“Vieja, tuviste un error y lo supiste reconocer”

Tras el dictamen del Inadi, Gabriel Alperovich defendió a su madre. En 2015, la ex senadora le dijo “vago de miércoles” y “pedazo de animal” a un joven de El Molino. “Muy orgulloso de vos”.

REGISTRO. Las expresiones de Rojkés fueron grabadas con un celular. REGISTRO. Las expresiones de Rojkés fueron grabadas con un celular.
19 Marzo 2016
“Vieja, tuviste un error y lo supiste reconocer de inmediato. Me siento muy orgulloso de vos porque, en vez de criticar y denunciar, estuviste donde tu vocación siempre te puso: al lado de los que más necesitan, dando soluciones”. Gabriel Alperovich, hijo de la ex senadora Beatriz Rojkés y del senador José Alperovich, defendió a su madre en su cuenta de Facebook, tras la difusión de un duro dictamen del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi).

El organismo consideró que la presidenta del Partido Justicialista (PJ) en Tucumán tuvo un trato discriminatorio hacia el Cristian Bulacio, un cosechero de El Molino (cerca de Alpachiri). En marzo de 2015, tras las inundaciones que destrozaron la zona sur, Rojkés visitó ese poblado con una comitiva oficial. Antes de que abordara la combi, Bulacio le reclamó máquinas y otras soluciones. La discusión fue creciendo de tono. El cosechero le indicó que ella estaba tranquila porque tenía “una mansión”. “¡Yo tengo 10 mansiones, no una, y estoy acá! ¡Yo puedo estar en mi mansión ahora, pedazo de animal, vago de miércoles!”, exclamó Rojkés, exaltada.

El legislador José María Canelada, presidente del bloque UCR de la Cámara, formuló una denuncia ante el Inadi. Esta semana, el organismo emitió un dictamen contra la presidenta del PJ en el que condenó sus dichos. “Los epítetos (des)calificativos espetados (’animal’, ‘vago’) conforman una deshumanización, aún involuntaria, que coloca al pobre en el rango de la animalidad, y se le adosa uno de los estereotipos más extendidos y dañinos que pesan sobre las personas de clases bajas: la vagancia, la idea de que el pobre es pobre porque quiere, o porque prefiere la holgazanería a la cultura del trabajo y el progreso económico”, redactó Analía Mizkowiek, coordinadora de Recepción y Evaluación del Inadi. E instó a la ex senadora a no repetir esa conducta.

Canelada destacó que la resolución del organismo le sirve como fuerte indicio a Bulacio, en caso de que quiera iniciar un proceso judicial. “Queda abierta la vía judicial. Ninguna persona, aunque crea que Tucumán es un feudo, puede maltratar a un tucumano, y menos por su condición de pobreza”, afirmó.

“Cosas de más”

Gabriel Alperovich utilizó su cuenta de Facebook para defender a su madre. “La impotencia de ver cómo mucha gente perdía todo te llevó a decir cosas de más, a no saber reaccionar ante una provocación tan infame”, escribió el empresario. Y como si estuviera dirigiéndose a ella agregó: “como vos bien lo dijiste, teniendo todo lo que tenés (y aunque tuvieras las 10 mansiones) ahí estabas, en medio del agua, en El Molino”. Le agradeció a la ex senadora por haberle brindado “siempre un ejemplo de compromiso social, incluso antes de los cargos políticos”. “La verdad, si no hubieses ido (a El Molino), esa discusión no habría existido. No habría sido noticia en aquel momento ni ahora, pero el daño de los vecinos de El Molino sería mayor”, añadió.

Y aludió al resultado de los últimos comicios, más allá de que Rojkés no se postuló a ningún cargo. “La gente de El Molino lo reconoció y ademas apoyó (al oficialismo) en la elección: más del 80% de los votos”, afirmó Alperovich. Y remató: “ojalá siempre te puteen por hacer y estar, aunque te equivoques; y que no caigas en la tentación de transformarte en una denunciadora... para tener mejor prensa. Muy orgulloso de vos, te quiero y estoy con vos, vieja”.

Comentarios