“No puedo llorarlo tranquilo, porque pienso en cómo murió”

El hombre que atropelló a Leonel Fermoselle pagó una fianza y quedó en libertad

15 Jul 2017

“Mi familia está destruida. Mi mamá no puede salir a la calle; ve gente joven y recuerda a su hijo. En la misa de las nueve noche yo miraba a sus amigos, y me ponía a buscarlo”, relató Darío Fermoselle. Su hermano, Leonel, iba en moto el 19 de junio cuando fue embestido por un vehículo que lo dejó en grave estado. Tras una madrugada de agonía, murió. Tenía 19 años. Tres días después, el conductor del automóvil se presentó ante la Justicia, pero ya se encuentra libre.

Según comentó el abogado querellante, Ricardo Monteros, el hombre no alcanzó a cumplir los 10 días de detención que se habían ordenado. “Le fijaron una fianza de $ 20.000. Dentro del plazo de detención, y pese a que nosotros pedimos que se le diera la prisión preventiva, la defensora pidió la excarcelación, manifestando que no había peligro de fuga o entorpecimiento de la causa. Pero él ya entorpeció la causa cuando se fue del lugar y se entregó tres días después. Ya no se puede saber si consumió alcohol o psicotrópicos”, se quejó, en diálogo con LA GACETA.

Leonel viajaba en su moto con un amigo por México y Padre Roque Correa cuando ambos fueron chocados desde atrás por un VW Gol Trend. El vehículo fue identificado a través de la patente tras la intervención de un taxista, que ya prestó declaración como testigo. “Este hombre vio a un auto que iba a mucha velocidad, con las luces apagadas y con medio paragolpes en el piso. Se puso a seguirlo y así se consiguió el dominio”, remarcó el abogado. Cuando LA GACETA visitó el lugar, unas 20 horas después del accidente, encontró partes del vehículo en esa esquina. Por esta situación, la querella le solicitó a la fiscala Mariana Rivadeneira que las pericias fueran realizadas por Gendarmería o Policía Federal, pero todas las diligencias ya había sido hechas por la Policía de la provincia.

El taxista no fue el único testigo; según el querellante, también tienen el testimonio de una mujer que se acercó a socorrer a los motociclistas y el hijo de ella, que a esa hora volvía en colectivo. “Al bajar, casi es atropellado por ese VW Trend”, afirmó el abogado.

La versión del acusado

Monteros también explicó que el conductor del vehículo admitió haber atropellado a Fermoselle. “Lo aceptó, pero dijo que estaba siendo perseguido por dos hombres que estaban en una moto y lo querían asaltar. Al ver a Leonel y a su amigo en la esquina, dice que pensó que se trataba de una emboscada. Esta versión es claramente falsa, porque nunca realizó la denuncia del supuesto hecho”, respondió.

Por lo que adelantaron, cuando termine la feria, presentarán un recurso ante la fiscalía para que se solicite al Juzgado que el acusado vuelva a prisión. Sobre el hombre, Monteros no pudo brindar demasiados detalles. “Tendrá unos 36 años y es de apellido Toranzo. Consideramos que se puede aplicar como agravante la figura que establece un aumento de la pena cuando se incapacita o mata a otra persona en un automóvil y se escapa”, informó.

El dolor de la familia

Los familiares de Leonel suelen expresar su dolor en las redes sociales, pero sus padres prefirieron que el diálogo con LA GACETA fuera con Darío, porque es quien más entero se encuentra. “Yo escribí en Facebook sobre el dolor de no poder llorarlo tranquilo, porque pensar en eso es pensar en cómo murió: tirado y abandonado por una persona que no tuvo la sensibilidad de ayudarlo”, lamentó.

Un hombre murió al ser arrollado por un colectivo            

Ayer a las 21, un colectivo de la línea 103 atropelló y mató a un peatón en la esquina de General Paz y Congreso, en Barrio Sur. La víctima fue identificada como Alvaro Armayor, de 34 años. Era abogado y vivía muy cerca de allí. El colectivo era conducido por un hombre de 34 años de Alderetes y transitaba por Congreso de sur a norte; luego intentó doblar hacia el este en esa esquina.

comentarios