Preocupación por un caso de rabia felina en Tucumán: qué hacer para evitar el contagio

Debido a la sospecha en un gato en barrio Piedrabuena, el Siprosa lleva adelante una serie de trabajos preventivos.

31 Ago 2017
1

IMAGEN ILUSTRATIVA

Entre las autoridades sanitarias de la provincia hay preocupación por posible caso de rabia felina en un gato en el barrio Piedrabuena. De confirmarse, sería el primer caso en 17 años. Por tal motivo, el Siprosa empezó a llevar adelante una serie de trabajos preventivos, entre los que se destaca la vacunación -tanto a personas como a animales- 500 metros a la redonda de la zona donde habría sucedido el hecho.

Habrían detectado un supuesto caso de rabia felina en la capital

El gato del cual se sospecha, que murió luego de ser examinado por veterinarios a causa de un virus que habría afectado sus órganos, mordió a dos adultos y arañó a otro. Además, le ocasionó lesiones a 10 veterinarios, según confirmó Rogelio Cali, director de EpidemiologÌa del Siprosa.

El médico afirmó que ya se realizó la protección con vacunación a los que tuvieron contacto con el animal, pero remarcó que van a seguir trabajando para abarcar un radio mucho más amplio que el domicilio y así proteger a la población.

El caso de rabia felina aún no está confirmada, ya que se espera que lleguen unos estudios de Buenos Aires. Sin embargo, Cali remarcó que "desde el Siprosa no se espera la confirmación para iniciar las acciones. Pasa con todas enfermedades".

“Por ahora lo que podemos confirmar es que el primero de los estudios dio positivo y por eso estamos realizando acciones de control de foco. Sumado además a todos los síntomas que presentó el animal. Pero hasta que estén los otros dos estudios, no podemos confirmar que es un caso de rabia”, aseguró.

Por este presunto caso, hoy se vacunará a todos los perros y gatos que existan 500 metros a la redonda del domicilio donde se encontraba el animal sospechoso.

La rabia es una enfermedad infecciosa causada por un virus que afecta al sistema nervioso central. Su transmisión casi siempre se produce por mordedura de un animal infectado a otro susceptible. Otras formas de contagio, como vía aerógena o vía oral, son más raras que ocurran en los perros y los gatos, pero que sirven para conservar la infección en animales de vida silvestre.

¿Qué hacer para prevenir la rabia?

Vacunar obligatoriamente a perros y gatos a partir de los 3 meses de edad y revacunarlos anualmente.

Evitar el contacto con perros y gatos, aunque sean de conocidos.

Cuidar a nuestras mascotas para que no salgan solos a la calle y, cuando salgan con nosotros, que tengan correa y collar.

Esterilizar a nuestras mascotas sino tenemos planeado que tengan cría. No tener animales silvestres como mascotas.

Evitar el contacto con murciélagos, especialmente si están caídos o con signos de enfermedad.

Ante la mordedura dirigirse al Instituto Antirrábico (avenida Mate de Luna 1935) o consultar al CAPS o policlínica más cercana.

Comentarios