La lucha contra el maltrato animal

Hay diversos obstáculos que dificultan la erradicación de la crueldad animal.

07 Sep 2017

“Las peleas de perros están prohibidas porque incurren en crueldad animal. (Organizar) un enfrentamiento entre cualquier especie animal está penado por ley”, afirmó Vanesa Orellana, abogada que forma parte de la Comisión de Derechos de los Animales del Colegio de Abogados capitalino. La profesional explicó que hay diversas normas nacionales y provinciales que sancionan a quienes estén involucrados en el mundo de las peleas de perros.

Según el testimonio de alguien que prefirió mantener reservada su identidad por motivos de seguridad, en Tucumán funciona un circuito clandestino de combates caninos. “Deben ser como 20 las personas que yo he conocido que trabajaban en eso. En Villa Angelina, en el barrio 11 de Marzo, en el barrio Salvador... Esos son los lugares que conozco donde se hacían peleas de perros”, explicó. “Incluso la Policía está involucrada en todo eso”, añadió.

Las declaraciones de quien presenció este tipo de eventos respaldan la interpretación de Orellana, quien se quejó de las dificultades que enfrentan para erradicar esta actividad. “Sabemos que están involucradas personas que hacen grandes apuestas y que tienen mucho poder o injerencia, por ejemplo, en el orden político. Entonces el resto de la gente que conoce no se anima a denunciar o dar su nombre y hacer público todo esto”, explicó. De acuerdo con la profesional, periódicamente reciben denuncias anónimas sobre peleas de perros, pero las causas judiciales no prosperan debido a la falta de evidencia concreta o de personas que se atrevan a hacer las acusaciones públicamente. “La organización de estos eventos está muy bien resguardada. Cuidan todos los detalles para que no se conozca el lugar ni quiénes participan”, afirmó.

Las secuelas

Mientras los profesionales en Derecho de los Animales trabajan en base a las denuncias anónimas, hay fundaciones que se dedican a rescatar a los perros que sufren maltratos. Algunos de los animales víctimas de crueldad fueron utilizados para el combate, según los veterinarios que los analizaron.

Alejandra Palermo, fundadora de Cadena Mascotera (organización que vela por el bienestar de los animales) relató un episodio ocurrido en 2012, a partir de la denuncia de un vecino. “Los animales estaban solos, los ataban lastimados y a punto de morir. (Los dueños) volvían a los tres meses, el animal estaba muerto y buscaban otros. Es clásico que eso es para peleas de perros”, explicó para graficar lo que habían encontrado cuando acudieron al lugar que señalaba el denunciante.

En otra oportunidad, un perro dogo llamado Haru fue rescatado por un grupo de señoras. “Estaba destruido, todavía tiene una pata luxada y tenía un montón de fracturas y tajos. La veterinaria dijo que era claro el maltrato y que seguramente había sido usada para peleas”, relató Palermo. Celebró que Haru haya sido adoptado por una familia y aplaudió el trabajo de las personas que luchan por erradicar el maltrato y la crueldad hacia los animales.


¿qué dicen las leyes?
Hay normas nacionales y provinciales que sancionan la crueldad animal y las peleas
Según la ley nacional número 14.346, será reprimido con prisión de 15 días a un año, el que hiciere víctima de maltrato o de actos de crueldad a los animales. La norma explica que la prohibición se extiende a la “realización de actos públicos o privados de riñas de animales, corridas de toros, novilladas y parodias en que se mate, hiera u hostilice a los animales”. Además, la ley provincial número 8.129 prohibió la organización y la realización de peleas de perros en todo el territorio de Tucumán.


¿Qué dicen las leyes?
Hay normas nacionales y provinciales que sancionan la crueldad animal y las peleas

Según la ley nacional número 14.346, será reprimido con prisión de 15 días a un año, el que hiciere víctima de maltrato o de actos de crueldad a los animales. La norma explica que la prohibición se extiende a la “realización de actos públicos o privados de riñas de animales, corridas de toros, novilladas y parodias en que se mate, hiera u hostilice a los animales”. Además, la ley provincial número 8.129 prohibió la organización y la realización de peleas de perros en todo el territorio de Tucumán.

Comentarios