucumán


La gestión del agua I

Mucho se polemiza y se inculpa en Tucumán sobre el servicio que presta la concesionaria actual; y es innegable que requiere una solución política. He sido testigo de cuando este Servicio -agua y cloacas- era de responsabilidad absoluta del Estado Nacional, a través de la empresa Obras Sanitarias de la Nación, cuyo personal estaba sumamente preparado para todos sus menesteres. Uno podía observar que, por ejemplo los “llaveros”, o sea los encargados de abrir y cerrar las esclusas para la distribución necesaria del agua, lo hacían respetando los tiempos y evitando provocar cualquier ariete posible. Porque todos los empleados eran idóneos, estaban lo suficientemente instruidos para ser eficaces en sus funciones. Pero, como ocurre en muchas áreas en nuestro país, el denuedo fue reemplazado por la audacia, y hoy estamos ya acostumbrados y es peor, convencidos, de que las cosas no funcionen como deberían. Y así pretendemos ser partícipes de las nuevas tecnologías, cuando hemos perdido ya hasta la artesanía que supimos tener y que nos legaron aquellos gringos con su experiencia milenaria. Quisiera que, en lugar de polemizar, busquemos la forma de educar al soberano para hacer las cosas como se deben, sin improvisaciones, porque, realmente, el Servicio de Agua y de Cloacas en la provincia, en lugar de servirnos como un medio saludable, lo estamos derrochando, nos está destruyendo obras y nos contamina. Pienso que el diálogo es la única solución para hacer los cambios que se crean necesarios si queremos, verdaderamente, una sociedad con futuro.

Enrique J. Ortega

[email protected]


La gestión del agua II

Pareciera que en épocas electorales todo es posible, tanto es así que el mismo intendente de la Capital tucumana hace suyas las acciones llevadas a cabo por nosotros los ambientalistas desde hace mucho tiempo, juntar firmas de los vecinos que no están de acuerdo con el servicio que presta la SAT. Ambientalistas de Conciencia Ambiental Tucumán agradecemos públicamente a Germán Alfaro por haberse sumado a nuestra iniciativa de juntar firmas por el mal servicio de la SAT. Cabe destacar que este proyecto lo venimos manejando los activistas ambientales desde hace años; tanto es así que todos los medios de comunicación masiva se hicieron eco y nos hicieron notas, tanto gráficas como televisivas cuando nos apostábamos en la peatonal Muñecas, en Plaza Mitre en la ciudad de Concepción, en Aguilares, etcétera, megáfono en mano y gritando a los cuatro vientos que de una vez por todas se sanee esta empresa totalmente deficitaria y cuyo titular ya parece el “Zar del Agua”, un ser inmutable e inamovible que antes de retirarse debiese dar cuentas a la Justicia por todo el daño ambiental que causa la empresa a su cargo y con el agravante que comenzaron a sonar aumentos; eso si seria una burla a toda la sociedad. Fue tanta nuestra labor que hoy los ambientalistas tenemos miles de firmas de ciudadanos que nos acompañan. Hoy nos sorprenden los medios de comunicación con el aviso que el Lord Mayor capitalino lanza algo novedoso -pero que ya existe-; algo novedoso que ya fue trabajado por otras personas, un invento novel elaborado y trabajado por otros. Deseamos recordarle también al intendente que él fue parte de todo lo que se queja y aqueja a los tucumanos y acompañó ese proceso durante unos largos 11 años. Sugerimos los ambientalistas que primero cumpla con la promesa de los “Basurales cero” que a la fecha es un fracaso. De todas formas celebramos que se adhiera a nuestra iniciativa de juntar firmas.

Pedro Martínez

Víctor H. Guardia

[email protected]

Comentarios