García Hamilton, Padilla y Collado sonrieron sólo por llegar

Rally Argetino en General Roca

07 Ago 2017
2

EXIGENTE. “Tomy” quedó con la sensación de que tiene mucho por trabajar con el VW Gol turbo. Pese a que lo conducía por primera vez, quedó entre los 10 primeros. fotos de marcelino mercado

En su edición 47, “La Vuelta a la Manzana” no contribuyó en nada para que los pilotos tucumanos cambien de opinión: sigue siendo de altísima exigencia. Tomás García Hamilton, Gerónimo Padilla y Ricardo Collado finalizaron, pero sufrieron en General Roca, Río Negro.

El ganador de la general de la sexta fecha, Marcos Ligato, disfrutó a más no poder: triunfó, le arrebató la punta a Padilla en la clase Maxi Rally y sus compañeros de equipo, Alejandro Cancio y David Nalbandian, completaron el podio logrando un 1-2-3 brillante del Tango Rally Team.

A 3’33” de Ligato quedó García Hamilton, ubicándose en un meritorio quinto puesto de la general. “Tomy” debutó piloteando un auto con turbo y se entendió con el VW Gol, pero los caminos del Alto Valle de Río Negro siguen siendo difíciles de descifrar. “Es la tercera vez que corro y todavía me resulta difícil. A diferencia de otras, es una carrera que hay que hacerla más veces de lo normal para estar a la altura de las circunstancias”, reconoció.

“Con respecto al auto, me sentí bien. Pensaba que me iba a adaptar más rápido”, contó García Hamilton. El piloto fue exigente consigo mismo, quizás demás, pero su equipo, la Compañía General de Rally, puso un lógico freno a la autodemanda. “Uno se compara con los que vienen corriendo desde hace tiempo en un auto como este. Yo no puedo pretender andar como ellos. Quedamos en que las carreras que haga hasta fin de año las tome como a esta: como un banco de pruebas”, reflexionó “Tomy”.


VISTOSO. El Peugeot 208 MR de Padilla se luce en las curvas de de cada camino.  

Padilla tuvo un muy buen cierre en la competencia luego de un vuelco y una goma destalonada en las jornadas previas. Ayer ganó los dos últimos especiales y, si bien perdió la punta, la ventaja que Ligato le sacó en la tabla es de 25 puntos, es decir, ni una carrera (51 puntos es el máximo a sumar). Con esa actuación “Gero” terminó octavo. “Estoy muy contento porque pudimos rescatar buenos puntos luego de los problemas. No era la carrera que esperábamos, pero es bueno saber que podemos encontrar un buen ritmo a pesar de tener inconvenientes”, celebró Padilla. En la séptima fecha el Rally Argentino volverá a Tucumán (8 al 10 de septiembre) y aunque “Gero” será local, no se confiará. “Será en casa pero creo que no tenemos ventaja porque el resto también corrió varias veces; además, conocen bien los caminos. Lo que sí, uno se hace fuerte ante su gente”, anticipó el yerbabuenense.

Por su parte, Collado arriba del VW Gol Junior, terminó séptimo en la clase que ganó Gabriel Abarca y 29° en la general. “Estoy muy contento por haber terminado una carrera muy dura y tradicional”, reconoció Collado. “Corcho”, salvo por algún dolor en el segundo rulo, confirmó que la muñeca operada respondió de buena manera.

Comentarios