Avanza el proceso para destruir las armas químicas

Viaja a Siria un segundo grupo de expertos

09 Oct 2013
AMSTERDAM.- El organismo mundial de control de armas químicas anticipó que enviará más inspectores a Siria para ayudar a destruir las reservas de municiones tóxicas que poseen las Fuerzas Armadas del presidente Bashar Al-Assad. El Gobierno de Al Assad, inmerso en una guerra civil en la que más de 100.000 personas murieron, acordó destruir las armas después de un ataque con gas sarín en las afueras de Damasco que dejó cientos de muertos en agosto.

El jefe de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) con sede en La Haya, Ahmed Uzumcu, sostuvo que Siria había tenido "un comienzo constructivo de lo que, no obstante, será un proceso largo y difícil".

La OPAQ envió su primer equipo de inspectores para verificar una declaración de armas químicas que el régimen de Siria presentó a la organización el mes pasado.

La lista es confidencial, pero agencias de inteligencia occidentales han dicho que posee 1.000 toneladas métricas de sarín, agente nervioso VX y gas mostaza.

Siria tiene plazo hasta noviembre para destruir las instalaciones de producción y equipamiento de armas. Comenzó el proceso durante la última semana, dijo la OPAQ. Al Assad, se comprometió a acatar el plan de desarme ruso-estadounidense respaldado por una resolución del Consejo de Seguridad y que contempla medidas punitivas contra el régimen sirio si Damasco no cumple con el calendario. La resolución fue aprobada después de que Estados Unidos amenazara con una represalia militar contra el régimen tras un ataque con armas químicas cometido el 21 de agosto en la zona de Ghouta en las afueras de Damasco y el que según estimaciones de la oposición murieron entre 500 y 1.400 personas.

El organismo no indicó cuántos inspectores adicionales enviará para supervisar la destrucción del arsenal químico, una tarea que se supone culminará en junio de 2014. En una carta que fue presentada en la noche del lunes a los miembros del Consejo de Seguridad, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó que el equipo llevará adelante una intervención "que nunca antes fue realizada de este modo". Las circunstancias son "peligrosas e imprevisibles", añadió. Siria está en guerra civil desde hace dos años y medio. En tanto, el Gobierno de China se ofreci´también a participar de la destrucción del arsenal químico y de las labores de verificación. (Reuters-DPA)

Comentarios