Con intervención del Gobierno, arrancó la negociación citrícola

El dirigente Eduardo Jaimes informó que el sector decidió dar una tregua para intentar avanzar en el diálogo Los trabajadores de Uatre rechazaron una primera oferta de las empresas locales

29 Abr 2015
1

MEDIACIÓN. Funcionarios del Gobierno provincial se reunieron con la cámara empresaria y el gremio Uatre. PRENSA Y DIFUSIÓN

Los dirigentes de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) salieron disconformes de la primera reunión de paritaria citrícola. Si bien destacaron la apertura de la mesa de diálogo con los representantes de las empresas, los sindicalistas se mostraron firmes en su reclamo tras el encuentro. Solicitaron un 40% de aumento y recibieron una oferta de un 26%, pagados en dos partes.

“Es positivo para los trabajadores haber comenzado la negociación. Como en toda reunión de paritaria, se plantearon propuestas y contra propuestas que serán evaluados de un lado y del otro”, comentó Eduardo Jaimes, secretario general de la sección de Los Ralos, al salir de la sede de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC), en la capital tucumana.

“La Asociación Tucumana del Citrus ya tiene el pedido, y a medida que pase el tiempo, seguiremos negociando. Por eso, no podemos anticipar números”, agregó el sindicalista, quien insistió en que las primeras reuniones no conforman a nadie, “pero si dan inicio a grandes negociaciones”.

La postura de Jaimes fue un anticipó de la decisión que tomarían horas después, en un plenario, los representantes de las distintas secciones de Uatre de la provincia. Los “paritarios” comentaron que las empresas propusieron un 26% de incremento salarial, aplicado en dos partes: un 18% a partir de marzo y un 8% desde julio. El planteo inicial fue rechazado por insuficiente, teniendo en cuenta que los empleados demandan un 40% de suba en los haberes.

Sin embargo, Jaimes informó que en la asamblea se decidió también establecer un período de tregua hasta mañana, cuando las partes vuelvan a reunirse y se debata sobre posibles nuevas proporciones. “Se restablecerá normalmente el trabajo, después de las 48 horas de huelga que se había informado en su momento a la cartera de Trabajo”, explicó el titular de una de las secciones del interior de la provincia.

Los empleados deben percibir $ 208 por jornal, con base en el acuerdo salarial del año pasado, pero algunas empresas llegaron a pagar $ 180 después de febrero.

Fuentes de las compañías citrícolas dejaron en claro que se trata de una primera oferta, que será analizada por los empleados, y que se consensuó otra cita para mañana. También se mostraron optimistas por alcanzar una resolución frente al reclamo salarial.

La protesta

La jornada había iniciado con nuevos cortes de rutas concretados por los trabajadores, a pesar de que un día antes había sido anunciado un principio de diálogo entre el gremio y las firmas privadas. Jesús Pellasio, delegado de la organización sindical, había comunicado la decisión de suspender la medida.

Ante la movilización de los trabajadores por segundo día consecutivo, el Gobierno intervino de manera oficial en el conflicto al convocar a los empresarios y los sindicalistas, en la Casa de Gobierno. El ministro de Desarrollo Productivo, Jorge Feijóo, y el secretario de Gobierno y Justicia, Marcelo Caponio, impulsaron la mediación.

El presidente de la ATC, Roberto Sánchez Loria, hizo hincapié que las partes comenzaron el diálogo. “Lo correcto es que esto se hable en paritarias. (En ese marco) discutirán y de ahí saldrá el número y el acuerdo, como ocurre todos los años”, había enfatizado el empresario.

Ricardo Ferreira, dirigente de Uatre, resaltó la participación del Gobierno y criticó a Pellasio, marcando así la interna que existe en la organización. “No le corresponde seguir hablando”, había cuestionado Ferreira.

Comentarios