“Es imposible que en la Argentina haya ‘presidentes delegados’”

25 Abr 2015
1

EN LA GACETA. Urribarri auguró para Cristina un futuro político que trasciende las fronteras de la Argentina. la gaceta / foto de diego aráoz

Muchos referentes kirchneristas se anotaron en la carrera para suceder a la presidenta, Cristina Fernández: el ex canciller Jorge Taiana, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, los ministros Agustín Rossi (Defensa) y Florencio Randazzo (Interior), y los gobernadores Daniel Scioli (Buenos Aires) y Sergio Urribarri (Entre Ríos). Pero a criterio de este, sólo los tres últimos llegarán a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). Y hasta se permite “recortar” un poco más: “la condición de gobernador, en el caso mío y de Daniel, ya casi diría que es una preselección”.

Esta semana Urribarri visitó Tucumán. Participó de un acto en el Partido Justicialista (PJ), se reunió con dirigentes políticos y gremiales, jugó un partido de bochas y cenó en la casa del mandatario, José Alperovich. En su agenda incluyó a LA GACETA, donde llegó con el edil de la capital Ignacio Golobisky. Fue recibido por los secretarios Federico Türpe y Juan Manuel Asís, y por el prosecretario Álvaro Aurane. Entre otros, dijo que no descarta al ministro de Economía, Axel Kicillof, como su eventual compañero de fórmula. Afirmó que la macroeconomía argentina goza de buena salud. Prometió que abrirá el debate para cambiar el sistema de coparticipación. Y le auguró a Cristina un futuro político que trasciende las fronteras.

- ¿Algún precandidato a presidente por el kirchnerismo corre con ventajas?

- No. En algún momento, a fines del año pasado, Daniel podía tener preponderancia. Pero ya no. Hoy mínimo hay una disputa entre Daniel, Randazzo y yo. Y a las PASO llegamos los tres, que no quepa la menor duda; pero la condición de gobernador, en el caso mío y de Daniel, ya casi diría que es una preselección.

- En Tucumán, Rossi dijo que por sobre los candidatos importa el proyecto. Algunos K dudan de Scioli. ¿Qué pasa si él empieza a alejarse del proyecto?

- Pasa que si Daniel se desvía del proyecto en la campaña se queda con muy poco y nada. Porque propio tiene muy poco. La fortaleza de cualquiera de nosotros es la pertenencia a este proyecto. A Daniel solo, por fuera del proyecto, le puede ganar cualquiera.

- ¿Tiene compañero de fórmula?

- No. Un periodista en Entre Ríos me preguntó por Axel, y dije que me agradaba; porque es un cuadro técnico importante y, además, joven. Incluso se lo manifesté; hace 10 días tuvimos una charla muy linda. Pero está muy compenetrado con el Ministerio de Economía y no quiere mezclar, al menos por ahora, una candidatura con su responsabilidad como funcionario. Tampoco dijo que no. Y si no es un perfil de esos será un dirigente con desarrollo en provincia de Buenos Aires. Ya el mal llamado interior lo represento yo.

- Mauricio Macri y Sergio Massa prometen liberar el cepo cambiario si son presidentes; pero admiten que será preciso devaluar y ajustar. ¿Qué hará usted?

- La expresión de Macri fue rápidamente desautorizada por (Carlos) Melconián, su economista de cabecera. La restricción de moneda de hoy es resultado de una crisis que no generamos en la Argentina; es una crisis global que inicia con la caída de Lehman Brothers en EEUU y se profundiza en la eurozona. Y hoy nadie está encontrando la fórmula para resolverla. Las economías regionales argentinas están en situación difícil, no por problemas de competitividad aquí, sino por decisiones de los Gobiernos de los destinos de nuestros productos, que cierran su economía.

- ¿De qué manera se sale?

- Esto no tiene una salida que no sea gradual. El gradualismo se impone en este tipo de escenarios. Quizá ideológicamente a Macri le importe un pito devaluar, porque a él le interesan muy poco los perjudicados por la devaluación, que son las clases más vulnerables. A nosotros sí nos interesan; y devaluar es perjudicar a los más vulnerables.

- ¿Cómo ve nuestra economía?

- Hoy, las condiciones macroeconómicas no son malas. El Riesgo País cayó bruscamente; el crecimiento promedio en dólares de las acciones es del 40%. (Miguel) Galuccio (responsable de YPF) me contaba la evolución de la firma pese a la caída del precio internacional del petróleo: las acciones desde que se estatizó YPF crecieron el 220%. En los bancos nacionales hay depositados $ 858.000 millones, un 54% más; el Boden 2015, de rendir el 22% como hace 60 días, hoy rinde un 7%, eso habla de confianza. No digo que la economía argentina está en su mejor momento, pero pese a la crisis está sólida.

- ¿Modificaría la distribución de la coparticipación?

- Provocaría un debate; pero no sólo de cómo se distribuyen hoy los recursos. También hay que trabajar en la competitividad de regiones que hoy tienen serios problemas en ser destinatarias de inversiones, para que sean rentables y puedan competir. Se debe trabajar en transporte vial, ferrovial, fluvial. Hoy las provincias no sólo pueden tener algún problema porque reciben poca coparticipación, sino porque no reciben inversiones. Se deben desarrollar los puertos, porque hay provincias que tienen que hacer 1.000 kilómetros para sacar su producción afuera.

- ¿La Argentina sigue siendo unitaria?

- No. Cambió muchísimo desde el 25 de Mayo de 2003 (asumió Néstor Kirchner). Hoy en el país hay un federalismo de los recursos y no de los discursos. Hasta esa fecha, los gobernadores iban a Casa Rosada y obtenían muy poco; nosotros obtuvimos obras, recursos importantes, fondos federales. Antes no recibíamos esto, por eso hablo del federalismo de recursos.

- Gobernadores díscolos se quejan de que no reciben el mismo trato que los alineados a la Nación...

- Para nada es cierto eso. La semana pasada, Cristina le entregó a (José Manuel) de la Sota (gobernador de Córdoba, crítico de Casa Rosada) los primeros $ 100 millones de $ 540 millones, por lo de las inundaciones. Hay mucha política (en las quejas). La cantidad de obras que se hicieron en Santa Fe con fondos federales... San Luis sigue siendo beneficiaria de un régimen impositivo que le ha permitido ser una isla desde el punto de vista tributario; Tierra del Fuego ha tenido permanente asistencia del Gobierno nacional.

- ¿Cómo ve el tema inseguridad y, en especial, el crecimiento del narcotráfico?

- La lucha contra el narcotráfico debe ocupar un lugar principal; es un fenómeno mundial. La seguridad de las personas es responsabilidad principal de las fuerzas provinciales. Desgraciadamente hay dos o tres provincias cuyas fuerzas han sido parcialmente cooptadas por actividades delictivas. No digo de ahora; esto que el Gobierno no tiene control Buenos Aires lo viene sufriendo desde hace 20 o 25 años. Hoy esos Estados no pueden controlar la fuerza. O los Gobiernos locales la reestructuran por decisión política o habrá que pensar en una fuerza específica nacional, que empiece a ocuparse de esos temas en las provincias.

- ¿Hay connivencia política y judicial?

- No conozco si hay connivencia política. Y en cuanto a lo judicial, en Entre Ríos adherimos parcialmente a la ley de narcomenudeo, porque teníamos un problema muy serio con parte de la Justicia federal: costaba un Perú conseguir la orden de allanamiento ante una acción decidida del Gobierno y de la Policía provincial. Entonces, adherimos y nos hicimos cargo con una Justicia provincial comprometida.

- ¿Convenció a Alperovich de que lo apoye a usted?

- Hablé seriamente con él, y me dijo que, de haber PASO, llevará las boletas de todos los presidenciables kirchneristas; es decir, los candidatos a diputados y senadores por Tucumán estarán en mi boleta.

- Sea quien sea electo, ¿se emulará con Cristina la consigna “Cámpora al Gobierno, Perón al poder”?

- Cristina seguirá liderando este proyecto nacional. Se lo ganó con creces. No sé si todos garantizamos el cuidado de los logros y de políticas que ella llevó adelante; pero su liderazgo está muy consolidado. Fue la única que logró mantener, después de embates de todo tipo, una adhesión inmodificable. Pero es imposible que en la Argentina haya presidentes delegados de alguien que no tenga el poder formal. Si soy presidente voy a respetar, a consultar y a escuchar a Cristina.

- ¿Y cuál será el destino político de ella?

- No la veo candidata a un cargo legislativo. La veo con un protagonismo nacional e internacional, como nunca antes tuvo un ex presidente en la Argentina. La acompañé a una treintena de viajes, y puedo decir que no hubo presidente en la Argentina que se haya ganado el respeto que se ganó ella en el mundo. Me parece que la vamos a encontrar con ese protagonismo.

Comentarios