En 2015, las cuentas cerraron con superávit

La ejecución presupuestaria evidenció una aceleración en el nivel de gastos que viene erosionando el resultado fiscal favorable Pese a que las cifras son positivas, la actual gestión solicitó ayuda a la Nación para cumplir algunas obligaciones financieras

05 May 2016
Los números hablan. Más aún acerca del comportamiento fiscal de una gestión en un período determinado. De allí que causó sorpresa la decisión de la gestión del gobernador Juan Manzur de solicitarle al Gobierno nacional un préstamo de $ 150 millones. No obstante, vale aclarar que no fue usado para pagar salarios, sino para abonar certificados de obras públicas pendientes del período agosto-octubre del año pasado, es decir, de la administración que estuvo a cargo de José Alperovich. Pero, ¿cómo cerraron las finanzas del ciclo alperovichista? Según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), al cierre de 2015 se registró un superávit primario de $ 923 millones que, al momento de computar el pago del endeudamiento, terminó en $ 737 millones. Ese es el superávit financiero, es decir, lo que el año pasado quedó en las arcas provinciales.

Si no fuera por la inflación y la transición institucional, por el cambio de gestión, el saldo positivo en las cuentas públicas hubiese sido mayor, como en otros períodos. El ex ministro de Economía Jorge Jiménez reconoció que hubo disciplina fiscal durante la gestión alperovichista. Su sucesor, Eduardo Garvich, indica que ahora -frente a la nueva realidad económica- hay que transitar con cautela a la hora de gastar y sostener las finanzas en la senda del equilibrio fiscal.

Según el reporte de la ASAP, al que accedió LA GACETA, el último año de la administración Alperovich el gasto creció a mayor ritmo que los ingresos, aunque no se revirtió la previsión de sostener las cuentas con saldo favorable. Y generar ahorros. Así las cosas, el total de ingresos trepó a $ 32.643 millones, mientras que las erogaciones ascendieron a $ 31.769 millones. Aquí, algunas de las conclusiones del informe de ejecución presupuestaria:

• Los recursos totales aumentaron un 31,4% respecto a igual periodo del ejercicio 2014, mientras que los gastos lo hicieron un 33,3%.

• El mayor ritmo de crecimiento de las erogaciones respecto de los ingresos determinó una desmejora de los resultados registrados con respecto al período anterior, aunque manteniendo la tendencia superavitaria.

• Los resultados primario y financiero en 2015 representaron el 2,8% y el 2,3% con relación a los ingresos totales de la Provincia; esos porcentajes fueron inferiores a los observados en 2014, cuando se ubicaban en el 4,4% y 3,6%, respectivamente.

Si bien se mantuvo la tendencia de aumentar la participación de los impuestos provinciales en la torta de ingresos, la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública advierte que esos ingresos representaron, al cierre de 2015, el 24% de los recursos totales. “Esto señala una alta dependencia respecto de los ingresos provenientes de la Nación”, considera en su reporte. Y agrega: esa dependencia se amplió en el último año, ya que los ingresos tributarios provinciales registraron un incremento menor respecto a los provenientes de impuestos nacionales; en este sentido, los impuestos indirectos provinciales, subieron un 32,6% respecto de 2014, mientras que los provenientes de impuestos nacionales crecieron un 37,1%.

Respecto del gasto, el 90,6% se destinó a erogaciones corrientes, y el 9,4% a gastos de capital. Se destacan por su importancia los gastos en remuneraciones y transferencias (tanto corrientes como de capital). Los primeros explican el 58,4% del gasto, y las transferencias (incluyen a los municipios) representan el 27,5%.

Desendeudamiento

Como viene sucediendo en los últimos años, durante 2015 continuó el proceso de desendeudamiento, en términos nominales, debido al incremento de los ingresos. El stock de deuda pública consolidada al cierre del cuarto trimestre de 2015 asciende a $ 3.725 millones. “En términos relativos, mientras que en 2014 la deuda significaba el 16,5% de los ingresos totales de la Provincia, en 2015 representó el 11,4% de los recursos del año”, puntualiza el reporte de ASAP.

Con respecto a la estructura de la deuda, no se registraron modificaciones significativas de un año al otro. En 2015, la deuda con el gobierno nacional significó el 85%, la correspondiente a títulos provinciales el 11%, y la proveniente de organismos internacionales el 4%.

Comentarios