Vinculan a Báez con una cuenta en Suiza

Clarens, su financista, habría lavado dinero a través de Uruguay Detectaron movimientos de fondos después de que se cerró la financiera SGI (La Rosadita). Giros de clientes dudosos. Evasión.

EN SANTA CRUZ. Báez se volvió millonario haciendo obras públicas. opi santa cruz EN SANTA CRUZ. Báez se volvió millonario haciendo obras públicas. opi santa cruz
27 Octubre 2014
BUENOS AIRES.- Abogados y financistas conocedores de los vericuetos de los paraísos fiscales siempre sugirieron que hay que seguir la ruta del dinero para tratar de encontrar algún vínculo entre el empresario kirchnerista de la construcción, Lázaro Báez, y los negocios con la familia Kirchner en el poder.

En la edición de ayer, el matutino Clarín reveló que el financista histórico de Báez, Ernesto Clarens, controla una cuenta en el banco Pictet & Cie de Ginebra, Suiza, que se usó luego de la venta compulsiva de la financiera SGI “La Rosadita” para recibir giros de “clientes no determinados”. Clarens (abogado), con su financiera Invernest, tuvo contratos con la provincia de Santa Cruz cuando la gobernaba Néstor Kirchner y luego fue la columna vertebral de las finanzas de las empresas Gotti y Austral Construcciones para el cambio de los cheques oficiales por los certificados de obra, entre otros negocios.

La cuenta en el Pictet & Cie está abierta a nombre de Kerry Consultants SA, una empresa que figura en el directorio de la compañía Manfes, de Miami, que integran la hija y el cuñado del financista, tal como reveló Clarín en mayo de 2013.

La primicia se conoció la misma semana en que el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, confirmó que se está investigando a Austral Construcciones por recibir facturas truchas de empresas de Bahía Blanca vinculadas con Juan Ignacio Suris -amigo del ex valijero Leonardo Fariña y novio de la modelo Mónica Farro- detenido y procesado por ser miembro de una supuesta asociación ilícita que vendía facturas apócrifas e investigado por supuestos vínculos con el lavado de dinero. (Fariña) El ex esposo de la modelo Karina Jelinek está procesado y con prisión preventiva por evasión impositiva, a raíz de la compra de un campo en Mendoza “para Báez” por U$S 5 millones.

Luego de este nuevo capítulo del escándalo, Echegaray admitió que Báez tiene “vínculos comerciales” con la presidenta, Cristina Fernández, aunque dijo que desde el punto de vista impositivo “no son socios”.

Además, el abogado estadounidense de 123 empresas fantasma creadas en Las Vegas, Nevada, apeló la orden de un juez de esa ciudad de informar sobre sus movimientos financieros y compras inmobiliarias a los fondos buitre liderados por NML, que están rastreando fondos del estado argentino o sus funcionarios en ese país.

Paralelamente, el juez federal Sebastián Casanello, que procesó a Fariña y al ex dueño de SGI, Federico Elaskar por lavado de dinero e investiga a Báez, preguntó a la Cancillería qué había pasado con el exhorto que envió en julio a la justicia suiza, para cooperar con una causa abierta en ese país por el bloqueo de U$S 22 millones a Báez y su entorno.

De banco en banco

Las fuentes precisaron que ya están detectados cuatro giros de U$S 200.000, cada uno, que no fueron directos sino que pasaron por dos bancos antes de terminar en Suiza, método que es el mismo que se usa cuando se busca lavar dinero o esconder al verdadero dueño de la plata negra. Salieron desde tres fuentes ubicadas en Uruguay, entre marzo y diciembre de 2012, un año después de que echaran a Elaskar de SGI por la supuesta “pérdida” de dinero.

En dos casos, la orden para que salga la plata la dio el operador de bolsa uruguayo Víctor Paullier al Standart Chartered Bank (Londres) y de allí fue al City Bank (Nueva York) para depositarse en la cuenta “124274 Kerry Consultants SA”. Otra orden salió del Banque Heritage Uruguay SA a la sociedad de bolsa Hordenana y de allí al JP Morgan Chanse Bank (Nueva York) para terminar en una cuenta de Manfes, que estaría en el Pictet & Cie. El tercer origen fue el Banco Santander de Montevideo, pasó al JP Morgan de Nueva York y terminó en la cuenta de Manfes. (www.clarin.com)

Comentarios