Tucumán compite en la Copa de las Federaciones

04 Ago 2017
1

DE NIVEL. Ningún terreno es obstáculo para Toro, que forma parte del Mezher Motors, equipo que representa a nivel nacional. Gentileza Lautaro Toro

Lo que sucederá en San Luis el fin de semana será único. Por primera vez se correrá la Copa de las Federaciones de motocross, emulando a la de las Naciones que se celebra en distintas partes del mundo desde 1947. Si el éxito es el que se espera, será el nacimiento de un clásico. Hasta allí llegarán seis pilotos tucumanos (parten a la madrugada): Gonzalo Díaz Vélez (MX1), Lautaro Toro (MX2), Jonatan Kurt Valor (MX3), Mateo Cáceres (85cc A), Juan Pablo Olea (85ccB ) y Francisco Teseira (65cc). El jefe de equipo será Marcelo Cáceres.

Para el grupo tucumano los obstáculos se presentaron antes de entrar al trazado que está montado a la par del autódromo puntano “Rosendo Hernández”. Sucede que las gestiones en el ámbito oficial no tuvieron el resultado esperado -consiguieron sólo banners para identificarse como tucumanos- y el patrocinio privado tampoco es el suficiente, aunque puede ser clave en las próximas horas.

Toro, el piloto de mayor proyección y que está sexto en la categoría MX2 del Argentino, tiene un pie arriba y el otro abajo, pero no pierde el entusiasmo. “Sería una experiencia nueva. En las carreras, vamos cada uno por su lado. En esta, cambiaríamos la rutina: vamos a estar todos los tucumanos juntos, en una misma carpa”, se ilusionó Toro, cuya familia realizará el esfuerzo hasta último momento para reunir el presupuesto.

Cruzando los dedos está Cáceres para que el “soldado” del ejército tucumano no se caiga. “Aunque es la primera vez que se hace, todos quieren correr porque representarán a su provincia”, destacó. Cáceres, que fue campeón argentino en 1996 y 1997 (Open Class 4T) cuando su vida transcurría en Córdoba, le hubiese gustado competir en algo similar a la Copa de las Federaciones. Por cuestiones laborales, desembarcó en Tafí Viejo, donde nació Mateo, que a sus 14 años sentirá lo que su papá no pudo, aunque él también tendrá una agradable perspectiva como jefe de equipo. “Tendré que asistir a las reuniones previas en las se darán todos los detalles de cada jornada. El resto de las delegaciones llegan con un mejor apoyo y más organizadas, nosotros vamos con lo justo”, destacó Cáceres.

Comentarios